Ciego y sin poder caminar, la historia de un milagro

Todo en exceso hace daño y la ingesta de ciertos alimentos en grandes cantidades no es la excepción. Hoy te traemos algunos de estos. 

 Canela.

 El desafío de la canela es un desafío en donde se debe comer una cucharada colmada de canela, pero casi nadie puede hacerlo.

 Al ponerse la canela en contacto con la mucosa oral la irrita produciendo tos y quemaduras en la boca y la garganta. Podrías incluso asfixiarte al inhalar la canela hacia los pulmones. 

 Nuez moscada. 

Hacer lo mismo con la nuez moscada te matará debido a las toxinas naturales presentes en esta en pequeñas cantidades. Comer solo 0.2 onzas de nuez moscada puede dejarte con convulsiones, y comer 0.3 onzas provocará alucinaciones. 

Comer una onza entera te dejará en un estado de "psicosis de nuez moscada" y con la sensación de una muerte asegurada. 

Sal. 

Demasiada sal mezclada con cualquier cosa provocará vómitos instantáneos. 

Almendras.

Cada almendra amarga no procesada contiene 4-9 mg de cianuro de hidrógeno. Si no se calienta adecuadamente al cocinar, entonces el peligro aún está presente. La gravedad de su riesgo es suficiente como para que en Estados Unidos se limite la venta de su variedad cruda. 

Las almendras sin tostar (amargas) mezcladas en cualquier preparación que no conlleve calor pueden matarte. La mayoría de las almendras son de la variedad dulce a menos que se etiqueten de otra manera y todas las almendras cultivadas como alimento son de la variedad segura, aunque existen almendras amargas importadas. 

Tomates.

 A pesar de la extrema popularidad de los tomates en muchos países, es cierto que son venenosos. Aunque la fruta en sí no contiene veneno, tanto el tallo como las hojas contienen una sustancia química conocida como glicoalcaloide. 

Se dice que los niveles más altos se encuentran en los tomates silvestres, pero los cultivados en el país todavía contienen glicoalcaloides. Se sabe que este químico causa malestar estomacal y nerviosismo; es tan poderoso que en incluso se usa como una forma de controlar las plagas. 

Las cerezas.

Las cerezas son definitivamente una de las frutas más versátiles. Puedes comerlas crudas, cocinarlas, hornearlas y hacerlas tartas o dulces. Las cerezas pueden incluso usarse en ciertos tipos de licor. 

A pesar de su bondad roja general, las cerezas son tóxicas.

Si alguna vez comiste una cereza y sin pensar masticaste la pepita o la dejaste en tu boca, lo más probable es que hayas introducido cianuro de hidrógeno en tu cuerpo. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus