Diagnóstico y Pronóstico del Linfoma de Hodgkins

El diagnóstico y pronóstico del la enfermedad de Hodgkins incluye lo siguiente:

Revisión del Historial Médico

El doctor le interrogará sobre sus síntomas e historial médico. Le preguntará sobre infecciones pasadas y si tiene un órgano trasplantado. Las personas que tienen una función inmunológica reducida corren mayor riesgo de desarrollar el linfoma de Hodgkins. Los medicamentos que se usan después de un transplante de órganos para reducir las posibilidades de rechazo reducen la función inmunológica. La enfermedad de Hodgkins parece ocurrir en personas que están infectadas del virus de inmunodeficiencia humano (VIH) o que se han infectado con el virus de Epstein-Barr que causa infecciones de mononucleosis.

Su médico también le preguntará acerca de síntomas no específicos que pueden tener. Por ejemplo, sentirse cansado, cambios en su apetito o sudoraciones nocturnas.

Examen Físico

El médico le practicará una exploración, incluyendo una revisión de su temperatura. Palpará con cuidado, lo que significa sentir mientras aplican una leve presión a las áreas donde los nódulos linfáticos se encuentran. La mayoría de los nódulos linfáticos agrandados y adoloridos son causados por una infección, no por linfomas. Si se sospecha de una infección, se le administrarán antibióticos y se le pedirá un nuevo examen. Si el dolor persiste, su médico le ordenará una biopsia de nódulos linfáticos.

Pruebas de Diagnóstico

La prueba principal que se realiza para detectar el linfoma de Hodgkins es una biopsia de nódulos. Esto involucra una extirpación de todo o de una parte de sus nódulos linfáticos. Entonces, un patólogo examinará la muestra bajo el microscopio. La biopsia puede mostrar si hay o no cáncer y qué tipo de células están presentes.

Citología

Citología es el estudio de las células. La citología de las células de cáncer es significativamente distinto al de las células normales y los médicos usan las características celulares de las biopsias para determinar el diagnóstico y hacer un pronóstico adecuado del cáncer.

Un tipo específico de células, llamado célula de Reed-Sternberg se asocia con el linfoma de Hodgkins. Otros varios tipos de células se presentan también. El patólogo buscará las células de Reed-Sternber dentro de la muestra. En un raro tipo de enfermedad llamada enfermedad de linfocitos predominantes de Hodgkins, presenta menos células de Reed-Sternberg que las que se encuentran en el enfermedad de Hodgkins.

Etapas

La etapa describe la extensión o gravedad del cáncer. El conocer la etapa de la enfermedad ayuda al médico a planear el tratamiento de una persona (por ejemplo, cirugía vs. quimioterapia) y a estimar el pronóstico. La manera en que el sistema de etapas se clasifica dependiendo de la extensión del tumor, la propagación a los ganglios linfáticos, y la propagación a otras partes del cuerpo (metástasis). La mayoría de los cánceres se pueden describir como (0, I) con pronóstico favorable y (IV, V) con un pronóstico desfavorable.

Su médico considerará los siguientes factores para determinar el etapa de la enfermedad de Hodgkins:

  • El número y la localización de los nódulos linfáticos afectados
  • Ya sea que los nódulos linfáticos afectados estén en uno o en ambos lados del diagrama (una delgada capa muscular que separa el pecho del abdomen)
  • Si la enfermedad se ha diseminado a otros tejido linfáticos como el bazo
  • Si la enfermedad se ha diseminado a la médula espinal, el hígado o a otras partes fuera del sistema linfático
  • Si tiene los síntomas sistémicos, tales como sudoraciones nocturnas, fiebre, fatiga o falta de apetito

Pruebas para Determinar las Etapas

Los exámenes adicionales para determinar la etapa de la enfermedad pueden incluir:

  • Exámenes de sangre - tales como un conteo sanguíneo completo, tasa de sedimentación y química sanguínea, y pruebas para la función hepática y renal.
  • Estudios de imagen para ver los nódulos linfáticos alargados, tales como:
    • Rayos X torácicos - una series de placas normales de rayos X de su pecho.
    • Tomografía computarizada de su pecho, abdomen y pelvis - un tipo de rayos X que utiliza una computadora para producir imágenes transversales del interior de su cuerpo.
    • Ultrasonido del abdomen - el uso de ondas de sonido y los patrones característicos para revisar en conjunto varias estructuras del cuerpo para identificar tumores y otros padecimientos.
    • Rastreo de Gallium - un compuesto radioactivo llamado Gallium-67 se inyecta dentro de una de sus venas. Un día o dos después, estará en una tabla de revisión mientras una máquina especial rastrea hacia arriba y hacia abajo de su cuerpo tomando imágenes. El gallium-67 hace que los tumores se vean más fácil.
    • Tomografía de emisión de protones (PET por sus siglas en inglés) - una prueba que mide la actividad metabólica de los tejidos. Generalmente las células cancerosas generan más actividad que la no cancerosas. Una enfermera o un técnico le administrará una substancia radioactiva. Esto se puede hacer a través de una inyección, o en algunos caos, se le pedirá que inhale un gas con la substancia. El compuesto viaja a través de la sangre hasta el área de su cuerpo bajo estudio. Se requieren entre 30 y 90 minutos para que la substancia sea absorbida por el tejido que se va a estudiar. Usted yace recostado en una mesa que meten dentro de una máquina que parece una dona de figura cuadrada. Esta máquina detecta y registra los niveles de energía que emite la substancia que fue inyectada anteriormente. La imagen se ve en una computadora cercana.
  • Biopsias adicionales de nódulos linfáticos, para verificar si las células cancerosas están presentes en los nódulos linfáticos adyacentes.
  • Biopsias del hígado, médula espinal y otros tejidos, para revisar si las células cancerosas están presentes. Una biopsia de la médula espinal puede ordenarse si usted está anémico, tiene un bajo conteo de glóbulos rojos, fiebre o sudoración nocturna.
  • (Poco frecuente) Laparoscopía, se hace una incisión a través de la pared del abdomen. Se toman muestras de tejido y se examinan bajo el microscopia para detectar si hay células cancerosas.

Etapas de la Enfermedad de Hodgkins

Etapa I - el cáncer se encuentra sólo en el área de un nódulo linfático, en el área inmediata alrededor del nódulo o en un sólo órgano.

Etapa II - el cáncer involucra más de un área de nódulos linfáticos en un lado del diafragma.

Etapa III - el cáncer involucra regiones de nódulos linfáticos, arriba y abajo del diafragma.

Etapa IV - el cáncer involucra uno o más órganos fuera del sistema linfático o un simple órgano y el sitio de un nódulo linfático lejano.

Los estados tienen un nivel "A" y otro "B. En el Estado B, una persona con el linfoma de Hodgkins experimenta los síntomas generales de la enfermedad" - fiebre, sudoraciones nocturnas, o significativa pérdida de peso corporal. Si estos síntomas específicos no se presentan la clasificación es "A".

Una "X" después de un numero de etapa se refieren a la enfermedad de los bultos. Esto significa que el cáncer es de 1/3 de ancho del mediastino, un área en el pecho, o que los nódulos linfáticos son más grandes de 10 cm de alto.

Una E se agrega después del número del estado si la enfermedad se ha diseminado a otros órganos adyacentes.

Caída/Refractaria - este es un término que se utiliza para un cáncer persistente o que a regresado después de un tratamiento.

Pronóstico Medico

El pronóstico es una predicción de la futura trayectoria y/o del resultado de una enfermedad o condición. El pronóstico con mayor frecuencia es expresado como el porcentaje de pacientes que se espera que sobrevivan por más de cinco o diez años. El pronóstico de cáncer es un proceso notoriamente inexacto. Esto se debe a que las predicciones tienen como base la experiencia en grandes grupos de pacientes que sufren de cáncer a diferentes etapas. Usar esta información para predecir el futuro de un paciente individual siempre es imperfecto y con frecuencia defectuoso, pero es el único método disponible. El pronóstico provisto en esta monografía y en cualquier otro lado siempre debe ser interpretado con esta limitación en mente. Dichos pronósticos pueden o no reflejar su situación, que es única.

Una etapa más baja generalmente significa un mejor diagnóstico. La tasa de supervivencia de cada 5 años es la que sigue

  • Etapa Iy II - 90 a 95%
  • Etapa III - 85 a 90%
  • Etapa IV - cerca del 80%

Fuentes:

National Cancer Institute, National Institutes of Health

The Leukemia & Lymphoma Society

American Cancer Society

Goldman L. Cecil Textbook of Medicine , 21st ed. St. Louis, MO: W.B. Saunders Company; 2000: 969-976.

Rakel R. Conn's Current Therapy 2002 , 54th ed. St. Louis, MO: W.B. Saunders Company; 2002: 403-408.



Último revisado Febrero del 2003 por Francine Foss, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook