Diagnóstico y Pronóstico del Cáncer de Mama

El proceso de diagnóstico incluye lo siguiente:

Revisión de Su Historial Clínico

Su médico revisará su historial clínico y le interrogará sobre ciertos factores que pueden afectar su riesgo para el cáncer de mama. Estos incluyen un historial clínico familiar de cáncer de seno o de otros tipos de cáncer; incluyendo la edad de su primer periodo y la de su primer embarazo (si esto aplica); y los hábitos de su vida diaria, como el ejercicio, antecedentes de peso y consumo de alcohol.

Examen Físico

Su doctor le realizará un examen físico, incluyendo un examen de seno. Sus senos serán examinados por síntomas característicos del cáncer, los cuales incluyen los siguientes:

  • Abultamientos o engrosamiento en el interior del seno, o en el área debajo del brazo
  • Secreción proveniente de los pezones o inversión de estos
  • Enrojecimiento o cambios en la piel o contorno del seno, areola (el área circular pigmentada que rodea el pezón), o el pezón
  • Cuñas o fosas en el seno (la piel se asemeja a la piel de una naranja)

Revisión

Si se recomienda la revisión del cáncer de seno, o si se sospecha de la presencia de este cáncer, podrían realizarse los siguientes exámenes:

Mamograma

Un mamograma es una radiografía especial del seno que con frecuencia detecta los tumores que son demasiado pequeños como para que sean percibidos por su doctor. Los mamogramas usualmente son realizados en una clínica o centro especial de radiología; el examen en sí sólo toma alrededor de 15 minutos en completarse. La habilidad de la mamografía para detectar el cáncer depende de factores tales como el tamaño del tumor, la edad de la mujer, la densidad pectoral y la calidad del centro de imágenes. Los senos que son densos pueden ser más difíciles de estudiar a través de un mamograma.

Aunque un mamograma es la herramienta de revisión efectiva de mayor costo que actualmente es usada para evaluar el pecho, ésta pasaría por alto del 10% al 15% de los tipos de cáncer de seno. Otros rayos X, incluyendo los MRI, están siendo estudios para ver si son más precisos que los mamogramas en detectar el cáncer.

Durante un mamograma, se le pedirá que se quite toda la ropa de la cintura para arriba y que se siente muy derecha frente la máquina de mamografía. Se le proveerá de un chaleco de plomo para cubrirse y proteger sus órganos reproductivos. Un técnico colocará y presionará cada uno de los senos entre dos planchas sobre la máquina de rayos X de manera que se pueda tomar una imagen más precisa. Un radiólogo examinará las radiografías en caso de cualquier anormalidad potencial.

Los resultados de su mamograma deberían ser reportados a usted y a su médico. Si por alguna razón usted no es contactado, llame a su médico para requerir los resultados. Si los resultados de la prueba son sospechosos o no concluyentes, se le podría pedir que se someta a otros procedimientos de revisión, como un ultrasonido.

Ultrasonografía

Ultrasonido es el uso de ondas sonoras de alta frecuencia empleadas para evaluar los abultamientos que han sido identificados a través de un autoexamen, un examen clínico de seno o con una mamografía. Los abultamientos pueden ser identificados como tumores, los cuales son sólidos o quísticos, los cuales están llenos de fluidos. Las masa sólidas y los quistes que no son completamente suaves pueden requerir de una evaluación posterior. El ultrasonido es muy útil como cualquier otra herramienta para guiar la biopsia. Este es un examen indoloro.

Para un ultrasonido, usted se recostará y un técnico aplicará un gel conductor de sonido sobre la piel de su pecho. La máquina de ultrasonido tiene un instrumento que se sostiene con la mano llamado transductor, el cual tiene la apariencia de un micrófono. El transductor se pasa por encima de su piel donde el gel se ha aplicado. El transductor envía ondas de alta frecuencia hacia el interior del cuerpo, las cuales rebotan desde dichos órganos internos hacia el transductor. Los ecos son convertidos en imágenes (cada imagen llamada sonograma) que se proyecta en la pantalla. El doctor examina las imágenes de la pantalla y puede imprimir una fotografía para una evaluación posterior.

Imagen de Resonancia Magnética (MRI)

Un MRI es un examen que usa ondas magnéticas para producir imágenes del seno y de anormalidades identificadas. Usando un imán grande, ondas de radio y una computadora, un MRI produce imágenes de dos y tres dimensiones. El uso de la MRI para diagnosticar el cáncer de seno es muy controversial y está bajo estudio en muchos centros médicos. En algunos casos el MRI puede ser útil para determinar si una masa tiene características benignas. Consulte a su médico si un MRI puede ser útil para usted.

Actualmente, la MRI no es considerada como un sustituto para la mamografía.

Para un MRI, usted se recostará muy quieto boca abajo sobre una mesa inclinada. La mesa está inclinada entre el cilindro estrecho y cerrado (a menos que sea un MRI "abierto"). El técnico de MRI saldrá de la habitación y cada secuencia de MRI se realizará. Por medio de un intercomunicador, el técnico le dará todas las indicaciones necesarias, tales como contener la respiración momentáneamente. Usted será capaz de hablar con el técnico a través del intercomunicador.

Si un material de contraste (normalmente Gadolinium) fuera necesario, una pequeña IV se inserta en su mano o brazo antes de que usted se deslice en la máquina MRI. Primero, se suministra una solución salina dentro de su vena para prevenir los coágulos. Luego, por lo general a los dos tercios del proceso del examen, el agente de contraste se administra.

Cuando el examen MRI se ha completado, usted será sacado de la máquina, se quita la aguja IV y se le pide que se vista y espere en la sala de espera hasta que las placas del MRI puedan ser revisadas para asegurarle que no necesitará de imágenes adicionales.

Revisión Posterior

Dependiendo de los resultados del primer grupo de exámenes, su doctor puede decidir continuar con el monitoreo subsecuente de los cambios de sus senos o hacer un examen posterior. En algunos casos, su doctor puede tomar un muestra de tejido (biopsia) para examinarla en el laboratorio. Esta muestra puede ser tomada por medio de algunos de los siguientes métodos:

  • Aspiración de aguja fina - una aguja delgada es usada para extraer fluido y/o células de un abultamiento del seno. Si el fluido es claro, puede no ser necesaria su revisión en el laboratorio.
  • Biopsia con aguja grande - el tejido es extirpado con una aguja grande de un área que parece sospechosa en un mamograma o ultrasonido, pero que no puede sentirse.
  • Biopsia quirúrgica - toda o una parte del abultamiento del pecho es extraído para un examen de labortatorio:
    • Biopsia incisional - una pequeña porción de un abultamiento grande es extraída
    • Biopsia excisional - el abultamiento completo (por lo general uno pequeño) es extirpado
  • Lavado ductal - el líquido es inyectado dentro del ducto mamario y se recolecta para un análisis. El uso del ductal lavage para ayudar a diagnosticar el cáncer de seno todavía está bajo estudio.

Después que usted reciba los resultados de sus exámenes, su doctor le dirá si la biopsia de su tejido es benigna (no cancerosa) o maligna (cancerosa). Los tumores benignos del seno, como los fibroadenomas o papilomas, no se diseminan fuera del seno y usualmente no requieren de un tratamiento posterior una vez que han sido diagnosticados.

Si los resultados de sus exámenes indican que el tumor es maligno, se realizarán más exámenes con un espécimen de biopsia para determinar la etapa, la cual es una descripción de cuánto ha progresado el cáncer. El tipo más común de cáncer es el carcinoma ductal, el cual comienza en las células de los ductos. El cáncer comienza en el o los lóbulos es llamado cáncer lobular y con más frecuencia se encuentra en ambos senos que en cualquier otro tipo de cáncer de seno.

Etapas

Si se encuentra cáncer, su pronóstico y tratamiento depende de la ubicación, tamaño y etapa del cáncer y su salud en general.

Las etapas son el proceso por el cual un médico determina el pronóstico de un cáncer que ya ha sido diangosticado. El establecimiento de las etapas es esencial para tomar decisiones en torno al tratamiento (por ejemplo, cirugía contra quimioterpia). Varias características del cáncer son utilizadas para llegar a una clasificación por etapas, siendo el más común el tamaño del tumor original, la extensión de la invasión local y la diseminación a los sitios distantes (metástasis). La clasificiación de etapas bajas (0 - 1) implica un pronóstico favorable, mientras que las clasificaciones de etapas altas (4 - 5) implica un pronóstico desfavorable.

Las siguientes etapas se usan para clasificar el cáncer de seno:

Etapa 0 - in situ (dentro del sitio de origen) - el cáncer permanece en el seno y no se ha esparcido. Los dos tipos de cáncer in situ incluyen:

  • Carcinoma ductal in situ (DCIS) - un cáncer muy temprano que puede desarrollarse en uno de tipo invasivo. El cáncer invasivo es aquel que se disemina del ducto a los tejidos de alrededor.
  • Carcinoma lobular in situ (LCIS) - éste no es cáncer, pero sí es un indicador que identifica a una mujer como alguien que tiene un riesgo incrementado de desarrollar cáncer de seno invasivo. Los tipos invasivos de cáncer son aquellos que se diseminan de un ducto a tejidos alrededor. Es común que ambos senos se vean afectados.

Etapa I - el cancer se ha diseminado más allá del lóbulo o ducto e invade el tejido circundante. En esta etapa, el tumor no es mayor de 2 centímetros (cm) de tamaño y no se ha diseminado más allá del seno.

Etapa II - esta etapa tiene dos niveles:

  • Etapa IIA - esta etapa puede ocurrir en tres casos diferentes:
    • El tumor en el seno es mayor a los 2 cm pero no más de 5 cm y ningún nódulo linfático está involucrado
    • El tumor es menor a los 2 cm de tamaño y el cáncer se ha diseminado a los nódulos linfáticos debajo del brazo
    • El tumor es menor a los 2 cm de tamaño y el cáncer se ha diseminado a los nódulos linfáticos bajo la caja torácica (nódulos mamarios internos)
  • Etapa IIB - esta etapa puede ocurrir en dos diferentes casos:
    • El tumor tiene entre 2 cm y 5 cm de tamaño, con diseminación en los nódulos linfáticos bajo el brazo y con ciertos casos de nódulos mamarios internos.
    • El tumor es mayor a los 5 cm pero no se ha diseminado a los nódulos linfáticos

Etapa III - esta etapa tiene tres niveles:

  • Etapa IIIA - esta etapa puede ocurrir en cuatro diferentes casos:
    • El tumor es más pequeño que 5 cm ( 2 pulgadas) y se ha diseminado a 4 - 9 nódulos linfáticos bajo el brazo
    • El tumor es menor a 5 cm (2 pulgadas) y se ha diseminado a nódulos linfáticos detectables bajo el hueso del pecho
    • El tumor primario es más grande que los 5 cm (2 pulgadas) y se ha diseminado a los nódulos linfáticos bajo el brazo
    • El tumor primario es mayor a los 5 cm (2 pulgadas) y se ha diseminado a los nódulos linfáticos bajo el hueso del seno
  • Etapa IIIB - el cáncer directamente involucra la pared y piel torácicas. El cáncer puede o no haberse diseminado a los nódulos linfáticos internos en el mismo lado del pecho.
  • Etapa IIIC - en esta etapa, el cáncer se ha diseminado a uno de estos lugares:
    • El nódulo linfático superior o inferior a la clavícula en el mismo lado
    • Un gran número (diez o más) de nódulos linfáticos bajo el brazo
    • Nódulos linfáticos bajo el brazo y bajo la el hueso del seno

Cáncer Inflamatorio del Seno - esta es una clase especial de cáncer que es relativamente rara. Los síntomas son un seno que repentinamente (con el paso de días o semanas) parece inflamado o rojo. El enrojecimiento y su calor ocurren debido a que las células cancerígenas afectan los vasos linfáticos en la piel. La piel puede tener marcas o una apariencia agrietada, como una naranja. Este tipo de cáncer tiende a diseminarse rápidamente. El cáncer de seno que ha estado presente por muchos meses y que se enrojece o inflama por lo general no es considerado como inflamatorio.

Etapa IV - el cáncer se ha diseminado más allá del pecho y a los nódulos linfáticos de otras partes del cuerpo, las cuales pueden incluir el hígado, los pulmones, los huesos u otros sitios.

Cáncer Recurrente/Relapsado - el cáncer ha regresado después de un periodo de tratamiento.

Fuentes:

National Cancer Institute

The National Women’s Health Information Center

National Breast Cancer Coalition

Greene FL, Page DL, Fleming I, et al, eds. AJCC Cancer Staging Handbook , 6th ed. New York: Springer; 2002.

Harris JR, Lippman ME, Morrow M, Osborne CK. Diseases of the Breast . Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins; 1999.



Último revisado Febrero del 2003 por John Erban, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook