Descubra por qué el mal hábito de beber café ralentiza la pérdida de peso

Haz que se deshaga de esos kilos de más, pues mientras más sobre peso tenga, menor será su nivel de testosterona.

Haz que reduzca sus niveles de estrógenos, para ello, haz que consuma verduras crucíferas como coliflor, brocoli y repollo.

Consumir vitamina C.  Tu marido debe consumir unos 1000 miligramos de vitamina C cada día. La vitamina C reduce los niveles de estrés, por lo que también reduce el cortisol en nuestro cuerpo. Es mucho mejor si añades jalea real.

Evita los xenoestrógenos

Los xenoestrógenos son estrógenos artificiales. Estos se encuentran en los pesticidas, hormonas artificiales de crecimiento, ambientadores y contenedores de plástico. Los xenoestrógenos aumentan los niveles de estrógeno, que es una hormona femenina. Evita la ternera, el cerdo, el pollo e incluso la leche. Utiliza recipientes de vidrio para guardar tus alimentos, no uses plástico. Tampoco uses perfumes, colonias o desodorantes ambientales que contengan parabenos, ya que estos son xenoestrógenos.

Reduce su estrés, pues cuando tu marido está estresado su cuerpo genera una hormona llamada cortisol, y esta detiene la producción de testosterona y le hace ganar barriga.

Ponlo a hacer ejercicios, los ejercicios pueden aumentar sus niveles de testosterona, sobre todo, las sentadillas.

Cuida la temperatura de sus testículos. ¿Sabías que la temperatura normal de los testículos es de 34 a 35 grados? Unos 2 grados menos que la temperatura regular de nuestro cuerpo. Por lo que dile que es importante no sobrecalentar los testículos.

Evita el alcohol, ya sabes que es perjudicial para la salud, pero en este caso el alcohol hará imposible que el hígado de tu marido descomponga los estrógenos. Así que, dile que, si bebe más de dos bebidas alcohólicas durante el día, aumentarán sus niveles de estrógeno y disminuirá su testosterona.

Consumir D-aspartato, un aminoácido que se produce en la glándula pituitaria y en los testículos. Este aminoácido aumenta la producción de testosterona.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus