La linaza tanto en polvo como tomar el agua de las semillas de linaza puede ser una excelente opción para tratar la diverticulitis con remedios caseros.

Una cucharada de linaza en polvo dos veces al día (puedes moler las semillas secas en la licuadora) puede ayudarte. Ahora, no se recomienda si padeces trastornos en la sangre, estás embarazada o padeces de obstrucción intestinal.

 

Té de menta

El té de menta alivia la hinchazón abdominal, las náuseas y el dolor. Puedes tomar 2 o 3 tazas de té verde al día.

Tomillo, orégano y cúrcuma

Condimentos como el orégano, cúrcuma y el tomillo pueden ser de gran ayuda. Además, sazonan rico tus comidas.

 

¿Conoces otro buen remedio para esta enfermedad? ¡COMPARTELO!

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus