¿Cómo mejorar la vida sexual en el matrimonio?

Dos padres deben pagar una fianza de $ 9 millones cada uno, después de un horrible descubrimiento en una residencia en Perris durante el fin de semana. 13 hermanos desnutridos eran mantenidos cautivos en medio de condiciones infrahumanas, incluso algunos niños estaban encadenados a las camas, dijo el lunes el Departamento del Sheriff del Condado de Riverside.

La investigación inició después de que una niña de 17 años de edad, "escapara" de su casa el domingo por la mañana, ubicada en la cuadra 100 de Muir Woods Road. La adolescente llamó al 911 para informar que sus 12 hermanos y hermanas eran prisioneros de sus padres. De acuerdo con un comunicado de prensa del alguacil, lLa llamada provenía de un teléfono celular que había logrado encontrar en la casa antes de huir.

En la llamada telefónica inquietante ella alegó que algunos de sus hermanos estaban atados con cadenas y candados.
En un inicio los agentes que respondieron al llamado creían que la chica “ligeramente demacrada” sólo tenía 10 años, hasta que ella proporcionó su edad. Tenía 17 años.

Después de entrevistar a los adolescentes, los investigadores fueron a la residencia y contactaron a sus padres, identificados como David Allen Turpin, de 56 años de edad y Anna Louise Turpin, 49 años de edad, según el comunicado.

¿Sabías que los infartos muestran síntomas un mes antes de ocurrir?

Los investigadores descubrieron "varios niños encadenados a sus camas con cadenas y candados en entornos oscuros y malolientes", según el comunicado. Los padres no pudieron dar una explicación "lógica" de por qué tenían a sus hijos en esas condiciones, dijeron los investigadores.

Las autoridades pensaban que se trataba de 12 niños, pero fueron "sorprendidos" al descubrir que siete de ellos eran adultos. En total, las víctimas están entre las edades de 2 y 29.
Parecían estar desnutridos y sucios, dijeron las autoridades. El departamento no dijo por cuánto tiempo habían estado bajo esas condiciones. 

Las víctimas fueron llevados a la estación del Sheriff de Perris del Condado de Riverside del Departamento para las entrevistas; se les proporcionó comida y bebida después de que los investigadores informaron que estaban "muertos de hambre".



Los seis niños y siete adultos fueron trasladados a diferentes hospitales para recibir tratamiento. No se estableció cual era su condición inmediata, pero los niños y los adultos estaban muy desnutridos.

Una página de Facebook de un "David Turpin-Louise" muestra fotos de la pareja que coinciden con el par que se ve en las fotos de reserva. Las imágenes puestas a la cuenta en 2016 muestran a la pareja en lo que parece ser una ceremonia de boda, acompañado por 13 niños.

Las 10 niñas están vestidas idénticas en vestidos de color rosa a cuadros, medias blancas. Una de las chicas sostiene un bebé. Tres hijos varones usan trajes y corbatas de color magenta.
Todas las niñas tienen el pelo largo y castaño, y los chicos tienen cortes de pelo tazón, como el padre.

Tide Pod Challenge: Comer cápsulas de detergente es el nuevo reto viral

Ambos padres fueron detenidos y entrevistados por los Servicios de Protección de Niños y Adultos. Los Turpins enfrentaron nueve cargos de delito grave cada uno, por tortura y 10 cargos de delito grave cada uno por poner los niños en peligro.

Los registros en California indican que un David Turpin es el director de la escuela Sandcastle Day School, una escuela privada que se encuentra en el bloque 100 de Muir Woods Road en Perris. La dirección de la escuela coincide con la lista de los Turpins en los registros públicos.

La escuela - que se abrió en marzo de 2011 - cuenta con un total de seis estudiantes, uno por cada uno de los grados quinto, sexto, octavo, noveno, 10º y 12º, según la última información del Departamento de Educación del Estado.

La pareja se declaró en quiebra el mismo año que abrió Sandcastle Day School, después de acumular entre $ 100.000 y $ 500.000 en deuda.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus