Niño de 8 años se suicida porque le quitaron su celular

2018-03-11

¿Sabes que es la lipoproteína de baja densidad? Seguro que nunca has escuchado ese término. Ahora bien, si has escuchado acerca del colesterol malo LDL. Pues te digo que es la misma cosa.

El colesterol malo LDL aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. ¿Sabes qué puedes hacer para bajarlo?

Para reducir el colesterol no siempre hay que recurrir a medicamentos. La naturaleza nos ofrece un sinnúmero de opciones.

Vamos a presentarte algunas de las opciones más populares para que elijas la que más te llame la atención.

El colesterol es una sustancia primordial para el desenvolvimiento del organismo. No obstante, el exceso del colesterol es perjudicial para la salud y por lo general se suele controlar con medicamentos.

Hay muchas opciones para reducir el colesterol malo de forma natural. La mayoría se relacionan con la medicina herbal tradicional. Esta se puede adaptar a la persona, de acuerdo a sus necesidades.

Aunque no existe peligro en tomar medicamentos y remedios caseros de manera simultánea, siempre es aconsejable consultar con el médico para prevenir cualquier complicación futura.
Algunos remedios naturales para reducir el colesterol:

1. Avena
La avena es un cereal realmente rico en fibra dietética soluble. Ofrece proteínas, vitamina E, B y ácido linoleico, entre otros nutrientes.
De acuerdo a la FDA, la avena resulta una ayuda excelente para reducir el colesterol LDL en la sangre gracias a su contenido de fibra soluble, que imposibilita la absorción de grasas y colesterol.

Este batido resuelve la caída del cabello

En muchas investigaciones se afirma que estos efectos son atribuidos a un tipo de fibra soluble a la cual se le conoce como ß-glucanos.
Aparte de las sustancias específicas, la FDA también recomienda consumir de 10 a 25 gramos de avena por día. La puedes incluir en el desayuno,  cruda o cocida.
Notarás que no solo te va a servir para reducir el colesterol malo, sino que también es muy buena para normalizar los niveles de azúcar en la sangre. Y por si fuera poco, facilita la digestión.

 

 

3. Almendras

Las almendras son parte del grupo de frutos secos. Las almendras poseen propiedades para reducir el colesterol malo. También ayudan a cuidar y fortalecer el sistema cardiovascular.
En algunas investigaciones se ha encontrado que consumir almendras impacta de manera positiva a las lipoproteínas y a los lípidos. Esto es posible gracias a su rico contenido de fitoesteroles, ácidos grasos insaturados, fibra, poco contenido en ácidos grasos saturados, entre otros.

Las cualidades de los frutos secos regulan las enzimas que tienen que ver con la síntesis de colesterol y la elaboración de ácidos biliares.
En resumen, consumir diariamente almendras, en vez de consumir un refrigerio alto en carbohidratos, evita el riesgo de sufrir problemas cardíacos.

4. Té de cilantro
Las semillas de cilantro, además de ser usadas en la cocina tradicional de muchos países, también tienen efectos medicinales, antifúngicos, antimicrobianos, antihipertensivos, etcétera.
Sin embargo, estos pequeños elementos tienen propiedades hipolipidémicas  importantes. En algunos estudios se ha encontrado que las semillas de cilantro aumentan la atenuación del colesterol. Si quieres preparar este remedio vas a necesitar lo siguiente:

Ingredientes: 2 cucharaditas de polvo de semillas de cilantro, 1 taza de agua.

Preparación
Vierte el agua con las semillas de cilantro en un recipiente.
Pon el recipiente en la estufa hasta que hierva.
Cuando la infusión se haya enfriado un poco, la puedes filtrar.
Puedes tomar la infusión 1  ó 2 veces al día.

2. Ajo
La utilización del ajo como medicina natural, viene desde las antiguas civilizaciones. Recientemente se ha encontrado que algunas sustancias pueden ser la causa de la actividad antiaterosclerótica del ajo. Entre estas actividades se encuentran: el ajoeno, el azufre, la S-alilcisteína, la alicina, entre otras.
Dicho de otra manera, estas sustancias tienen la capacidad para evitar el depósito de sustancias grasas en las paredes de las arterias. Tanto es así, que se descubrió que los niveles de colesterol más bajos eran de individuos cuya ingestión de ajo era superior.

 

Por el otro lado, los niveles de colesterol aumentaban cuando la ingesta de ajo era menor. Aunque hay efectos secundarios como el fuerte olor o algunas molestias digestivas; la utilización de ajo para reducir el colesterol ha sido bien efectiva.

Baja de peso con este maravilloso jugo verde

5. Arándanos
Esas bayas pequeñas son muy conocidas por sus increíbles propiedades antioxidantes. Este efecto evita la oxidación del colesterol malo.
El jugo de arándanos posee el potencial para reducir el colesterol total y, más el LDL. También, aumenta el colesterol bueno.

Por otro lado, en algunas pruebas en las que se administró jugo de arándanos, a hombres y a mujeres, se llegó a la conclusión de que todos los efectos fueron positivos a la hora de evitar riesgos cardiovasculares.

Si puedes, te recomendamos tomar 3 vasos al día de jugo de arándanos para aumentar los niveles de colesterol bueno. Otra cosa, no olvides hacer ejercicios y llevar un estilo de vida saludable.