{{YIELDBOT INTENT TAGS}} {{RUBICON REAL TIME}}
Hiperemesis Gravídica
all information

Hiperemesis Gravídica

(Vómito Persistente durante el Embarazo)

Se pronuncia: Hi-per-e-me-sis Gra-ví-di-ca

English Version

Definición

La presencia persistente de náusea y vómito durante el embarazo que puede ocasionar deshidratación.

Causas

Se cree que la causa de la nausea y el vómito durante el embarazo tiene que ver con el rápido incremento de los niveles hormonales tales como la gonadotropina coriónica humana (GCH) secretada por el feto. El incremento en los niveles de estrógeno también puede estar implicado. La nausea y el vómito extremos durante el embarazo pueden indicar un embarazo múltiple o un lunar hidatidiforme (crecimiento anormal del tejido y no un embarazo real).

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.

  • Hiperemesis gravídica durante un embarazo anterior
  • Padecer sobrepeso
  • Embarazos múltiples (más de un feto)
  • Madres primerizas
  • Enfermedad trofoblástica

Síntomas

La hiperemesis gravídica generalmente ocurre durante el primer trimestre del embarazo. Puede padecer de hiperemesis gravídica si está embarazada y vomita tanto que:

  • Son más de 3 o 4 veces al día
  • Pierde más de 10 libras de peso
  • Se siente mareada o que la cabeza le da vueltas
  • Se encuentra deshidratada; las señales de deshidratación podrían incluír:
    • Cetonas en la orina
    • Incremento de hematocritos
    • Aumento en el pulso
    • Disminución en la presión arterial

Diagnóstico

El doctor le interrogará acerca de sus síntomas e historial médico y realizará una exploración física. Los exámenes pueden incluir:

  • Análisis de sangre para revisar el balance químico en la sangre
  • Pruebas de orina para dar seguimiento al nivel de deshidratación
  • Pruebas de la tiroides (ya que las enfermedades de la tiroides pueden ser similares a la hiperemesis gravídica)
  • Pruebas de ultrasonido para revisar la salud del bebé

Tratamiento

El tipo de tratamiento que necesita dependerá de la gravedad de su estado. Con una identificación oportuna y el seguimiento adecuado de los síntomas, la hiperemesis gravídica no tiende a representar una complicación para la madre o el bebé. Una evaluación puede descartar posibles anormalidades del hígado o del tracto gastrointestinal en caso de que los síntomas sean persistentes. Los tratamientos posibles incluyen:

Comidas Pequeñas Frecuentes

La naúsea y el vómito generalmente empeoran entre las 2 y 12 semanas de gestación, desapareciendo alrededor de la segunda mitad del embarazo. Cuando la náusea o el vómito no son de mayor gravedad, pueden ser tratados con comidas secas (crackers), comidas pequeñas frecuentes y apoyo emocional. La ayuda psicosocial es una parte importante del tratamiento.

Líquidos Intravenosos

Es importante que una mujer embarazada beba suficientes líquidos; por lo que la importancia de los fluidos debería ser enfatizada. Puede requerirse de hospitalización, cuando las causas de deshidratación sean severas, para administrar los líquidos de manera intravenosa. Esto puede suspenderse en cuanto la paciente sea capaz de tomarlos por la boca. Si continúa vomitando a lo largo del embarazo, puede necesitar de líquidos intravenosos hasta el momento del parto. Se pueden agregar algunos otros nutrientes a los líquidos intravenosos para ayudarle a mantener los niveles químicos adecuados en la sangre.

Nutrición Parenteral Total

En los casos de hiperemesis gravídica más severos, es posible que se requiera administrar soluciones intravenosas de nutrientes más complejas durante el embarazo. Esto es llamado nutrición parenteral total (NPT).

Medicamentos

Las medicinas que previenen la naúsea son reservadas para aquellos casos en los que el vómito es persistente y con cantidades que presenten un potencial riesgo a la madre o al feto. Algunas medicinas anti naúsea pueden usarse durante el embarazo. Si no puede ingerir nada por la boca, los medicamentos pueden proporcionarse por vía intravenosa (IV) o en forma de supositorios.

Las medicinas podrían incluir:

  • Prometazina
  • Meclizina
  • Ondansetron
  • Droperidol
  • Metoclopramida

Prevención

Aunque no hay formas conocidas para prevenir la hiperemesis gravídica, las siguientes medidas pueden ayudarle a evitar que los vómitos comunes se tornen severos:

  • Ingiera comidas pequeñas, frecuentes
  • Guarde una dieta blanda
  • Tenga unas galletas cerca de su cama y coma unas cuantas antes de levantarse
  • Espere hasta que las náuseas hayan mejorado para tomar suplementos de hierro
  • Comente con su médico terapias complementarias, incluyendo:
    • Jengibre
    • Acupresión
Contacte a su médico u obstetra en caso de que esté embarazada y experimente naúsea severa y vómito.

Organizaciones

The American College of Obstetricians and Gynecologists
http://www.acog.org/

Fuentes:

Gastroenterology Clinics of North America

Obstetrics - Normal and Problem Pregnancies , 3rd ed. Churchill Livingstone, 1996.

MedlinePlus
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001499.htm



Último revisado Febrero del 2003 por Celeste Krauss, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook