10 cosas que no sabías que no debes hacer durante tu período

2016-05-12


El supermercado  le ofreció gratis otro paquete de kievs

de 2,50 £

como una disculpa por el incidente ocurrido el 5 de octubre

 

Una madre en Inglaterra quedó en shock al encontrar una navaja en la comida de su bebé de un año de edad.

 

Cansada y tras un día muy duro,  Sophie Perks se dirigió al supermercado Sainsbury para la comprar la cena de la familia. La comida rápida parecía ser la mejor solución para ahorrarse el trabajo de la cena.

 

Mientras Sophie le servía la cena de su pequeña, escuchó un ruido como de metal; así que decidió inspeccionar un poco la comida para luego dársela a la niña, y para su sorpresa, encontró los fragmentos de una navaja sierra dentro de la carne.


“Si yo no hubiera oído el ruido metálico, ¡la habría servido! No quiero ni pensar en lo que podría haber sucedido", dijo Sophie Perks, aún indignada por el hecho.

 

Molesta, la madre  se dirigió nuevamente al local de Sainsburry con el fragmento de navaja de una pulgada de largo. En la tienda no pudieron darle una explicación de cómo llegó el fragmento de navaja a la comida. Sin embargo, el administrador tomó sus datos y le dijo que luego se pondrían en contacto con ella.

 

Sophie está solicitando una investigación. Considera que es necesario conocer los detalles de cómo llegó esta pieza tan peligrosa a la comida para asegurarse de que nadie más sufra el mismo destino.

 

La señora Perks explica: "Yo estaba apurada esa noche, ya que era el cumpleaños de mi hermana Molly en Tamworth, así que no había tenido tiempo para hacer compras. Por lo que, me metí en la tienda y cogí un paquete de dos de kievs, los frescos sin congelar para que mi hija cenara.

 

 

Mientras tanto en Sainsbury dijeron que habían puesto en marcha una investigación, y les regaló a la familia dos paquetes más completamente gratis.

 

 

 

"Retorné a la tienda y el subdirector pidió disculpas, me dieron dos más, me registré en la tienda y dijo que el gerente se pondría en contacto conmigo", dijo Sophie.

 


"Cuando él hizo y dijo todo lo que pudo, sólo me podían ofrecer sus más sinceras disculpas y que iban a investigar el asunto", agregó.

 

 

“Quería saber cómo había llegado hasta allí, pero no pudieron decirme”.

 

 

La madre está aún muy disgustada y dice que nunca volverá a comprar en  Sainsbury’s .Quizás si le hubiesen podido ofrecer una explicación o le hubiesen dejado claro que no volvería a suceder, ella quizá volvería como cliente,  pero por ahora, no.

 

 

"Los incidentes como este son muy raros, ya que tenemos los más altos estándares y llevamos a cabo controles de calidad en todas las etapas de la producción", dijo una representante del gigante en supermercados, Sainsbury’s.

 

TE PUEDE INTERESAR: