{{YIELDBOT INTENT TAGS}} {{RUBICON REAL TIME}}
Medicamentos para la Hepatitis Viral

La información aquí provista pretende darle una idea general sobre cada uno de los medicamentos listados a continuación. Sólo se incluyen los efectos secundarios más generales, así que pregúntele a su médico si usted necesita tomar alguna precaución especial. Utilice cada uno de estos medicamentos como se lo recomiende su profesional de la salud, o de acuerdo a las instrucciones brindadas. Si usted tiene preguntas posteriores acerca del uso o de los efectos secundarios, contacte a su médico.

Se podrían administrar medicamentos para tratar la hepatitis B o C. Los medicamentos tienen un éxito limitado y pueden producir efectos secundarios. Se puede recomendar más de un medicamento. No todos lo pacientes son candidatos para el tratamiento con estas medicinas. Discuta su opciones de tratamiento con su médico.

Medicamentos por Prescripción

Alfa Interferones (Intron A y versiones pegiladas)

Lamivudina (Epivir-HBV)

Adefovir (Hepsera)

Ribavirin

Alfa Interferones (Intron A y versiones pegiladas)

El interferón se inyecta, por lo general diariamente o tres veces por semana. Las versiones pegiladas se administran semanalmente. Se utiliza para tratar la hepatitis B y C. Estos medicamentos se pueden administrar individualmente o en combinación. Usted puede recibir tratamiento aproximadamente por cuatro meses o más, pero el tiempo varía. No debe consumirse alcohol durante el tratamiento con interferón.

Posibles efectos secundarios podrían incluir:

  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Cambios en la personalidad
  • Depresión
  • Síntomas similares a los de la gripe, como:
    • Fatiga
    • Dolores musculares
    • Dolor de cabeza
    • Náusea y vómito
  • Supresión de médula ósea
  • Tiroiditis autoinmune

Lamivudina (Epivir-HBV)

La lemivudina se administra oralmente para tratar la hepatitis B. Por lo general, se toma diariamente por aproximadamente un año (a veces por más tiempo).

Posibles efectos secundarios incluyen:

  • Hígado agrandado
  • Acidosis láctica, un serio cambio en la química sanguínea
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Náusea
  • Diarrea
  • Congestión nasal

Adefovir (Hepsera)

El adefovir se administra oralmente para tratar la hepatitis B.

Posibles efectos secundarios incluyen:

  • Toxicidad hepática
  • Toxicidad renal
  • Acidosis láctica, un serio cambio en la química sanguínea
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Náusea
  • Diarrea

Ribavirin

El ribavirin se administra oralmente para tratar la hepatitis C. Las píldoras se toman dos veces al día.

Posibles efectos secundarios incluyen:

  • Anemia
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Sarpullido cutáneo y comezón
  • Congestión nasal
  • Artritis gotosa

Cuándo Contactar a Su Médico

  • Si usted desarrolla cualquiera de los efectos secundarios al medicamento ordenado.
  • Si alguno de sus síntomas empeora durante el tratamiento.

Consideraciones Especiales

En cualquier momento que usted esté tomando un medicamento prescrito, tenga las siguientes precauciones:

  • Tómelos como se indica; ni más, ni menos, ni a una hora distinta.
  • No deje de tomar ninguno de ellos sin consultar a su médico.
  • No los comparta con nadie más.
  • Conozca qué efectos y efectos secundarios esperar, y repórtelos a su médico.
  • Si usted está tomando más de un medicamento, incluso si es uno de venta libre, asegúrese de consultar con un doctor o con un farmaceuta acerca de las interacciones entre medicamentos.
  • Planee con anticipación los reabastecimientos para que usted no se quede sin medicamento.

Referencias:

Centers for Disease Control and Prevention (CDC) website. Disponible en: http://www.cdc.gov/ .

Harrison's Principles of Internal Medicine . 16th ed. McGraw-Hill; 2005.

Mosby's Drug Consult . Mosby Inc.; 2002.

National Digestive Diseases Information Clearinghouse website. Disponible en: http://digestive.niddk.nih.gov/ .



Último revisado Febrero 2007 por Elie Edmond Rebeiz, MD, FACS

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook