10 efectivos consejos de cómo conquistar a un hombre

2016-05-12

Al igual que muchos jóvenes adolescentes, Magali González Sierra le gusta el baile, la música, el brillo, el color de rosa y el maquillaje.

Pero a diferencia de sus amigos, esta adolescente está atrapada en el cuerpo de una anciana de 90 años de edad, y ya ha superado su expectativa de vida de 13 años.

Magali, de Colombia, es una de los pocos jóvenes de todo el mundo que sufren del síndrome de progeria Hutchinson-Gilford, una enfermedad genética mortal caracterizada por una apariencia de envejecimiento acelerado en los niños. Esto significa que sus padres viven con el temor de que un día ella no se despierte.


Sin embargo, a pesar de que no puede caminar y requiere medicación intensa, este mes Magali desafió las expectativas de los médicos al llegar a sus 15 años.

Vestida como una princesa, la cumpleañera tuvo una gran fiesta con todos sus amigos para celebrar ese gran logro.


Pocas chicas están tan agradecidas por su quinceañera como Magali.

Su madre Sofía, de 35 años, dijo: "Magali quería llegar a los 15. Me dijo que quería una fiesta; que a pesar de que no baila, ella nos queria ver bailar. Ella quiere globos y celebraciones y que la gente venga."



Si bien existen diferentes formas de progeria, el tipo clásico es de Hutchinson-Gilford, que que lleva el nombre de los médicos ingleses Dr. Jonathan Hutchinson y el Dr. Hastings Gilford que describieron la enfermedad por primera vez en 1886 y 1897 respectivamente.

La HGPS es causada por una mutación en el gen llamado LMNA.


El gen LMNA produce la Lamina A, que es el andamiaje estructural que sostiene el núcleo de una célula.

Los investigadores ahora creen que la defectuosa Lamina A hace que el núcleo sea inestable.

Esa inestabilidad celular parece conducir al proceso de envejecimiento prematuro en la progeria.


A pesar de que nacen con aspecto saludable, los niños con progeria comienzan a mostrar muchas características de envejecimiento acelerado a alrededor de 18-24 meses de edad.

Los signos de progeria incluyen el retraso del crecimiento, pérdida de grasa corporal y el cabello, la piel tiene un aspecto envejecido, rigidez de las articulaciones, dislocación de la cadera, la aterosclerosis generalizada, enfermedad cardiovascular (corazón) y derrame cerebral.

Los niños tienen una apariencia muy similar, a pesar de ser de diferente origen étnico.

Los niños con progeria mueren de enfermedades del corazón a una edad promedio de 13 o 14 años.


Descubre Por Qué No Puedes Dormir Cerca De Tu Teléfono...

Mira Porque Esta Mujer Borra Las Caras De Estas Barbies…

Lo que hace este niño por su padre paralizado... te hará llorar

Le Dijeron Que Debía Dejar Morir A Uno De Sus Trillizos, y Mira Lo Que Hizo...