{{YIELDBOT INTENT TAGS}} {{RUBICON REAL TIME}}
Epiglotitis
all information

Epiglotitis

Se pronuncia: e-pi-glo-TI-tis

English Version

Definición

La epiglotitis es una inflamación severa de la epiglotis. La epiglotis es una estructura cartilaginosa como un pliegue, localizada en la garganta. Mientras se deglute, la epiglotis se pliega sobre la tráquea y las cuerdas vocales para evitar que los alimentos y los líquidos entren en los pulmones. La inflamación rápidamente puede cerrar las vías respiratorias de una persona dificultándole la respiración. La epiglotitis es rara y requiere de atención médica inmediata, debido a que rápidamente puede tornarse mortal. Si cree que usted, su hijo o alguien que conoce tienen epiglotitis, vaya a la sala de emergencias inmediatamente.

La Epiglotis

Nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Los factores que pueden causar la epiglotitis incluyen:

  • Bacterias, virus y hongos
    • Haemophilus influenzae tipo b (Hib) - no es el mismo germen que causa la gripe; la causa del tipo más mortal de epiglotis
    • Streptococcus pneumoniae - también es la causa de la meningitis
    • Streptococcus A, B y C - también es la causa de la faringitis estreptocócica y de las infecciones de la sangre
    • Candida albicans - también causa las infecciones por levadura, el sarpullido del pañal o la afta oral
    • Varicella zoster - también causa la varicela y la herpes
  • Quemadas debido a líquidos calientes
  • Lesiones físicas en el área de la garganta

Usualmente, las infecciones bacterianas causan la epiglotitis. En el pasado, la Hib con más frecuencia causaba la epiglotitis. Sin embargo, debido a que la vacunación contra este virus comenzó en niños, dicho virus de hecho se ha vuelto más prevaleciente entre los adultos que entre los niños.

Factores de Riesgo

La epiglotitis es una enfermedad contagiosa. Su contagio es muy parecido al del resfriado común , a través de gotas liberadas cuando se estornuda y tose. Cualquiera puede desarrollar la epiglotitis, sin embargo, los siguientes factores pueden incrementar el riesgo de una persona:

  • Edad
    • Niños de 2-6 años en países que no ofrecen las vacunas
    • Infantes demasiado jóvenes para recibir la vacunación (menores a los 2 meses)
    • Adultos de 40 años de edad (muy raro)
  • Género
    • Los hombres son más propensos que las mujeres
    • Cuartos estrechos
    • Guarderías
    • Escuelas
    • Oficinas
    • Miembros en la familia
  • Sistema inmune débil
    • Enfermedad
    • Medicamentos que reducen la función inmune

Síntomas

La epiglotitis es una enfermedad rara, si usted o su hijo experimentan cualquiera de estos síntomas, no asuma que se deben a la epiglotitis. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Sin embargo, si usted experimenta cualquiera de ellos, vea a su médico.

  • Fiebre elevada (~103°F)
  • Garganta inflamada y dolor de garganta severo
  • Dificultad para deglutir
  • Voz apagada
  • Problemas para respirar
    • Respiración acelerada
    • Creciente dificultad para respirar
    • Inclinación hacia adelante y arquear el cuello hacia atrás para respirar
    • Estridor (sonidos rasposos o chirriantes mientras inhala, causados por una obstrucción en las vías respiratorias)
  • Síntomas asociados con niveles bajos de oxígeno
    • Cianosis (tinte azulado en la piel o en los labios)
    • Lentitud física
    • Confusión
    • Irritabilidad

Los síntomas aparecen de manera repentina y se empeoran rápidamente

Nota: No intente utilizar un depresor de la lengua o cualquier otro instrumento para observar dentro de la garganta de una persona. Puede ocurrir un espasmo de la garganta y causar que la vía respiratoria se cierre completamente.

Diagnóstico

Cuando llegue al hospital, primero el doctor se asegurará de que el paciente sea capaz de respirar. Después de que la vía respiratoria esté asegurada, el doctor le preguntará acerca de los síntomas y del historial médico. Si la persona no está teniendo problemas para respirar, el doctor puede utilizar un espejo para observar dentro de la garganta. Usualmente, el diagnóstico y las pruebas iniciales tienen como base los síntomas reportados.

Las pruebas que pueden realizarse incluyen:

  • Radiografías torácicas - una prueba que utiliza radiación para tomar una placa del pecho, de manera que el doctor pueda revisar una epiglotis inflamada
  • Pruebas de sangre - para detectar bacterias
  • Nasofaringoscopia - se inserta un tubo diminuto y delgado a través de la nariz para observar las estructuras internas como la epiglotis
  • Cultivo de garganta - se utiliza un hisopo de algodón para recolectar células provenientes del tejido infectado; las células son colocadas en un medio rico en nutrientes y se les deja crecer; después las células son identificadas y se le proporcionan los resultados a su médico

Tratamiento

Primero, el doctor estabilizará la vía respiratoria del paciente y le administrará el medicamento adecuado dependiendo de la causa. El paciente también puede tener una enfermedad secundaria que necesita ser tratada dependiendo de la causa de la epiglotitis (por ejemplo, un estreptococo puede causar la infección sanguínea).

Si la persona NO está teniendo problemas para respirar:

Serán observados estrechamente en la unidad de cuidado intensivo

Si la persona NO PUEDE respirar, las opciones incluyen:

Intubación endotraqueal

Se inserta un tubo de respiración a través de la nariz o de la boca y se ventila la vía respiratoria. Esto sólo puede realizarse si la vía respiratoria no está cerrada debido a la inflamación.

Traqueotomía

Se inserta un tubo de respiración directamente dentro de la tráquea (vía respiratoria). Esto se realiza si la vía respiratoria está cerrada debido a la inflamación o si la vía respiratoria está demasiado inflamada como para realizar una intubación endotraqueal.

Después de que se estabiliza la vía respiratoria, la persona seré observada y comenzará a tomar medicamentos, incluyendo:

Antibióticos

Los antibióticos se administran a través de las venas (IV) para ayudar a aniquilar los organismos que causan la infección y la inflamación. Al principio pueden administrarse una variedad de antibióticos si todavía no se conoce la identidad del germen. Una vez que se sepan los resultados de la prueba de laboratorio, se puede administrar un antibiótico específico.

Una vez que la inflamación disminuye, se puede remover el tubo de respiración. Usualmente, no existen efectos secundarios para la epiglotitis y el panorama del paciente es bueno.

Prevención

La vacunación es la única manera de prevenir la epiglotitis. Existen tres vacunas diferentes que pueden administrarse (HbOC, PRP-OMP y la PRP-T). Actualmente, los bebés nacidos en los Estados Unidos reciben una de estas tres vacunas a los dos meses de edad. Desde que se comenzó con la vacunación, los adultos han tenido un riesgo inclusive más bajo de desarrollar epiglotitis. Sin embargo, si usted está inmunamente comprometido o bajo medicamentos que pueden volverlo más susceptible a la enfermedad, hable con su médico de la posibilidad de ser vacunado.

FUENTES DE INFORMACIÓN:

Mayo Clinic
http://www.mayoclinic.org

The Merck Manual
http://www.merck.com

Referencias:

Epiglottitis. Mayo Clinic website. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/invoke.cfm?objectid=32566435-9104-10DC-DCB8C219AF352311&si=2765 . Accedido el 8 de agosto del 2005.

Epiglottitis. The Merck Manual of Medical Information - Second Home Edition online. Disponible en: http://www.merck.com/mmhe/sec23/ch272/ch272f.html . Accedido el 8 de agosto del 2005.

Epiglottitis. World Health Organization. Disponible en: http://www.who.int/medicines/library/bacterial_model_pres/014to019.pdf . Accedido el 8 de agosto del 2005.

Haemophilus influenzae Type b Meningitis and Invasive Disease. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible en: http://www2.ncid.cdc.gov/travel/yb/utils/ybGet.asp?section=dis&obj=hib.htm . Accedido el 8 de agosto del 2005.

Sack JL, Brock CD. Identifying acute epiglottitis in adults. Postgraduate Medicine. 2002;112(1). Disponible en línea en: http://www.postgradmed.com/issues/2002/07_02/sack.htm . Accedido el 9 de noviembre del 2005.



Último revisado Octubre del 2005 por Steven Bratman, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook