Cuando estás buscando a Dios en tu necesidad de fortaleza, recuerda que Dios es el primer sanador y puede guiarte por caminos interminables. Si tu vida y corazón están centrados en Dios, en su palabra y en su Espíritu, puedes descansar en plena confianza de que el dirigirá tu camino. El principal medio de guianza de Dios es la Biblia. “Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Juan 3:5.    

Si estás listo para confiar en la habilidad de Dios para guiar tu vida, has esta oración: Padre eterno, mientras me levanto hoy, te ruego que Tu poder me dirija, que Tu fuerza me sostenga, y Tu sabiduría me guíe. Que Tus ojos estén sobre , Tu mano me proteja y Tu escudo me defienda. Amén.   

Fortaléceme.   

Dios ha obrado a través de la historia derrotando a Satanás, el infierno y la muerte. El hizo esto a través del evangelio de Jesucristo. Si estás buscando a Dios, debes saber que Él tiene la habilidad de fortalecer tu mente, cuerpo y espíritu si le permites trabajar en tu vida.   

Si estás listo para que Dios entre y transforme tu vida desde adentro hacia afuera, has esta oración: Dios del cielo, te pido que fortalezcas mi mente, cuerpo y espíritu hoy. Que en mi sequía pueda ser refrescado por ti. Cuando decaído, que pueda ser renovado. Cuando quebrantado, que pueda ser restaurado. Cuando falte mi fe que puedas llenarme de ella. Oro para que pueda caminar en complete confianza hoy, sabiendo que el Todopoderoso está conmigo. Amén.   

Rendirme a Ti.   

Si deseas que Dios te dirija de forma que no has conocido antes, El demanda que le permitas ser quien mande en tu vida. Solo podemos hacer esto cuando nos rendimos a Él.   

Si estás listo para dejarle el total control a Dios, has esta oración: Amado Padre, rindo cada área de mi mente, deseos y emociones a ti. Elijo tu bondad y fidelidad que no fallan; que la Buena semilla pueda ser plantada en mi vida y haga raíces. Mantenme cerca de ti y dirige mis pasos por el buen camino que has preparado para . En el nombre de Jesús, amén.   

Gracias por tu protección y dirección.   

Cuando estás en necesidad de Fortaleza, una de las mejores cosas que puedes hacer es venir a Dios en busca de su dirección y protección. El guiará tus pasos por delicados pastos.   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus