Ciego y sin poder caminar, la historia de un milagro

Quizás has dicho “no tendré más bebés, ya está bueno”. Pero de vez en cuando sientes una nostalgia,  un deseo inexplicable de tener otro bebé.

Muchas parejas planifican la cantidad de hijos que tendrán. Muchos deciden tener dos o tres, pero a la madre… aunque esté de acuerdo en solo tener dos puede experimentar un deseo o una ilusión de un futuro embarazo.

Así es, puedes jurar y jurar que ya no tendrás más hijos, pero de pronto ves a una amiga embarazada o que acaba de ser madre y a ti te agarra la nostalgia; por lo que compartiremos contigo 10 señales de que te mueres por tener otro bebé, aunque digas que no.

1. Siempre estás navegando para encontrar ideas para decorar habitaciones de bebés.
No solo te encuentras buscando en Google las últimas novedades en decoración, sino que también te encuentras curioseando entre los foros de madres. También te la pasas viendo fotos de bebé sonrientes.

2. Celebras el cumple de tu hijo menor y te agarra la nostalgia.
Imagina, está creciendo, ya no es tu bebé. Ahora deseas volver el tiempo atrás, hacia aquel momento en el que se dormía en tus brazos y solo se la pasaba durmiendo. Entonces, seguido algo te dice, ¿por qué no tienes otro?

3. Te quieres convencer de que tus embarazos no fueron malos.
Quizás te pasaste los primeros meses arrojando todo lo que comías y casi no dormias en el último mes o el bebé después de nacido no te dejaba pegar un ojo. Pero tu mente se enfoca en recordar solo los momentos tiernos como las pataditas, y así olvidas los momentos en los que querías que todo terminara.

Más:  ¿ASPIRAS TALCO? A este hombre Le dan 37 millones por aspirar talco

Más: Los dentistas advierten que se te pueden caer los dientes si usas 'DIY Braces'

Más: Recién nacido operado a corazón ABIERTO nos da a TODOS una lección de FORTALEZA

4. No quieres regalar la ropita de tu último bebé.
Aún después de seis años tú sigues guardando la ropita de tu último bebé bien dobladita por ahí. Siempre pones excusas de por qué no la has donado, pero lo cierto es que las estás guardando “por si acaso”.  

5. Investigas en las redes cómo se siente tener 3 o 4 hijos.
Sientes la necesidad de saber cómo otras madres se las arreglan para tener 3 y 4 hijos. 

6. Ya te fastidian los anticonceptivos.
Ahora, inconscientemente, no quieres tomarte los anticonceptivos porque anhelas otro bebé. Así que, pondrás mil y una excusa para no tomarlos.

7. Te encanta cargar bebés.
Esta es otra seña de que te estás muriendo por tener otro hijo. Lo cargas, percibes su aroma y te derrites en el acto. Es evidente, quieres otro bebé.

8. Piensas en tus nietos.
Tus hijos no han alcanzado una altura de 1.20 mts y ya piensas en el día que te hagan abuela.

9. Disfrutas más que nunca ser madre.
Ya te habían dicho lo lindo que es ser madre, pero no tenías idea de que lo fuera tanto. Por lo que deseas más bebés para cuidarlos y consentirlos. Al final descubres que tus hijos son la razón de tu existencia. Abandonas carrera, trabajo o estudios de maestrías. Todo para estar con lo que más amamos en la vida.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus