Mi hija creció bella. Luché con ella y mi marido. A los 4 años tuve a mi segundo hijo ¡gracias a Dios! Nació  sano y fuerte. Me encontraba en el mejor momento de mi vida: era feliz con mis hijos y mi marido, hasta que un día… me traicionó. 

5pt; font-family: Georgia; background-position: initial initial; background-repeat: initial initial;">Mi marido, el hombre que yo tanto amaba me  traicionó, me humilló y se iba a casar con su amante. En ese momento, mi vida volvió a derrumbarse. Me marché a trabajar al extranjero. En eso, él se arrepintió de haber echo lo que me hizo, pero ya era muy tarde: mi dolor me volvió fría. Quiero que sepan que en mi vida para mí sólo existen mis hijos. 

Amigos, hice que se me humillara ante todos y lo perdoné. Sin embargo, para castigarlo, desde ese día decidí jugar y burlarme de los hombres. Sigo con él, pero le soy infiel. Me he convertido en una chica ambiciosa al dinero, y no siento amor: sólo pienso en mis hijos… Yo sé que no estoy haciendo bien, pero no puedo cambiar.

 

Gracias por leer mi historia. Espero con ansias sus consejos.

 

Les saluda,

 

 

Rosalía

La que nunca podrá amar


MÁS CONFESIONES DE PECADOS:

 

-Necesito restaurar mi vida                 
-Sin querer queriendo... tengo dos maridos 
-Este pecado no me deja vivir                            
-Soy una hija del diablo    
-Dos mujeres y un camino...a Chihuahua         
-Infiel en la noche de bodas 
-Seré lesbiana (+18)      
-Necesito desahogarme
-Yo maté a mi madre
-Abusé de mi prima pequeña
-Mi secreto escondido

 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus