Cistocele/Rectocele
all information

Cistocele/Rectocele

(Cistocele; Vejiga Caída/Rectocele; Recto Saliente)

Se pronuncia: cis-to-CE-le/rec-to-CE-le

English Version

Definición

Un cistocele ocurre cuando parte de la vejiga sobresale dentro de la vagina. Un rectocele ocurre cuando parte del recto se hunde dentro de la vagina. En ambas condiciones, las paredes de la vagina se debilitan tanto que ya no son lo suficientemente fuertes para soportar una separación entre la vagina y la vejiga o recto.

Existen tres grados de cistocele:

  • Grado 1: la forma más leve, en el que la vejiga gotea sólo parcialmente dentro de la vagina
  • Grado 2: una forma moderada, en la que la vejiga se ha hundido lo suficientemente lejos como para alcanzar la abertura de la vagina
  • Grado 3: la forma más severa, en la que la vejiga se ha hundido a través de la abertura de la vagina

Entre más pronto sea tratado un cistocele o un rectocele, será más favorable el resultado. Si sospecha que tiene esta condición, consulte a su médico.

Cistocele

si55551974_96472_1

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Rectocele

si55551976_96472_1

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

El cistocele y el rectocele ocurren cuando las paredes de la vagina se han dañado, generalmente por uno o más de los siguientes factores:

  • Difíciles partos vaginales
    • Partos múltiples
    • El uso de fórceps para asistir el parto
    • Desgarres perineales durante el parto
    • Episiotomía durante el parto
  • Desgarre a causa de levantar objetos pesados
  • Tos crónica
  • Crónico estreñimiento
  • Debilitamiento de los músculos vaginales causado por falta de estrógeno después de la menopausia

Factores de Riesgo

Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar cistocele y rectocele. Si tiene cualquiera de estos factores de riesgo, dígaselo a su médico:

  • Edad: postmenopáusica
  • Historial de partos vaginales difíciles
  • Historial de desgarre durante evacuaciones
  • Obesidad
  • Fumar

Síntomas

Muchos casos de cistocele y rectocele son leves y no tienen síntomas.

En casos más severos, los síntomas de cistocele incluyen:

  • Escape de orina al reír, estornudar o toser
  • Vaciado incompleto de la vejiga después de orinar
  • Dolor o presión en la pelvis
  • Infecciones frecuentes de la vejiga
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sensación de tejido que sobresale de la vagina

Los síntomas de rectocele incluyen:

  • Dolor o presión en la vagina
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor o presión en el recto
  • Dificultad para evacuar
  • Necesidad de aplicar presión en la vagina para evacuar
  • Sensaciones de evacuación incompleta
  • Sensación de tejido que sobresale de la vagina

Si experimenta cualquiera de estos síntomas no asuma que se debe a cistocele o rectocele. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

Diagnóstico

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico, y le realizará un examen físico. Las pruebas para cistocele pueden incluir las siguientes:

  • Examinación pélvica
  • Cistouretrograma de evacuación: una prueba de rayos X hecha durante la micción
  • Pruebas de orina para buscar señales de infección

Las pruebas para rectocele pueden incluir:

  • Examinación de la vagina y recto
  • Defecograma: una prueba de rayos X realizada durante la evacuación

Tratamiento

Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Para los casos más leves de cistocele y rectocele, no se necesita tratamiento. Para casos más severos, las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

Modificación de actividad

Para cistocele y rectocele, su médico puede sugerir que evite levantar objetos pesados.

Los ejercicios de Kegel (apretar los músculos del piso pélvico) pueden ayudar a reforzar los músculos alrededor de la vagina y vejiga.

Para rectocele, la primera línea de tratamiento a menudo es una dieta que permita la fácil evacuación. Esto incluye añadir fibra, líquidos y un ablandador de heces si es necesario.

Pesario

Un pesario es un aparato que se inserta dentro de la vagina para proporcionar apoyo y para mantener a la vejiga y/o recto en su lugar. Terapia de reemplazo de estrógeno

Añadir estrógeno (en presentación de pastillas, cremas o parches) puede ayudar a reforzar las paredes de la vagina después de la menopausia.

Cirugía

Para casos severos de cistocele y rectocele, se puede recomendar cirugía para regresar a su lugar a la vejiga o recto.

Prevención

Para ayudar a reducir sus probabilidades de tener cistocele y rectocele, siga estos pasos:

  • Evite levantar objetos pesados
  • Realice ejercicios de Kegel regularmente
  • Trate el estreñimiento
  • Deje de fumar
  • Mantenga un peso saludable

Fuentes Adicionales:

American Society of Colon and Rectal Surgeons
http://www.fascrs.org

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse
http://www.kidney.niddk.nih.gov

Society of Gynecologic Surgeons
http://www.sgsonline.org/edpro002.html

Referencias:

Cystocele (Fallen Bladder). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse website. Disponible en: http://www.kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/cystocele . Accedido en septiembre 22, 2005.

Cystocele. University of Michigan Health System website. Disponible en: http://www.med.umich.edu/1libr/wha/wha_cystocel_crs.htm . Accedido en septiembre 22, 2005.

Cystocoele, rectocoele and pelvic support surgery. Society of Gynecologic Surgeons website. Disponible en: http://www.sgsonline.org/edpro002.html . Accedido en septiembre 22, 2005.

Rectocele. American Society of Colon and Rectal Surgeons website. Disponible en: http://www.fascrs.org/displaycommon.cfm?an=1&subarticlenbr=19 . Accedido en septiembre 22, 2005.

Rectocele. MayoClinic.com website. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/invoke.cfm?id=AN00529 . Accedido en septiembre 22, 2005.



Último revisado Noviembre 2005 por David L. Horn, MD, FACP

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook