Esta receta natural ayudará a crecer tu cabello en solo 30 días

Su historia le ha dado la vuelta al mundo y ha conmovido a millones, quienes se han maravillado por la fuerza que puede tener el amor 20 años después. 

En 1977, cuando Amanda tenía 3 meses de edad, sufrió un espantoso accidente doméstico. La pequeña Amanda cayó del sofá directamente sobre un humificador de vapor caliente, el cual quemó gran parte de su cabeza y extremidades. Las heridas que sufrió fueron bastante graves. 

Amanda fue atendida en un centro médico de Albany, Nueva York. Sin embargo, la dedicación y devoción que recibió de una de las enfermeras del hospital, la marcaron positivamente para el resto de su vida, pues esa desconocida durante sus días de agonía la lleno de ternura y compasión.

Las fotos que ves en blanco y negro fueron tomadas en el mismo hospital, se puede ver la conexión entre la bebé y la enfermera. Al ser dada de alta, Amanda nunca más volvió a saber de ella.
Durante toda su vida Scarpínati se vio obligada a someterse a varias cirugías reconstructivas. Estas no le permitieron tener una infancia feliz, ya que, a causa de ellas era motivo de bullying en la escuela. 

Amanda creció como una niña atormentada, desfigurada e intimidada por las quemaduras que cubrían su cuerpo, explica la mujer en sus declaraciones. 

“Me miro en esas fotografías hablando con ella cómodamente, a pesar de que no sabía quién era. Miro a esta mujer que parece tan sincera, cuidando de mí”, nos cuenta Amanda y agrega: "La paz que transmite esas fotografías me acompañó siempre y me dio fuerzas para sobrellevar los duros momentos"... 

Durante 20 años Amanda trato de encontrar aquella enfermera, pero nunca tuvo éxito. Jamás pudo conseguir información al respecto. 

Luego en un intento por Localizar a la enfermera, y gracias a las nuevas tecnologías, Scarpinati publicó las fotografías en su muro de Facebook. También les pidió a todos sus amigos que las compartieran para poder dar con esa persona tan importante en su vida, y adjuntó este mensaje:

"Me encantaría saber su nombre, poder hablar con ella y conocerla, si tengo la oportunidad. Por favor, comparte esta publicación a todos tus conocidos, no se sabe a quién podría llegar". 

En tan sólo 24 horas después de colgar su mensaje en su muro de Facebook, las fotografías se hicieron viral. Miles y miles de personas compartieron su mensaje, y, finalmente, recibió la tan anhelada respuesta que había esperado durante más de 20 años de búsqueda.

Resulta que Ángela Leary, otra enfermedad que también trabajó en el mismo hospital en 1977, la reconoció y confirmó quién era. 

Se trata de Susan Berger y con mucho entusiasmo se lo informo de inmediato Amanda Scarpinati. 

Susan tenía tan sólo 21 años de edad cuando se le tomó esa fotografía. Acababa de terminar sus estudios. Ahora la vicepresidenta ejecutiva del Cazenovia College, también había guardado con mucho amor esas fotos. Berger cuenta que se las mostraba a sus amigos y familiares, y les hablaba de la pequeña niña que se había quemado y había atendido 20 años atrás. 

"Ella era una bebé muy tranquila. Era una bebé muy confiada, fue increíble", explica Berger recordando a la pequeña Amanda Scarpinati.

A mí me encantan las historias con final feliz, ¿y a ti?

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Come esto si se te cae el cabello, tienes uñas frágiles y no duermes bien
9 consejos para reconciliarte con tu pareja después de una pelea ¡funcionan!
Tu Cabello Crecerá Descontroladamente Si Aplicas Este Remedio, 100% Libre De Caspa

 

 

 

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus