Medicamentos para Cirrosis

La información aquí proporcionada tiene la intención de darle una idea general acerca de cada uno de los medicamentos listados a continuación. Sólo se incluyen los efectos secundarios más generales, así que pregunte a su médico si usted necesita tener alguna precaución especial. Use cada uno de estos medicamentos como se lo recomiende su médico, o según las instrucciones proporcionadas. Si usted tiene más preguntas sobre el uso o efectos secundarios, consulte a su médico.

Aunque la cirrosis no se puede curar, su médico podría prescribir varios medicamentos para tratar su cirrosis. Estos medicamentos podrían ayudar a controlar la causa de la cirrosis y prevenir daño hepático adicional, o podrían tener el objetivo de tratar síntomas y complicaciones.

Medicamentos por Prescripción

Medicamentos para Tratar las Causas de Cirrosis

Medicamentos Antivirales

  • Alfa-Interferón (Alferon N, Roferon-A, Intron A)
  • Ribavirina (Virazole)
  • Lamivudina (Epivir, Epivir-HBV)

Medicamentos Anti-Inflamatorios (Corticosteroides)

  • Prednisona (Prednisone Intensol, Pred-Pak 45)
  • Prednisona y azatioprina (Imuran)

Agentes Quelantes de Metal

  • Penicilamina (Cuprimine, Depen)
  • Trientina (Syprine)
  • Deferoxamina (Desferal)

Medicamentos para Tratar las Complicaciones de la Cirrosis

Vitamina K

  • Fitonadiona (AquaMEPHYTON, Mephyton)

Diuréticos

  • Bumetanida (Bumex)
  • Furosemida (Lasix)
  • Hidroclorotiazida (HydroDIURIL, Esidrix)
  • Clorotiazida (Diuril)
  • Amilorida (Midamor)
  • Triamtereno (Dyrenium)

Antihipertensivos (Beta-bloqueadores)

  • Atenolol (Tenormin)
  • Metoprolol (Lopressor)
  • Nadolol (Corgard)
  • Propranolol (Inderal)
  • Timolol (Blocadren)

Laxantes

  • Beta-galactosidofructosa (Lactulose)

Medicamentos de Venta Libre

Suplementos Multivitamínicos y Minerales

  • Centrum
  • One-a-Day

Medicamentos por Prescripción

Medicamentos para Tratar las Causas de Cirrosis

Medicamentos Antivirales

Nombres comunes incluyen:

  • Alfa-Interferón (Alferon N, Roferon-A, Intron A)
  • Ribavirina (Virazole)
  • Lamivudina (Epivir, Epivir-HBV)

La hepatitis viral crónica B y C podrían responder a tratamiento con medicamentos antivirales. Estos podrían incluir interferón (para hepatitis B y C) o una combinación de interferón y ribavirina (hepatitis C).

Para la hepatitis C, la terapia de combinación arroja índices consistentemente más altos de respuesta sostenida que el tratamiento sólo con un medicamento. En la actualidad, el uso de interferón solo se reserva generalmente para personas que no deberían usar ribavirina. Están disponibles varias formas de interferón. Algunas se administran subcutáneamente (inyectadas debajo de la piel) tres veces a la semana. Otras se pueden administrar una vez a la semana. El tratamiento de hepatitis C por lo general dura 48 semanas. Ribavirina es un agente antiviral oral que se administra dos veces al día.

Lamivudina se usa para tratar la infección con hepatitis B. Por lo general se administra en una forma oral que se toma una vez al día durante un año o más. Algunas veces, lamivudina se combina con interferón.

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de antivirales incluyen:

  • Dolor abdominal o estomacal (severo)
  • Sensación de llenado
  • Náusea
  • Hormigueo, ardor, adormecimiento, o dolor en las manos, brazos, pies, o piernas

Medicamentos Anti-Inflamatorios (Corticosteroides)

Nombres comunes incluyen:

  • Prednisona
  • Prednisona y azatioprina (Imuran)

Algunas formas de hepatitis son causadas por reacciones autoinmunes, en las cuales el propio sistema inmune del cuerpo ataca al tejido saludable normal. Los corticosteroides son medicamentos anti-inflamatorios que también suprimen respuestas inmunes. Esto ayuda a reducir la inflamación hepática, por lo tanto ayudando a prevenir el avance de cirrosis. Altas dosis de prednisona administradas a largo plazo están asociadas con un incremento en serios efectos secundarios. Dosis más bajas de prednisona se podrían usar cuando se combinan con azatioprina.

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de corticosteroides incluyen:

  • Hipertensión
  • Intolerancia a la glucosa
  • Adelgazamiento óseo

Agentes Quelantes de Metales

Nombres comunes incluyen:

  • Penicilamina (Cuprimine, Depen)
  • Trientina (Syprine)
  • Deferoxamina (Desferal)

Los agentes quelantes de metales son medicamentos que retiran metales tóxicos del torrente sanguíneo para que el cuerpo pueda eliminarlos de manera más efectiva en la orina o heces fecales. Los agentes quelantes se usan para que el cuerpo se deshaga del exceso de cobre en la enfermedad de Wilson o del exceso de hierro en la hemocromatosis. Estas dos raras enfermedades hereditarias pueden producir daño hepático que dé como resultado cirrosis.

Penicilamina y trientina se usan para tratar la enfermedad de Wilson. La dosis de estos medicamentos será diferente para diferentes pacientes. Siga las indicaciones de su médico o las instrucciones en la etiqueta. Deferoxamina se usa para tratar la sobrecarga de hierro asociada con hemocromatosis. Ésta se aplica como inyección. Los agentes quelantes son medicamentos muy potentes que pueden tener efectos secundarios importantes y serios. Asegúrese de reportar éstos a su médico.

Posibles efectos secundarios asociados con los agentes quelantes incluyen:

  • Fiebre
  • Dolor articular
  • Lesiones del rostro, cuello, cuero cabelludo, y/o tronco
  • Sarpullido cutáneo, urticaria, o comezón
  • Glándulas inflamadas y/o dolorosas
  • Úlceras, llagas, o puntos blancos en los labios o en la boca
  • Uñas, labios, o piel azulados
  • Visión borrosa u otros problemas con la visión
  • Convulsiones (ataques)
  • Dificultad para respirar (sibilancia), o respiración acelerada
  • Latidos cardiacos rápidos
  • Enrojecimiento o ruborización de la piel
  • Náusea, vómito, o diarrea
  • Sangre en la orina

Medicamentos para Tratar las Complicaciones de la Cirrosis

Vitamina K

Nombres comunes incluyen:

  • Fitonadiona (AquaMEPHYTON, Mephyton)

Las anormalidades en el sangrado son comunes en la cirrosis. La vitamina K desempeña un papel importante en la coagulación sanguínea. Debido a que su hígado metaboliza esta vitamina, las enfermedades hepáticas pueden afectar los niveles de vitamina K y su capacidad para funcionar, y por lo tanto alterar la capacidad de coagulación. Su médico podría prescribir vitamina K para ayudar a prevenir el sangrado excesivo. La dosis de estos medicamentos será diferente para personas diferentes. Siga las indicaciones de su médico. No cambie su dosis a menos que su médico se lo diga.

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de vitamina K incluyen:

  • Ruborización del rostro
  • Enrojecimiento, dolor, o inflamación en el sitio de la inyección
  • Gusto inusual

Diuréticos

  • Diuréticos "de asa":
    • Bumetanida (Bumex)
    • Furosemida (Lasix)
  • Diuréticos de tiazida:
    • Hidroclorotiazida (HydroDIURIL, Esidrix)
    • Clorotiazida (Diuril)
  • Diuréticos de conservación de potasio:
    • Amilorida (Midamor)
    • Triamtereno (Dyrenium)

Los diuréticos se usan para tratar la acumulación de exceso de líquido en el cuerpo que ocurre con la cirrosis (así como otras enfermedades). Estos medicamentos actúan sobre los riñones para incrementar la producción de orina, lo cual reduce la cantidad de líquido en el torrente sanguíneo. Esto puede ayudar a reducir la hipertensión de vena porta y ayuda a aliviar algunos de los síntomas de cirrosis, como acumulación de líquido en el abdomen y piernas.

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de diuréticos incluyen:

  • Pérdida del apetito
  • Náusea y vómito
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Letargo
  • Nivel bajo o elevado de potasio en la sangre
  • Nivel bajo de sodio

Antihipertensivos (Beta-bloqueadores)

Nombres comunes incluyen:

  • Atenolol (Tenormin)
  • Metoprolol (Lopressor)
  • Nadolol (Corgard)
  • Propranolol (Inderal)
  • Timolol (Blocadren)

En la cirrosis, éstos se usan para reducir la presión sanguínea venosa en el abdomen (llamada hipertensión portal) y por lo tanto reducir el riesgo de sangrado esofágico varicoso y otras complicaciones. Estos medicamentos vienen en presentación de cápsula, tableta, líquido, e inyectable.

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de beta-bloqueadores incluyen:

  • Somnolencia y mareos
  • Sensibilidad al frío
  • Trastornos del sueño

Laxantes

Nombres comunes incluyen:

  • Beta-galactosidofructosa (Lactulose)

Aunque por lo general los laxantes se prescriben para tratar el estreñimiento, éstos pueden ayudar a tratar la cirrosis al absorber o unirse a las toxinas, como amoniaco, en el intestino y eliminarlas del cuerpo. No todos los laxantes son igualmente efectivos, y podría ser más probable que su médico prescriba beta-galactosidofructosa (Lactulosa).

Posibles efectos secundarios asociados con el uso de laxantes incluyen:

  • Diarrea
  • Calambres abdominales, flatulencias, y distensión
  • Deshidratación y debilidad

Medicamentos de Venta Libre

Suplementos Multivitamínicos/Minerales

Nombres de marcas comunes incluyen:

  • Centrum
  • One-a-Day

Su médico podría recomendar que usted tome un suplemento multivitamínico y mineral. Esto ayudará a corregir cualquier deficiencia de nutrientes que usted pudiera haber desarrollado si su consumo alimenticio se redujo debido a la enfermedad hepática. Esto también fomentará la curación del tejido hepático dañado.

Si usted estaba consumiendo alcohol regularmente, también podría necesitar tiamina y folato adicionales (dos vitaminas B). No debería tomar suplementos minerales si usted está en terapia de quelación para enfermedad de Wilson o hemocromatosis. Pida asesoría a su médico o dietista registrado para elegir un suplemento adecuado.

Consideraciones Especiales

Cuando vaya a tomar un medicamento por prescripción, tenga las siguientes precauciones:

  • Tómelos como se lo indiquen; ni más, ni menos, ni a una hora diferente.
  • No deje de tomarlos sin consultarlo con su médico.
  • No los comparta con alguien más.
  • Conozca cuáles efectos y efectos secundarios esperar, y repórtelos a su médico.
  • Si usted va a tomar más de un medicamento, incluso si es de venta libre, asegúrese de revisar con un médico o farmaceuta acerca de las interacciones con otros medicamentos.
  • Planee con anticipación los reabastecimientos para que no se quede sin existencias.

Referencias:

American Liver Foundationwebsite. Disponible en: http://www.liverfoundation.org/ . Accedido marzo 8, 2006.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseaseswebsite. Disponible en: http://www.niddk.nih.gov/ . Accedido marzo 7, 2006.

National Library of Medicine website. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/ . Accedido marzo 8, 2006.



Último revisado Enero 2007 por David L. Horn, MD, FACP

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook