Dios puede usar tu sufrimiento para tu crecimiento

2016-10-05

Cinco Minutos por Tu Hijo - Segunda parte

Por cinco minutos estuve ahí, sintiendo el calor de su cuerpo y en mi rostro la maravilla de su aliento; mientras ella, en murmullos -supongo yo- hablaba directamente con el Dios del cielo; cinco bellos minutos, cinco minutos tiernos... Read next feature >