Reduciendo Su Riesgo de Dolor en el Pie

Indicaciones Generales

Siga estos consejos por parte de American Podiatric Medical Association para prevenir el dolor en el pie:

  • No ignore el dolor en el pie; no es normal. Si su dolor persiste, consulte a su médico, un cirujano ortopedista, o un podiatra.
  • Inspeccione sus pies regularmente:
    • Ponga atención en cambios en el color y temperatura de sus pies.
    • Busque uñas gruesas o descoloridas (una señal del desarrollo de hongos), y revise grietas o cortaduras en la piel.
    • El despellejamiento o descamación en las plantas de los pies y entre los dedos del pie podría indicar pie de atleta .
    • Cualquier abultamiento en el pie se considera anormal.
  • Lave sus pies regularmente, especialmente entre los dedos, y asegúrese de secarlos completamente.
  • Corte las uñas del pie al ras, pero no demasiado cortas. Tenga cuidado de no cortar las esquinas; esto puede conllevar a uñas encarnadas.
  • Asegúrese que los zapatos le queden adecuadamente. Compre zapatos nuevos más tarde en el día cuando los pies tienden a estar en su tamaño más grande, y reemplace los zapatos desgastados lo más pronto posible.
  • Elija y use el zapato adecuado para actividades específicas (p.e., zapatos para correr cuando vaya a correr).
  • Alterne zapatos. No use el mismo par de zapatos todos los días.
  • Evite caminar descalzo, lo cual incrementa el riesgo de lesión e infección.
  • En la playa o cuando use sandalias, use bloqueador solar en sus pies, así como lo haría en el resto de su cuerpo.
  • Tenga precauciones cuando use remedios caseros para afecciones de los pies. El auto-tratamiento con frecuencia puede convertir a un problema menor en uno mayor.
  • Si usted tiene diabetes , consulte a un cirujano ortopedista o podiatra al menos una vez al año para una revisión (vea Prevención de Trastornos de los Pies en la Diabetes ). Si usted tiene diabetes, mala circulación, o problemas cardiacos, no debería tratar sus propios pies (incluyendo uñas de los pies) debido a que son más propensos a infecciones.

Indicaciones Específicas

Dependiendo de sus preocupaciones sobre sus pies y estilo de vida, existe una variedad de medidas que puede tomar para proteger sus pies. Éstas incluyen:

Elegir Zapatos Adecuados

Practicar el Caminar y Ejercicio Correctos

Cuidar las Uñas de los Pies

Prevenir el Dolor en los Dedos del Pie

Prevenir Trastornos del Pie y Diabetes

Prevenir Problemas del Pie en la Niñez

Prevenir Ampollas Durante las Caminatas y la Actividad Vigorosa

Usar Cremas para la Piel y Baños para los Pies

Recibir Terapia de Masaje

Elegir Zapatos Adecuados

En general, los mejores zapatos son bien acojinados y tienen un contrafuerte superior del talón hecho de cuero y rígido, y un área flexible en el metatarso del pie. El arco del talón debería ser fuerte y de apoyo, pero no demasiado rígida, y la parte frontal del zapato debería ser flexible. Los zapatos nuevos se deberían sentir cómodos de inmediato, sin un periodo para amoldarlos. Debería haber suficiente espacio para los cinco dedos.

Obteniendo el Ajuste Correcto

La mejor manera para prevenir casi todos los problemas de los pies es elegir zapatos que le queden bien, con una suela firme y parte superior suave. Usted debería comprarlos en la tarde o después de una larga caminata, cuando sus pies están en su tamaño más grande. Debería haber un espacio de ½ pulgada entre su dedo más grande y la punta del zapato, y debería poder mover los dedos hacia arriba. Usted debería levantarse cuando se mida los zapatos y se debería medir ambos pies, con zapatos comprados para el pie más grande. Es importante usar los mismos calcetines que usaría regularmente con los zapatos nuevos.

La Suelas

De preferencia, sus zapatos deberían tener plantillas removibles (Vea a continuación: Plantillas ). Si usted es una persona mayor, las suelas delgadas y firmes podrían ser la mejor elección. Las personas de la tercera edad que usan zapatos con suelas gruesas e inflexibles podrían ser incapaces de sentir la posición de sus pies con relación al suelo, lo cual incrementa el riesgo de caídas. Investigación sugiere que las suelas gruesas incluso podrían ser responsables de lesiones de los pies en adultos más jóvenes que participan en ejercicio de alto impacto.

El Tacón

Los tacones altos son la principal causa de problemas de los pies en mujeres. Si usted insiste en usar tacones altos, busque zapatos con amplio espacio para los dedos, talones reforzados que sean relativamente anchos, y suelas acojinadas. Usted también debería mantener al mínimo el tiempo que pasa usando tacones altos.

Agujetas

La manera de amarrar las agujetas puede ser importante para prevenir problemas específicos. Las agujetas siempre se deberían aflojar antes de ponerse los zapatos. Si usted tiene pies angostos, debería comprar zapatos con ojales más lejos de la lengüeta que las personas con pies más anchos. Esto hace que los pies estrechos tengan un mayor ajuste y los pies más anchos tengan un ajuste más suelto. Si después de probarse el zapato, aparece una lengüeta menor de una pulgada, entonces es probable que los zapatos sean demasiado amplios. El ajuste debería quedar tanto en la parte superior del zapato como en la parte del fondo. Cuando los arcos elevados causan dolor, se debería omitir algunos ojales para aliviar la presión.

Amoldando y Usando Zapatos

Si sus zapatos requieren que los amolde, coloque almohadillas para durezas junto a áreas de su piel donde sea probable que ocurra fricción. Una vez que ocurra una ampolla, las almohadillas para durezas no son tan efectivas. Cambie sus zapatos durante el día. Tan pronto como los tacones muestren un desgaste notorio, debería reemplazar los zapatos o tacones.

Calzado para Propósito Especial

Evite variaciones extremas entre sus zapatos para hacer ejercicio, andar en la calle, y de vestir.

Ejercicio y Deportes - Los zapatos que usted use para hacer ejercicio deberían estar específicamente diseñados para su deporte preferido. Por ejemplo, un zapato para correr debería amortiguar la parte delantera de su pie, mientras que los tenis deberían hacen énfasis en el apoyo al tobillo. Compre sus zapatos en una tienda con vendedores reconocidos. Sus calcetas atléticas son casi tan importantes como sus zapatos. Expertos con frecuencia recomiendan las calcetas acojinadas con acrílico.

Calzado Ocupacional - Numerosas ocupaciones ponen en peligro a los pies. Si usted está en un empleo de alto riesgo, debería asegurarse que su calzado sea protector. Por ejemplo, los trabajadores no eléctricos en riesgo de caerse o rodar objetos o de perforaciones deberían usar zapatos con casquillos de acero y posiblemente otros protectores metálicos para el pie. Los trabajadores eléctricos deberían usar calzado sin partes de metal (o casquillos aislados para los dedos) y suelas y tacones de goma. Los trabajadores químicos deberían usar zapatos hechos de sintéticos o goma, no de cuero.

Plantillas

Una plantilla es un inserto plano y acojinado que se coloca adentro del zapato. Éstas están diseñadas para reducir el choque, proporcionar apoyo para sus talones y arcos, y absorber humedad y olores. Las personas responden de manera muy diferente a plantillas específicas. Lo que funciona para una persona podría no funcionar para usted. El grosor de sus calcetas se debe considerar cuando compre plantillas. Usted no quiere que las plantillas opriman sus dedos contra sus zapatos.

Comprando Plantillas - Las plantillas se pueden comprar en tiendas atléticas y farmacias. Las zapaterías que se especializan en problemas de los pies con frecuencia venden plantillas adaptadas, pero más costosas. En general, las plantillas de venta libre ofrecen suficiente soporte para la mayoría de problemas de los pies. La mayoría de marcas bien conocidas de zapatos atléticos tienen plantillas incorporadas.

Cojines para el Talón para Tendones de Aquiles Acortados - Si usted desarrolla tendones de Aquiles oprimidos y cortos (con frecuencia causados por usar tacones altos durante periodos prolongados), debería considerar usar cojines para el talón. Como las plantillas, los cojines para el talón se insertan dentro de sus zapatos. Éstos deberían medir al menos 1/8 de pulgada, pero no más de ¼ de pulgada de grosor; sin embargo, con tendones de Aquiles oprimidos, trate de estirarlos todos los días, de lo contrario el uso de tacones altos o cojines para el talón sólo incrementará el problema.

Practicando Caminatas y Ejercicio Correctos

Además de usar zapatos y calcetas adecuados, usted también debería caminar frecuente y correctamente para prevenir lesiones y dolor en el pie. Su cabeza debería estar erguida, su espalda derecha, y sus brazos relajados y moviéndose libremente en sus costados. Usted debería pisar con el talón, moverse hacia adelante con el peso en la parte exterior de su pie, y completar el paso al empujar el dedo gordo.

Estiramiento - El estiramiento suave del tendón de Aquiles y los músculos posteriores de la pantorrilla después de hacer calentamiento y antes de correr puede ayudar a prevenir tendonitis de Aquiles y dolor del talón.

Caminatas - Usted se debería preparar para caminatas largas al colocar almohadillas para durezas en el talón y en otras partes de su pie que podrían ser frotadas por el zapato. Poco tiempo después de comenzar y al final de una caminata, debería revisar su pie para detectar irritación y enrojecimiento.

Cuidando las Uñas de los Pies

Las uñas de los pies se deberían cortar al ras y cortas. La limadura también debería ser al ras usando un solo movimiento, levantando la lima antes del siguiente movimiento. La lima no debería limar hacia atrás y hacia adelante. Se puede usar un utensilio para la cutícula para limpiar debajo de la uña.

Previniendo el Dolor en el Dedo del Pie

Callos y Callosidades

Para prevenir callos y callosidades y aliviar el malestar:

  • No use zapatos que sean demasiado ajustados o demasiado holgados. Use zapatos bien acojinados con los dedos abiertos o una caja (la parte del zapato que rodea a los dedos) profunda para los dedos. Si es necesario, pida a un zapatero que estire los zapatos en el área donde se ubica el callo o callosidad.
  • Use calcetas gruesas para absorber la presión, pero no use calcetas o calcetines ajustados.
  • Aplique vaselina o crema para manos con lanolina en callos o callosidades para ablandarlos.
  • Use almohadillas en forma de dona que se ajusten sobre un callo para reducir la presión y fricción. Éstos están disponibles en la mayoría de farmacias.
  • Coloque algodón, lana de borrego, o almohadillas para durezas entre los dedos para acojinar cualquier callo en estas áreas.

Previniendo Trastornos del Pie en la Diabetes

El cuidado preventivo de los pies puede reducir el riesgo de amputación en personas con diabetes en un 44%-85%. Algunos consejos para prevenir problemas incluyen los siguientes:

  • Inspeccione sus pies diariamente y esté atento de cambios en el color, textura, u olor; también busque áreas firmes o endurecidas, las cuales podrían indicar infección y posibles úlceras.
  • Cuando lave sus pies, el agua debería estar tibia (no caliente), y los pies y áreas entre los dedos deberían secarse minuciosamente después. Revise la temperatura del agua con su mano o un termómetro antes de meter sus pies.
  • Aplique humectantes, pero no entre los dedos.
  • Frote suavemente los callos y callosidades con piedra pómez. Corte las uñas de los pies cortas, pero no tan cortas que se puedan encarnar. Lime los bordes para evitar cortar los dedos adyacentes.
  • No use almohadillas medicadas o trate de afeitar los callos o callosidades usted mismo.
  • Evite los tacones altos, sandalias, chanclas, y andar descalzo.
  • Cambie sus zapatos frecuentemente durante el día.
  • Use calcetas; las que tienen acojinamiento extra pueden ser muy útiles.
  • Evite los calcetines ajustados o cualquier prenda que oprima sus piernas y pies.
  • Si el dolor del pie, adormecimiento, u hormigueo empeora por la noche, podría ayudar la difenidramina (Benadryl).
  • Consulte a un especialista en el cuidado de los pies para detectar cualquier problema.

Previniendo Problemas de los Pies en la Niñez

Desarrollo Temprano - El primer año en la vida de una persona es importante para el desarrollo de los pies. Usted debería cubrir los pies de su bebé de modo holgado, permitiendo suficiente oportunidad para patear y ejercitarse. La posición del niño debería cambiarse frecuentemente. Permanecer demasiado tiempo boca abajo podría torcer los pies.

Los niños generalmente caminan entre los 10 y 18 meses; ellos no deberían ser forzados a comenzar a caminar temprano. Usar solamente calcetas o andar descalzo al interior ayuda al pie a desarrollarse normalmente y permite que los dedos se aprieten. Sin embargo, andar descalzo al exterior incrementa el riesgo de lesiones y otras condiciones, como verrugas plantares.

Zapatos - Los niños deberían usar zapatos que sean ligeros y flexibles. Debido a que sus pies transpiran abundantemente, sus zapatos deberían estar hechos de materiales que respiren. El calzado se debería cambiar cada algunos meses a medida que crezcan los pies del niño. El calzado nunca debería pasar de una persona a otra.

Deportes - Los deportes de alto impacto pueden lesionar los pies en crecimiento. Usted debería asegurarse que los pies de su hijo estén protegidos si participa en ejercicio atlético intenso.

Previniendo Ampollas Durante Caminatas o Actividad Vigorosa

Las caminatas o la actividad vigorosa pueden causar ampollas. Para prevenirlas, un estudio reportó que tratar los pies con antitraspirantes antes de comenzar su caminata podría ser útil. Deténgase después de varios minutos y coloque parches para durezas en cualquier área que se esté rozando.

Usando Cremas para la Piel y Baños para los Pies

Las cremas para la piel pueden ayudar a mantener la suavidad y flexibilidad. Tomar un baño tibio para pies durante 10 minutos, dos o tres veces a la semana mantendrá sus pies relajados y ayudará a prevenir el dolor ligero en los pies causado por fatiga. Agregar ½ taza de sales de Epsom incrementa la circulación y añade otros beneficios. Tomar baños para pies sólo cuando sus pies estén adoloridos no es tan útil. Una piedra pómez o una esponja vegetal puede ayudarle a deshacerse de la piel muerta.

Recibiendo Terapia de Masaje

Éste es un ejercicio que puede usar en sus propios pies:

Usando su dedo pulgar, índice, y medio, rote cada dedo del pie en un movimiento circular. Después, haga un puño y rótelo suavemente alrededor de la parte del fondo de su pie. Finalmente, gire suavemente cada pie, como si estuviera exprimiendo ropa mojada, moviendo la parte superior y la parte inferior en direcciones opuestas.

Referencias:

American Diabetes Association website. Disponible en: http://www.diabetes.org/home.jsp .

American Orthopaedic Foot and Ankle Society website. Disponible en: http://www.aofas.org/i4a/pages/index.cfm?pageid=1 .

American Podiatric Medical Association website. Disponible en: http://www.apma.org/s_apma/index.asp .

National Institute of Diabetes & Digestive & Kidney Diseases website. Disponible en: http://www.niddk.nih.gov/ .



Último revisado Febrero 2007 por Robert Leach, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook