Su ego es enorme. No son capaces de sentir empatía, son exhibicionistas, les encanta disfrutar y tienen una imagen de sí mismo inflada e irreal; se creen mejor que los demás.

Si por el contrario al caso anterior, si estando con él alguien te pregunta algo y él te impide hablar y contesta él todas las preguntas. ¡Aléjate! Es un hombre peligroso. No es para ti. 

  1. No deja de hablar de su expareja

Que el hombre con el que está saliendo hable de su expareja… no es buena señal. Si llevan varias semanas saliendo y en cada cita se refiere en algo a su expareja… que odiaba esto, que le gustaba lo otro, que este fue el lugar donde la conoció… ¡Peligro!

Si aún no ha podido olvidar su relación anterior, mejor deben darse un tiempo para sanar. Según estudios las parejas que de inmediato se unen a otra persona para olvidar la relación anterior tienen tan solo un 20% de posibilidades de tener una relación exitosa. Realmente, muy pocas probabilidades.

  1. Quiere que cambies 

Estoy de acuerdo en que hemos venido a este mundo a trascender, a ser mejores personas. Pero el problema radica cuando la otra persona quiere moldearte a su gusto. Me refiero a cosas como dejar de visitar a tus amigos, que cambies de empleo, que dejes de actuar o pensar de cierta forma solo porque le conviene a él… eso no está bien. Es una clara señal de que estás frente a un manipulador que solo busca su propia satisfacción. 

  1. Relaciones pasadas inestables y poco duraderas 

Relaciones pasadas inestables. Tienden a dejar las relaciones estables para iniciar nuevas relaciones. No confíes en sus palabras, pues como regla general suelen ser infieles sin piedad y lo peor de todo es que no admiten su culpa. Averigua cuántas parejas ha tenido y escucha qué tipo de expresiones usa al referirse a sus exs,, normalmente descalifica.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus