Acalasia
all information

Acalasia

(Acalasia Esofageal)

English Version

Definición

La acalasia es un desorden relativamente raro de la mucosa lisa del esófago. Este es un tubo muscular que transporta el alimento y los líquidos de la boca al estómago. La acalasia dificulta su paso dentro del estómago desde el esófago.

Causas

Al final del esófago donde se conecta con el estómago, existe un músculo llamado esfínter esofágico inferior (EEI). Cuando no se está tragando, el EEI permanece cerrado para evitar que la comida, los líquidos y el ácido estomacal regresen a través del tubo esofageal. Mientras se traga, las señales nerviosas le indican al músculo que se contraiga para empujar la comida hacia abajo por el esófago (una acción llamada peristalsis), y permitir que el EEI se abra.

En el caso de las personas con acalasia, las células nerviosas en el tubo esofageal bajo y en el EEI no funcionan correctamente. Esto resulta en:

  • Actividad peristáltica (muscular) no coordinada
  • Falla del EEI para abrirse completamente

Mientras que la acalasia se asocia a la pérdida de células nerviosas en el esófago, la causa de este proceso es desconocida.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de adquirir una enfermedad o afección. Debido a que la causa exacta de acalasia es desconocida, los factores de riesgo también se desconocen.

Síntomas

Los síntomas de la acalasia pueden aparecer entre las edades de 25 y 60 años. Los síntomas rara vez se desarrollan en los niños. Dichos síntomas tienden a ser moderados al principio para luego empeorar con el paso de los meses o años. El principal síntoma es la dificultad para tragar sólidos y, a medida que el desorden progresa, de los líquidos. Del 70-90% de los pacientes que padecen acalasia tienen dificultades para tragar tanto sólidos como líquidos.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Molestia o dolor en el pecho (debajo del esternón, especialmente después de comer)
  • Tos, especialmente cuando se recuesta
  • Acidez
  • Pérdida de peso (a medida que el desorden progresa)
  • Vomitar o regurgitar la comida o los líquidos; en algunas personas ésto ocurre durante el sueño. Esto puede ocasionar que tanto las partículas de alimento como los líquidos se inhalen, lo que puede desencadenar una neumonía por aspiración y otras infecciones respiratorias.

Diagnóstico

El doctor le interrogará respecto a sus síntomas e historial médico y realizará una exploración física. Los exámenes pueden incluir:

  • Manometría, un tubo es insertado a través de la garganta para revisar la presión en el esófago y estómago mientras se traga
  • Esofagrama, se toman radiografías del esófago mientras usted traga barium (un líquido espeso que brilla en los rayos X)
  • Endoscopia Gastrointestinal Superior (Esofagoscopía), el esófago se observa directamente a través de un tubo de fibra óptica que busca otras causas de los síntomas

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es facilitar que la EEI se abra. El tratamiento puede incluir:

Dilatación Neumática - este tratamiento encoge el músculo del EEI. Se inserta un tubo delgado dentro de la garganta. Al final del tubo se encuentra un globo desinflado. Una vez que el tubo alcanza al músculo del EEI, se infla el globo. La dilatación neumática tiene una alto índice de éxito. Es el tratamiento primario para la mayoría de los pacientes, aunque puede ser necesario repetirlo.

Toxina botulinum - se inyectan pequeñas cantidades de la toxina botulinum, tipo A, dentro de la EEI. El botulinum ocasiona que ésta se relaje, lo cual facilita su apertura. Debido a que el efecto es temporario, es necesario repetir las inyecciones, pero la reacción positiva disminuye con la frecuencia de la inyección.

Cirugía - se realiza una pequeña incisión en el EEI para ayudarlo a relajarse. Esta cirugía se conoce como cardiomiotomia de Heller. Usualmente, ésta se realiza vía laparoscopía, lo que lo convierte en un procedimiento quirúrgico relativamente menor. Debido a que el EEI es cortado parcialmente, alrededor de un 15% de los pacientes experimentan flujos de reflujo gastroesofageal (por ejemplo, reflujo de ácido) después de la cirugía.

Medicamentos - en casos moderados, ciertos medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas temporalmente. Las medicinas que reducen la presión en el EEI incluyen:

  • Nifedipina
  • Nitroglicerina

Prevención

No existe una guía para prevenir la acalasia debido a que sus causas son usualmente desconocidas.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

American Academy of Family Physicians
http://www.aafp.org

American College of Gastroenterology
http://www.acg.gi.org

American Gastroenterological Association
http://www.gastro.org

Fuentes:

American Gastroenterological Association

Medical University of South Carolina

The Merck Manual of Medical Information. Simon and Schuster, Inc.;2000.

U.S. National Library of Medicine

Vaezi MF, Richter, JE, for the American College of Gastroenterology Practice Parameter Committee. Diagnosis and management of achalasia. The American Journal of Gastroenterology . 1999;94:3406-3412.



Último revisado Octubre 2004 por Judy Logan, MD, MS

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook