Anemia Aplástica
all information

Anemia Aplástica

English Version

Definición

La anemia aplástica es una enfermedad no contagiosa que se presenta cuando la médula ósea deja de producir células sanguíneas. La médula ósea es la parte interior roja y esponjosa del hueso y es responsable de abastecer al cuerpo con tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos que entregan oxígeno a todas las partes del cuerpo, glóbulos blancos que protegen al cuerpo de los gérmenes, y plaquetas que se necesitan para que la sangre coagule. Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, raza o género.

La anemia aplástica puede ser diagnosticada ya sea como idiopática, lo cual significa que se desconoce la causa, o como adquirida y por lo general la causa son los factores ambientales. En casos muy raros, la anemia aplástica puede ser hereditaria.

La gravedad de esta enfermedad puede variar de leve a severa. Si sospecha que tiene esta enfermedad, consulte inmediatamente a su médico.

Ubicación de Médula Ósea Activa en un Adulto

nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Se cree que la anemia aplástica es causada por el propio sistema inmune del paciente que ataca la médula ósea, interfiriendo con la producción de células sanguíneas. En algunos casos, la anemia aplástica es un efecto secundario temporal de un medicamento y se puede revertir si se detiene la exposición a la causa.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo contribuye a una enfermedad o la provoca. Los siguientes factores de riesgo pueden contribuir al desarrollo de la anemia aplástica:

  • Exposición a algunas toxinas ambientales como las que se encuentran en la gasolina, pintura, aceite y emisiones de carbón, y solventes industriales.
  • Tratamientos de alta dosis de radiación y quimioterapia
  • Algunos virus
  • Algunos medicamentos como los que se usan para tratar la artritis reumatoide, antibióticos y algunas drogas
  • Enfermedades de la médula ósea
  • Embarazo
  • Causas desconocidas

Síntomas

Si experimenta cualquiera de estos síntomas no asuma que se debe a la anemia aplástica. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud menos graves. Si experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

  • Fatiga
  • Falta de aliento con el esfuerzo
  • Debilidad
  • Frecuencia cardiaca acelerada
  • Piel pálida
  • Fácil aparición de moretones
  • Infecciones frecuentes
  • Sangrados nasales y encías que sangran
  • Sangrado prolongado de cortadas
  • Sarpullido cutáneo
  • Fiebre
  • Lapso disminuido de atención

Diagnóstico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial médico y le realizará un examen físico. Las pruebas para diagnosticar la anemia aplástica incluyen:

  • Prueba de sangre - se toma una muestra de su sangre para determinar si tiene conteos por debajo de lo normal de dos o más de glóbulos rojos, glóbulos blancos, o plaquetas.
  • Biopsia de médula ósea - Este procedimiento permite al médico tomar una pequeña muestra intacta de su médula ósea. La muestra es examinada bajo microscopio para descartar otras posibles enfermedades relacionadas con la sangre y para determinar la cantidad y calidad de las células de su médula ósea. En la anemia aplástica la médula ósea contendrá menos células sanguíneas de lo normal.

Una vez que usted es diagnosticado con anemia aplástica, podría necesitar pruebas adicionales para determinar la causa subyacente.

Para la evaluación y el tratamiento posteriores, será canalizado con un especialista en trastornos sanguíneos, un hematólogo o un centro de tratamiento especial para anemia aplástica.

Tratamiento

Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. El tratamiento para la anemia aplástica varía de acuerdo a la gravedad.

Las opciones de tratamiento incluyen: Las transfusiones sanguíneas abastecen las células sanguíneas que la médula ósea ha dejado de producir. Esto no es una cura pero en su lugar ayuda a aliviar los síntomas.

Medicamentos Inmunosupresores

Estos medicamentos alteran o suprimen a su sistema inmune para evitar que dañe a las células sanguíneas de la médula ósea. Esto da tiempo a su médula ósea para recuperarse y comenzar a producir células sanguíneas nuevamente. Los medicamentos usados son globulina antitimocito (ATG) y ciclosporina. Algunas veces se usan en combinación con esteroides para aminorar los efectos secundarios. A menudo este tratamiento requiere hospitalización breve.

Trasplante de Médula Ósea

El reemplazo de médula ósea enferma con médula ósea sana es la mejor opción de tratamiento para algunas personas con anemia aplástica severa. Para un trasplante exitoso el paciente necesita un donador cuya médula ósea sea lo más compatible posible con la suya. Pueden ser suficientes otros tratamientos si la anemia aplástica es de leve a moderada y es causada por la exposición a radiación, químicos o medicamentos, la observación y la descontinuación inmediata de la causa identificada para restaurar la función normal de la médula ósea.

Prevención

Aunque la mayoría de los casos de anemia aplástica no se pueden prevenir, limitar la exposición a ciertas toxinas ambientales como las que se encuentran en la gasolina, pintura, aceite y emisiones de carbón, y solventes industriales puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACIÓN:

Aplastic anemia and MDS International Foundation
http://www.aplastic.org

Mayo Clinic
http://www.mayoclinic.com

Referencias:

Ahn M, Choi J, Lee Y, et al. Outcome of adult severe or very severe aplastic anemia treated with immunosuppressive therapy compared with bone marrow transplantation: Multicenter trial. Int J Hematol. 2003;78(2):133-8.

Locasciulli A. Acquired aplastic anemia in children: Incidence, prognosis and treatment options. Paediatr Drugs. 2002;4(11):761-6.

Loughran T Jr, Storb R. Treatment of aplastic anemia. Hematol Oncol Clin North Am. 1990;4(3):559-75.



Último revisado Octubre 2005 por Mark A. Best, MD, MPH, MBA

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook