¿Cómo eliminar el exceso de piel después de bajar de peso?

2018-05-21

Si bien no todas las mujeres presentan el síndrome premenstrual (los calambres, la hinchazón y la irritabilidad general que pueden afectar durante el período), aproximadamente el 85% de las mujeres informan tener al menos un síntoma cada mes.  

Y a pesar de que no existe una "cura" real para el síndrome premenstrual, existen muchos tratamientos y cambios en el estilo de vida disponibles para ayudarlo a reducir la incomodidad. Sigue leyendo para descubrir cómo.  

Mejora tu dieta.  

Una dieta rica en sal puede causar hinchazón, la cafeína puede agravar la irritabilidad o la ansiedad, el alcohol puede empeorar la depresión y un exceso de azúcar puede desestabilizar el azúcar en la sangre y el estado de ánimo.    

Intenta comer más frutas, verduras y granos integrales la semana previa a su período.   

Y no es solo lo que comes, sino cómo comes. Trata de comer a intervalos regulares para evitar caídas y picos en el azúcar en la sangre, dice Joanne Piscitelli, MD, profesora clínica asociada de obstetricia y ginecología en la Universidad de Duke en Durham, N.C.   

"Vale la pena cambiar los hábitos de la dieta antes de pasar a las terapias médicas, porque es menos probable que tenga efectos secundarios", dice.  

Hacer más ejercicio.   

El ejercicio puede combatir los síntomas físicos y emocionales del síndrome premenstrual, dice la Dra. Piscitelli. "Aunque las mujeres dicen que no tienen energía, es probablemente cuando se hace más importante hacer ejercicio", dice. Elije una rutina de ejercicios que aumente tu ritmo cardíaco y que disfrutes.   

Se recomiendan dos horas y media de actividad moderadamente intensa, una hora y 15 minutos de actividad aeróbica vigorosa, o una combinación de los dos cada semana, más dos sesiones de fortalecimiento muscular.  

Considera los remedios herbales.   

Los remedios a base de hierbas no han sido estudiados tal vez a cabalidad (y no están regulados en comparación con los medicamentos recetados), pero hay algunos que pueden ser efectivos para aliviar los síntomas del síndrome premenstrual, como calambres y cambios de humor.   

Puedes considerar el uso de té negro, aceite de onagra, jengibre, hojas de frambuesa, diente de león o cremas de progesterona natural. Tu ginecólogo puede estar al día sobre la mejor investigación con respecto a estos suplementos; vea si él o ella tiene algún consejo sobre cuáles puedes tomar y cuándo.  

Evita el estrés.   

Antes que nada, es importante que descanses adecuadamente y duermas lo suficiente. Intenta dormir tanto como creas necesitar para que la falta de sueño no aumente los síntomas. Luego haz un esfuerzo consciente para reducir tu nivel de estrés.   

Toma analgésicos.   

Para las mujeres que tienen dolor relacionado con el síndrome premenstrual, como calambres, sensibilidad en los senos, dolores de espalda o dolores de cabeza, los analgésicos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden proporcionar cierto alivio. Estos incluyen ibuprofeno (Advil y drogas similares) y naproxeno (Aleve). O puedes probar remedios de venta libre específicamente dirigidos al síndrome premenstrual como el ácido mefenámico. Existen algunos que incluso combinan algún tipo de analgésico con cafeína.   

Aplica calor.    

También el aplicar compresas calientes ha demostrado ser efectivo para relajar los músculos abdominales debido a los calambres y fuertes dolores que provoca la contracción uterina. 

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Nunca hay garantías en una relación de pareja, pero te daremos 7 claves para un matrimonio exitoso.

¿Sabes cuál es el mejor ejercicio para prevenir infartos?

7 remedios caseros naturales para la piel seca.

Mitos y verdades sobre el acné y las espinillas

Hábitos diarios que ayudan a reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Alimentos y suplementos que no pueden faltar en la dieta vegana

 Se medida con la sal y el azúcar.  

El azúcar refinada y la sal de mesa se encuentran entre las principales causas de los problemas de salud actuales, y no importa lo que sufras, un exceso de estos definitivamente agravará tus síntomas. El truco es limitar tu consumo de azúcar y sal a medida que te aproximas a tu período menstrual.  

Se cree que un exceso de azúcar refinada durante el síndrome premenstrual aumenta la sensación de letargo y agotamiento, y te hace sentir hambre todo el tiempo.  

Aumenta la ingesta de líquidos.  

Mantener el equilibrio electrolítico del cuerpo es una parte esencial de la buena salud y el bienestar. Asegúrate de beber 8 vasos de agua todos los días, especialmente durante los veranos, cuando tu cuerpo pierde mucha agua a través del sudor y la orina.  

Alternativamente, también puedes agregar más alimentos ricos en agua a su dieta. La sandía, los pepinos y la calabaza son buenas fuentes de agua. Los jugos de frutas, el agua de coco y la limonada también son buenos.   

Evite el café, el té y la cola.   

La cafeína es un estimulante y puede provocar insomnio y patrones de sueño más deficientes, especialmente si la tomas más tarde durante el día. Opta por los tés de hierbas y frutas si te apetece algo caliente o agua gaseosa con un poco de zumo de frutas si quieres algo con gas.