2016-05-12


Hoy la fortaleza que viene de Dios es tuya, y siempre ha sido tuya. Recuerda que las mentiras del mundo, de los que te acusan, te culpan, te malinterpretan: no determinan tu futuro ni muestran la voluntad de Dios. Él ya ha mostrado su misericordia, su piedad, su amor. Un hombre ciego clamó a Jesús diciendo: "Señor, si quieres puedes sanarme", y Jesús le contestó: "¡Quiero!".

 

Él te ama, él te anhela, él QUIERE bendecirte.

 

NO, no has ofendido a Dios tanto que él no quiera saber nada de ti. Por el solo hecho de haber mandado a su hijo a pagar por tus culpas, Dios ha mostrado que él quiere tener -también- contigo una relación de padre e hijo (o hija).

 

Nuestros padres terrenales a veces fallaron, o como padres hemos también fallado. A veces no alcanzamos a comprender lo que es el compromiso y la fidelidad de un padre hacia sus hijos. Es por eso, que no entendemos o mal interpretamos el amor de nuestro Padre celestial.

 

Él te protege porque te ama; él te disciplina porque quiere lo mejor para ti; él te pide que esperes un poco más, por tu propio bien. Tú no conoces tu futuro: Él si lo conoce bien.

 

Él te garantiza que aun viene lo mejor para ti: ¡Lo mejor, para ti!


Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti


Te puede interesar:

 

- Dios te dice                             - Jesús te dice descansa

- Hijito estoy aquí                      - Nada me faltará

- Mi Dios en ti confío                 - Palabras de consuelo

- Quiero saciar tu vida              - Siempre serás mío

 


Además, ¡tienes la oportunidad de ganarte 25 canciones completamente gratis!, que de seguro levantarán tu ánimo. ¡Gánate 25 canciones gratis! Sólo tienes que contestar algunas preguntas de la Biblia. La pregunta  <6: nadie la ha podido contestar aún, ¿podrás tú? CLIC AQUÍ 

 

Entrevista a Lizzie Velasquez

 

Slide Image

<="" body="">

/html>

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus