Labor de Parto y Expulsión, Parto Vaginal
all information

Labor de Parto y Expulsión, Parto Vaginal

English Version

Definición

La mayoría de las mujeres dan a luz después de las 38-42 semanas de embarazo. Sin embargo, no hay manera de saber exactamente cuándo se presentará el parto. Normalmente, los nacimientos ocurren ya sea dos semanas antes o después de la fecha esperada.

Partes del Cuerpo Involucradas

  • Utero
  • Vagina
  • Perineo (el área entre la vulva y el ano)

Razones para el Procedimiento

Dar a luz

Factores de Riesgo debidos a Complicaciones durante el Procedimiento

  • Gestación múltiple (dos o más bebés)
  • Presión arterial alta
  • Preeclampsia (presión arterial alta combinada con hinchazón y proteínas en la orina)
  • Ruptura prematura de membranas
  • Infección estreptococal del Grupo B en la madre
  • Placenta previa (placenta posicionada sobre la abertura cervical)
  • Abrupta placenta (separación prematura de la placenta de la pared uterina)
  • Prolapso del cordón umbilical (el cordón umbilical se sale de la abertura cervical antes que la cabeza del bebé)
  • Madre pequeña con bebé grande
  • Diabetes ( insulinodependiente , no insulinodependiente o gestacional )
  • Anemia
  • Trastorno sanguíneo
  • Enfermedad cardíaca o pulmonar
  • Obesidad
  • Bebé con enfermedad congénita
  • Madre con enfermedad infecciosa (p.e. infección de herpes genital activa, VIH)
  • Incompatibilidad Rh negativa entre la madre y el bebé

Qué Esperar

Previo al Procedimiento

Durante el embarazo:

  • Leer lo más que se pueda para prepararse a la labor de parto.
  • Considerar tomar clases para el parto.
  • Elegir a una persona de apoyo que esté con usted durante la labor de parto y el nacimiento.
  • Considerar escribir un "plan de nacimiento" con su persona de apoyo. Esto resume cómo le gustaría que fuera el parto y también la ayudará a pensar lo que le gustaría que sucediera en caso de una complicación mientras da a luz.
  • Comer de manera balanceada y beber ocho vasos de 8 onzas de agua al día.
  • Dormir la más que pueda.

Labor de Parto

  • La labor de parto es el proceso mediante el cual, el cuerpo de una mujer se prepara para expulsar al bebé. Al comienzo de la labor, el útero o matriz (donde crece el bebé durante el embarazo) se empieza a contraer o apretar, haciendo que el bebé se mueva hacia la vagina (canal de nacimiento) mientras la labor avanza. El cuello del útero, la abertura del útero entre la vagina, se dilata (agranda su abertura) hasta un diámetro final de aproximadamente 10 centímetros (cerca de 5 pulgadas) para que el bebé pueda pasar a través y sea expulsado por la abertura externa de la vagina. Los bebés son expulsados desde la vagina de la madre, a menos que sea un nacimiento por cesárea (una operación quirúrgica para expulsar al bebé a través del abdomen de la madre). Siga las instrucciones de su médico al poner atención en lo que come o bebe y en su actividad.
  • Signos de Labor de Parto Temprana
    • Comienzan las contracciones uterinas y la madre las puede sentir
    • "Ruptura de la fuente" - el líquido amniótico que rodea al bebé en el útero empieza a gotear a través de la vagina de la madre
    • Dolor de Espalda
    • Sangrado ligero de la vagina de la madre
  • Labor de Parto Verdadera contra Falsa --Puede tener períodos de "falsa" labor o contracciones irregulares en el útero, antes de que la labor "verdadera comience. Estas son llamadas contracciones de Braxton Hicks. Son normales pero pueden ser dolorosas. Una buena manera de identificar una labor de parto verdadera de una falsa es mediante el conteo de las contracciones. Note cuánto tiempo pasa entre la primera y la segunda contracción. Tenga un registro de una hora. Si las contracciones se vuelven más continuas, largas y fuertes, entonces puede estar entrando en labor. Si cree que está en labor, llame a su médico.
  • Discutir a Tiempo la Labor de Parto con su Equipo Médico
    • ¿Cuándo debo llamar a mi doctor?
    • ¿Cómo puedo localizar al doctor o a la enfermera después de hora de oficina?
    • ¿Debo ir directamente al hospital o llamar primero al consultorio?
    • ¿Existen pasos especiales que pueda seguir cuando crea que estoy en labor de parto?
  • Tener un Plan
    • Transporte
    • Arreglos en casa
    • Arreglos en el trabajo

Durante el Procedimiento - Lo que sucede una vez que llegue al hospital o centro de parto, depende de su filosofía de práctica médica, qué tanto falta para el nacimiento y si se presentan o no complicaciones. Si todo está en óptimas condiciones, simplemente será llevada a un cuarto, donde permanecerá a lo largo de la labor (y tal vez a lo largo del nacimiento del bebé).

  • Alivio del Dolor --La labor de parto puede provocar dolor severo y muchas mujeres desean tener algún método para mitigar el dolor durante la labor. Las técnicas de relajación, como rezar, meditar, visualizar, respirar de manera rítmica y apoyo emocional, pueden ser de gran utilidad, especialmente en las primeras etapas de la labor. La labor de parto es diferente en cada mujer e incluso puede ser diferente en los diferentes embarazos de la misma mujer. La mayoría de las mujeres tiene la preocupación de cómo soportar el dolor de la labor y del nacimiento del bebé. Dado que no se puede decir por adelantado cuánto dolor sentirá o cómo lidiará con él, debe pensar en la posibilidad de necesitar algo para mitigar el dolor. Se tomarán en cuenta sus preferencias de decidir el tipo de alivio del dolor que es mejor para usted; pero muchos otros factores, incluyendo su bienestar y el de su bebé, pueden afectar su elección. Mantenga en cuenta que, a menudo, su médico no podrá decirle exactamente el tipo de alivio de dolor va a recibir hasta que haya entrado en labor o esté lista para la expulsión. Muchas veces, las opciones están disponibles y flexibles hasta que su médico vea cómo va la labor. Además, no siempre podrá recibir medicamentos cuando sienta que los necesita. El tener dolor o dejar de sentirlo, no debe ser una señal de falla o de culpa. La percepción del dolor en cada persona es única. La labor de cada mujer será diferente y la experiencia de dolor en cada persona, también será diferente.

Anestesia - Todos los tratamientos para aliviar el dolor durante la labor de parto tienen riesgos, así como beneficios. Cada mujer debería discutir las opciones de ayuda para el alivio del dolor antes de que comience la labor, ya que las necesidades de alivio del dolor en cada mujer, son diferentes.

  • Analgesia Sistémica--A medida que las contracciones se vuelven más intensas y dolorosas, se pueden administrar los medicamentos por catéter vía intravenosa (IV) o a través de una inyección en el múculo de la madre . Los medicamentos que son administrados por estas vías, pueden atravesar al torrente sanguíneo del bebé. Si el bebé nace al poco tiempo después de que se puso la inyección, él podría respirar muy lentamente y podría requerir un medicamento reversivo para tratar el problema respiratorio.
  • Bloqueo Epidural -- El alivio del dolor epidural lo suministra un anestesiólogo. El medicamento se proporciona mediante una inyección a través de un pequeño tubo dentro del espacio epidural cerca de la columna vertebral. Sólo se administra una pequeña cantidad del medicamento y el medicamento anestésico local no afecta al bebé. Pueden haber razones médicas por las que no se use una inyección epidural. Las inyecciones epidurales proporcionan un buen alivio del dolor y permiten que la madre mantenga la fuerza en sus piernas para poder empujar y expulsar al bebé cuando sea el tiempo. La ruta epidural, también se puede usar para agregar un anestésico más fuerte en caso de que lo requiera una operación por cesárea.
  • Bloqueo Espinal --El bloqueo espinal, como el bloqueo epidural, se administra mediante una inyección en la espalda baja. Sin embargo, un bloqueo espinal tiene que ser inyectado en el líquido espinal, así que se inserta una aguja un poco más profundo (aunque no toque la columna vertebral). Dado que los efectos de los medicamentos no dura por mucho tiempo, y dado que el bloqueo espinal solo se da una vez, esta forma de anestesia es mejor para mitigar el dolor durante la expulsión (no durante la labor), particularmente, si se requiere de fórceps o de extracciones de vacío. Un bloqueo espinal, adormece la mitad inferior del cuerpo y reduce la habilidad de empujar al bebé sin ayuda. Provee buen alivio del dolor, empieza a hacer efecto de manera rápida y es efectivo en dosis pequeñas. El bloqueo espinal puede causar algunos de los mismos efectos del bloqueo epidural: dolores de cabeza y baja en la presión arterial de la madre y en el ritmo cardíaco del bebé.
  • Anestesia Local-- Tal como un dentista le inyecta un anestésico en la encías para adormecer sus dientes, su médico le puede inyectar un anestésico local en la vagina o en el área que la rodea para mitigar el dolor durante la expulsión. Normalmente, los anestésicos locales afectan un pequeña área, así que son especialmente útiles cuando el médico tiene que realizar una episiotomía--un pequeño corte o incisión, en el perineo (el área entre la vagina y el recto) antes de que pase el bebé. Los anestésicos locales también son útiles cuando esta incisión o cualquier desgarre que se pudiera haber provocado durante la expulsión, sea reparado. Una ventaja de la anestesia local es que rara vez afecta al bebé. Después de que el anestésico deja de producir efecto, no hay efectos prolongados. El principal inconveniente de estos medicamentos, es que no alivian el dolor de las contracciones durante la labor.
  • Anestesia General-- Los anestésicos generales son los medicamentos que provocan que pierda la conciencia. Cuando se utiliza la anestesia general durante el alumbramiento, la madre no estará despierta ni sentirá ningún dolor del parto. No se usa para aliviar el dolor durante la labor. La anestesia general se usa rara vez en los partos vaginales de rutina. En ocasiones, se usa para los partos por cesárea u otras situaciones urgentes.

Descripción del Procedimiento - Cuando el cuello del útero está completamente dilatado (abierto) y el bebé parece estar bajando hacia el canal de nacimiento, los médicos en el cuarto deben transferirla a la sala de maternidad, la cual se parece a un quirófano. O si usted está en un hospital o en un centro de partos con cuartos todo en uno, puede permanecer en la habitación en la que ha pasado la labor para el nacimiento.

Los médicos en el cuarto se pondrán guantes estériles para sostener al bebé. Tal vez la cubran con ropas y le limpien la vulva y perineo con una solución antiséptica. Se le puede solicitar que ponga sus pies en unos estribos, especialmente si tiene una epidural; muchas mujeres se sienten más cómodas al dar a luz sin el uso de los estribos. El equipo de enfermería y su persona de apoyo pueden sostener sus piernas en una posición cómoda para ayudarla a pujar. Muchos profesionales animan a las mujeres a encontrar la posición que les sea más cómoda, en vez de insistir que todas las mujeres den a luz a sus bebés al estar recostadas sobre su espalda.

"La coronación" es cuando la cabeza del bebé se alcanza a ver en la abertura de la vagina. Cuando el bebé ha coronado, se le puede pedir que disminuya sus pujidos. El médico le puede dar un masaje en el perineo y lo tratará de estirar suavemente, dependiendo de sus peticiones y de las políticas de su médico, para que la cabeza del bebé quepa sin que provoque que el perineo se rasgue o que requiera de una incisión dentro del mismo (llamado episiotomía). Una vez que la cabeza de su bebé esté afuera, se le pedirá que deje de pujar mientras la nariz y la boca del bebé son succionadas y limpiadas de fluídos. Entonces, puede seguir empujando el resto del cuerpo del bebé. Si el bebé nace sano y está respirando bien, él o ella se lo pone en el estómago. El cordón umbilical se engrapa y se corta y después de aproximadamente 20 minutos, se expulsa la placenta.

Parto Vaginal

nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Algunas veces, la cabeza del bebé no se mueve como se esperaba hacia el canal de nacimiento. Si esto sucede y su médico siente que el bebé necesita nacer más rápidamente, él tendrá que elegir ayudar a que el bebé sea expulsado mediante el uso de fórceps o extracción de vacío.

Después del Procedimiento:

  • Si su perineo se ha desgarrado o si ha tenido una episiotomía, le será cerrada con puntos de sutura
  • Una enfermera puede masajear su abdomen para ayudar a que el útero se relaje y deje de sangrar
  • Su área vaginal, perineo y recto, serán lavados para retirar todos los fluídos y sangre del parto
  • Se le aplicará una compresa fría en el perineo para aliviarlo y disminuir la hinchazón
  • Puede requerir de una inyección de Pitocina (oxytocina) para ayudar a disminuir el sangrado
  • Se le pueden dar medicamentos para el dolor, ya sea por vía oral, intravenosa o inyección

¿Cuánto va a Durar? Es extremadamente variable. Normalmente, los primogénitos toman más tiempo que los siguientes bebés, aunque esto no se garantiza. El promedio de duración de tiempo para que nazca un primogénito (y su placenta), una vez que la madre está en labor, es de 12 horas.

¿Dolerá? Sí, pero puede aprender varias técnicas para tratar de disminuir el dolor. Debe aprender a tiempo, lo más que se pueda acerca del parto, de ésta manera podrá decidir si quiere usar un medicamento epidural o cualquier otro.

Posibles Complicaciones:

Tiempo Promedio de Estancia en el Hospital: de 0-2 noches

Qué Esperar en las Primeras Semanas Después del Alumbramiento:

Después de la llegada de su bebé, se dará cuenta de que usted ha cambiado tanto física como emocionalmente. Físicamente, puede experimentar lo siguiente:

  • Pechos adoloridos - Sus pechos pueden estar dolorosamente llenos cuando se presenta la leche y sus pezones le pueden doler.
  • Estreñimiento Por lo general, la primera peristalsis postparto se retrasa hasta el tercer o cuarto día después de que dio a luz y las hemorroides sensibles así como los músculos adoloridos pueden provocar que la peristalsis sea dolorosa.
  • Episiotomía - Si su perineo (el área de piel entre la vagina y el ano) fue cortado por el médico o si se desgarró durante el nacimiento, los puntos de sutura pueden ser dolorosos al sentarse o caminar mientras dura la curación.
  • Hemorroides -Aunque son comunes, las hemorroides (tejidos anales inflamados) son inesperadas y al principio imperceptibles.
  • Sofocos por frío o calor - El ajuste de su cuerpo a las nuevas hormonas y niveles de flujo sanguíneo pueden causar estragos en su termostato interno.
  • Urinaria o incontinencia fecal - El estiramiento de los músculos durante el alumbramiento puede provocar que la orina pase de manera inadvertida cuando tose, ríe o se tuerce; o le puede provocar dificultad para la peristalsis, especialmente si una extensa labor de parto precedió al parto vaginal.
  • "Dolores que se presentan después" - El encogimiento del útero puede provocar contracciones que empeoran cuando amamanta a su bebé o cuando toma medicamentos para reducir el sangrado.
  • Secreción vaginal (locha)- Más pesada que su período normal y en ocasiones, con coágulos (algunos de ellos del tamaño de una pelota de golf), la secreción vaginal pierde la intensidad de su color a blanca o amarilla y se detiene en aproximadamente 2 meses.
  • Peso -Probablemente, su peso de postparto será de 10 libras (el peso del bebé, la placenta y del líquido amniótico) por debajo de su peso al término de la gestación, antes de que el peso adicional de agua decline gradualmente dentro de la primera semana mientras su cuerpo vuelve a ganar su equilibrio de sodio.

Emocionalmente, se puede sentir:

  • "Baby blues" - Alrededor del 80% de las mujeres experimentan irritabilidad, tristeza, llanto o ansiedad que comienzan a los pocos días o semanas después del parto. Como el más severo de los síndromes asociados con la psicosis y depresión postparto, el baby blues es el resultado de cambios hormonales, agotamiento, experiencias inesperadas del nacimiento, ajustes del cambio de papeles, y el sentido de la pérdida de control sobre su vida alterada mientras se adapta a su recién nacido.
  • Depresión postparto (DPP) - Más seria que el baby blues, esta afección es evidente en el 10-20% de las nuevas mamás y puede provocar cambios en el carácter, ansiedad, culpa y tristeza persistente. Su bebé puede tener algunos meses de edad antes de que la ataque la DPP y es más común en las mujeres con un antecedente familiar de depresión.
  • Psicosis Postparto - La psicosis postparto es una afección severa y bastante extraña, la cual, dificulta pensar claramente y puede resultar de peligro para la vida de usted o de su bebé. Es común que las mujeres que tienen depresión postparto piensen en lastimarse ellas mismas o a sus bebés. Si usted presenta sensaciones parecidas, llame inmediatamente a su médico.
  • Además, cuando se trata de tener relaciones sexuales, usted y su pareja pueden estar en total desacuerdo. Los hombres están preparados para continuar todo como estaba antes de la llegada del bebé, mientras que las mujeres tal vez no se sientan lo suficientemente cómodas -física o emocionalmente- y no se les antoja nada más que una buena noche de sueño.

Cuide de Usted Misma

  • Cuando su bebé duerma, tome una siesta.
  • Tómese el tiempo necesario cada día para relajarse con un libro o escuchar música.
  • Báñese diario.
  • Haga bastante ejercicio y tome aire fresco - ya sea usted sola o con su bebé, si es que tiene alguien que lo cuide.
  • Programe tiempo regular - incluso sólo 15 minutos al día - para estar a solas con su pareja y platicar.
  • Tómese el tiempo cada día para disfrutar a su bebé y anime a su pareja a que también lo haga.
  • Disminuya los estándares de labores domésticas y de alimentos - ya habrá tiempo para eso después. Si las visitas la estresan, evítelas por un tiempo.
  • Hable con otras madres primerizas (tal vez de su clase para dar a luz) y cree su propio grupo informal de apoyo.

Si Cualquiera de lo Siguiente Ocurre, Llame a su Médico

  • Presenta fiebre inesperada de 100.4 grados Fahrenheit (38 grados Celsius) o más en las primeras 2 semanas.
  • Satura más de una toalla sanitaria cada hora o si aumenta el nivel de sangrado.
  • Tuvo una cesárea o episiotomía y la incisión se enrojece más o se hincha y drena pus.
  • Presenta dolor nuevamente o sensibilidad en las piernas.
  • Tiene los senos sensibles al tacto o significativamente rojos, o si el pezón o la areola (el área de color oscuro del seno) tienen alguna cuarteadura o sangrado.
  • Nota que su secreción vaginal se ha vuelto de olor desagradable.
  • Tiene dolor al orinar o una urgencia repentina por hacerlo o incontinencia.
  • Tiene un aumento de dolor en el área vaginal.
  • Presenta tos, dolor en el pecho, náuseas o vómito.
  • Se deprime o experimenta alucinaciones, pensamientos suicidas o cualquier pensamiento de dañar a su bebé.

FUENTE:

Obstetrics: Normal & Problem Pregnancies , 3rd ed. Churchill Livingstone, 1996.



Último revisado Junio 2004 por Jeffrey Andrews, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook