En China: El Puente De Cristal Más Alto Del Mundo. ¡No Apto Para Cardíacos!

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Guaymas: Mujer se suicida porque pareja aceptó amistad en Facebook

Descubre cuáles son los mejores remedios caseros para destapar las arterias

Mira por qué te pican los oídos

 

La escurridiza "pareja perfecta". 

  Esa persona especial que se deslizará directamente en tu vida sin fricción o desafío, la que nunca deja de hacer que tu corazón palpite y se estremezca, la persona que hace que sientas que respires amor… esa persona que no parece existir. Pero, consideremos por un momento que nuestra comprensión de la "pareja perfecta" es defectuosa. 

Supongamos por un segundo que una buena pareja no necesariamente significa que la persona es perfecta. ¿Estaríamos tentados a aguantar si nuestros criterios y expectativas fueran diferentes? Yo creo que lo haríamos.   

Hace unas semanas, me senté frente a una pareja que estuvo casada durante un año. Se miraron fijamente a los ojos mientras me contaban su historia de amor, y me di cuenta de lo increíblemente simple que era todo. Habían salido durante mucho tiempo antes de separarse, inseguros de las imperfecciones del otro y temerosos de comprometerse con alguien que no era la pareja “adecuada”, pero finalmente volvieron a estar juntos.   

Pero no volvieron a estar juntos porque llegaron a una resolución sobre los defectos del otro o porque las estrellas finalmente estaban alineadas. Volvieron a estar juntos y finalmente decidieron casarse porque no conocían a nadie más con quien preferirían luchar, pasar el resto de sus vidas juntos. Puede sonar menos romántico que el cuento de hadas típico, pero estaban tan comprometidos con amarse que no parecía importarles. 

 
El matrimonio no es un medio de gratificación personal; es una avenida hacia el crecimiento y la bondad (lo que no siempre nos hace sentir cálidos y confortables). Hay más de un camino hacia este fin que podemos elegir tomar.   

Esta expectativa de amor duradero es clave para perseverar a través de las partes a veces secas y dolorosamente formativas de las relaciones de parejas, los tiempos que requieren crecimiento, confianza y vulnerabilidad, y finalmente encontrar el amor duradero.   

Significa invertir nuestro tiempo en alguien con la esperanza de descubrir un compañero y ayudante en lugar de la pieza que falta en nuestra vida perfecta. Si encontramos a alguien que nos puede ayudar a crecer, que también quiere ser mejor, que se rehúsa a renunciar a nosotros cuando no estamos en nuestro mejor momento, entonces no nos conformemos con menos. Esa persona es nuestra pareja perfecta. Encontrar a alguien a quien podamos comprometernos de esta manera requerirá esfuerzo y, lo que es más importante, paciencia.

 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus