Pterigión
all information

Pterigión

Se pronuncia: te-ri-gi-ON

English Version

Definición

Un pterigión es un crecimiento anormal y no canceroso de la conjuntiva. La conjuntiva es una delgada membrana que cubre el interior del párpado y parte del globo ocular (localizado entre la esclerótica, o lo "blanco del ojo" que rodea al globo ocular, y la córnea, la ventana en forma de domo que cubre la parte del frente del ojo que es responsable de reflejar la luz). El crecimiento excesivo de la conjuntiva conlleva al pterigión, el cual aparece como una mancha carnosa y de color blanquecino y que contiene vasos sanguíneos que se extienden a la superficie del ojo. Si un pterigión crece lo suficientemente grande eventualmente puede distorsionar la superficie de la córnea y hacer borrosa la visión.

La Conjuntiva

si55550369_96472_1

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Se desconoce la causa exacta del pterigión. Los factores más comunes que contribuyen al pterigión incluyen:

  • Exposición excesiva a la luz del sol
  • Exposición excesiva a condiciones ambientales asperas como el polvo, la suciedad, el calor, el aire, la resequedad y el humo
  • Exposición excesiva a alérgenos como los solventes y químicos industriales
  • Miembros en la familia con pterigión

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de desarrollar una enfermedad o padecimiento. Los factores de riesgo para el pterigión incluyen:

  • Trabajar en ocupaciones con una exposición excesiva a condiciones ambientales (luz del sol, polvo, suciedad, calor, resequedad, viento, humo)
  • Trabajar en ocupaciones con exposición excesiva a solventes o a químicos
  • Miembros en la familia con pterigión

Síntomas

Los síntomas de los pterigiones varían de persona a persona. En algunas personas, el pterigión permanece pequeño y no afecta la visión. Estos pterigiones se notan sólo debido a su apariencia cosméticamente anormal. En otras personas, los pterigos crecen rápidamente y causan una visión severamente borrosa. Los pterigiones no causan dolor.

Los síntomas incluyen:

  • Enrojecimiento
  • Irritación
  • Lagrimeo
  • Sensación de tener algo en el ojo
  • Visión borrosa

Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas no asuma que se debe al pterigión. Estos síntomas pueden ser causados por otras enfermedades oculares. Si usted experimenta cualquiera de ellos, vea a su oftalmólogo.

Diagnóstico

Su oftalmólogo le preguntará acerca de sus síntomas e historial médico y le realizará una examinación completa del ojo. Las pruebas pueden incluir lo siguiente:

  • Agudeza visual - una prueba que evalúa su habilidad para ver y leer las letras más pequeñas en un cartel visual colocado a 14-20 pies de distancia
  • Examinación con lámparas de hendidura - una luz brillante con ampliación usada para ver el ojo
  • Topografía corneal - una prueba computarizada que mapea los cambios en la curvatura de la córnea
  • Documentación fotográfica - Fotografía para registrar el grado de crecimiento de un pterigión

Tratamiento

Los principales objetivos del tratamiento para el pterigión son para:

  • Evaluar el tamaño
  • Prevenir la inflamación
  • Prevenir la infección
  • Ayudar en el proceso de recuperación, si se realiza un cirugía

Las opciones de tratamiento incluyen:

Observación

  • Examinación ocular periódica, usualmente cuando el pterigión causa síntomas mínimos o no causa ninguno
  • Si los síntomas aumentan, los tratamientos adicionales pueden incluir:
    • Medicamentos: prescribir antibióticos para prevenir la infección, corticosteroides para reducir la inflamación
    • Radioterapia para detener la formación de las células de pterigión
    • C-myelincin para ayudar a la recuperación

Cirugía

Si la visión se torna severamente borrosa, el pterigión puede necesitar ser retirado quirúrgicamente. Esto comúnmente se realiza en una base de paciente externo. En ocasiones, el pterigión puede reaparecer. Se pueden tomar medidas durante la operación para evitar que esto suceda.

En casos raros un pterigión causa cicatrización seria de la córnea. Si esto sucede, se puede necesitar de un trasplante de córnea.

Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted.

Prevención

Para ayudarle a reducir sus probabilidades de desarrollar un pterigión, tome las siguientes medidas:

  • Use lentes oscuros con protección UV para proteger sus ojos del sol, el polvo y el viento
  • Evite factores ambientales asperos para reducir el crecimiento o reaparición del pterigión

FUENTES DE INFORMACIÓN:

Handbook of Ocular Disease Management
http://www.revoptom.com

Kellogg Eye Institute
University of Michigan
http://kellogg.umich.edu

MedlinePlus
U.S. Library of Medicine and the National Institutes of Health
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus

Referencias:

Pterygium. Eye Conditions A-Z. Kellogg Eye Institute. University of Michigan. Disponible en: http://kellogg.umich.edu/patientcare/conditions/pterygium.html . Accedido el 12 de agosto del 2005.

Pterygium. MedlinePlus Medical Encyclopedia. U.S. National Library of Medicine and the National Institutes of Health. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001011.htm . Accedido el 12 de agosto del 2005.

Sowka JW, Gurwood AS, Kabat AG. Handbook of Ocular Dsease Management. Jobson Publishing Co. 2001. Disponible en: http://www.revoptom.com/handbook/sect2i.htm . Accedido el 12 de agosto del 2005.



Último revisado Octubre del 2005 por Steven Bratman, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook