Envenenamiento por Monóxido de Carbono
all information

Envenenamiento por Monóxido de Carbono

English Version

Definición

El envenenamiento por monóxido de carbono es una condición potencialmente mortal que resulta de la inhalación de monóxido de carbono. Este es un gas incoloro, insípido y sin olor. Las personas pueden inhalar el gas sin saberlo. Esto es producido cuando el gas, la madera, el carbón u otros combustibles se queman. Con frecuencia se acumula cuando un calentador o artículo de cocina se deja encendido o sin la apropiada ventilación.

Convirtiendo el Monóxido de Carbono en Hemoglobina

Nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

La inhalación de monóxido de carbono ocasiona envenenamiento. Las personas pueden estar expuestas al gas cuando dispositivos que queman gas no funcionan correctamente o no están ventilados de manera apropiada en el exterior. En consecuencia, si una pipa tiene un hoyo, el monóxido de carbono puede escapar e introducirse en la casa. Usar una parrilla o estufas de gas al ir de campamento al aire libre puede causar una acumulación de monóxido de carbono, lo que también puede ocurrir con el escape de un un auto encendido y encerrado en una cochera.

Una vez que se ha inhalado el gas, éste es absorbido por los pulmones. Se enlaza con fuerza a la hemoglobina y toma el lugar del oxígeno que normalmente es transportado en los glóbulos rojos. Los tejidos, sobre todo los del cerebro, se desnutren debido a la falta de oxígeno.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.

  • Exposición al monóxido de carbono a través de inadecuadas ventilaciones o artefactos defectuosos.
  • Edad:
    • Fetos (el que la madre fume es la causa mayor de exposición)
    • Infantes
    • Adultos Mayores
  • Sangre, corazón y condiciones de los pulmones

Fumar no ocasiona un envenenamiento por monóxido de carbono agudo. Sin embargo, debido a que el tabaco quemado produce una cantidad considerable de monóxido de carbono, los fumadores están crónicamente expuestos a altos niveles de envenenamiento por gas.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Falta de aliento
  • Dificultad al respirar
  • Cambios en la visión
  • Pulso acelerado
  • Mareos
  • Debilidad
  • Somnolencia
  • Cambios emocionales
  • Confusión
  • Juicio pobre
  • Torpeza
  • Desmayos
  • Náusea y vómito
  • Diarrea
  • Dolor en el pecho
  • Decoloración de la piel y de las uñas
  • Rara vez, un color rojo cereza aparece en la piel y en los labios
  • Coma, pérdida de la conciencia

Diagnóstico

El doctor le interrogará respecto a sus síntomas e historial médico y realizará una exploración física. Usted puede ser cuestionado respecto a:

  • Si sus síntomas vienen y van
  • Si alguien más en su casa se siente enfermo
  • Si usted utiliza algún aparato de combustión

Las pruebas podrían incluir:

Pruebas de sangre - para confirmar la presencia de monóxido de carbono en la sangre

Electrocardiograma - un examen que registra la actividad del corazón a través de medir las corrientes eléctricas del músculo cardiaco

Tratamiento

Alejarse de las fuentes de monóxido de carbono. Respirar aire fresco en el exterior. Los síntomas no tan severos usualmente se arreglan tras alejarse del gas envenenado.

Busque ayuda médica en el área de emergencias más cercana. Explíqueles que usted cree que puede haber estado expuesto al monóxido de carbono. El doctor puede administrarle oxígeno hasta que sus síntomas desaparezcan y el nivel de monóxido de carbono en su sangre baje.

Otras terapias pueden incluir:

Ventilación - Los pacientes en coma o con una complicación seria en el corazón o sistema nervioso pueden necesitar de un ventilador que los ayude a respirar.

Terapia Hiperbárica de Oxígeno - Esta implica el colocar al paciente en una cámara especial en la cual el oxígeno se encuentra a mayor presión de lo normal.

Prevención

La clave para prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono es el evitar exponerse a él. Debido a que el gas no tiene color u olor, usted no puede detectar su presencia. Las siguientes sugerencias pueden reducir su riesgo de exposición:

  • Contacte a un experto para que revise la chimenea cada año. Los escombros pueden bloquear la ventilación, lo cual produce que el monóxido de carbono se acumule.
  • Antes de que comience la temporada fría, contrate a un profesional para que revise que sus aparatos de gas y queroseno funcionen de manera adecuada.
  • Asegúrese de que todos los aparatos de combustión y gas estén ventilados cuando vaya al aire libre, a través de pipas sin agujeros.
  • No utilice la estufa de gas o el horno para calentar su casa.
  • No utilice un asador, estufa para acampar u otro calentador de queroseno dentro de su casa o tienda de campaña.
  • No use generadores u otros aparatos que utilicen gasolina en espacios cerrados.
  • Sólo compre y utilice el equipo que muestre el sello de la Asociación Americana de Gas (AGA, por sus siglas en inglés) o de los Laboratorios Autorizados.
  • No le deje todo el trabajo al detector de monóxido de carbono. Uselo sólo como un respaldo, además de otras medidas preventivas. Siga las instrucciones del fabricante para su instalación y mantenimiento.
  • Pida a su mecánico que revise el sistema de ventilación de su auto anualmente.
  • No encienda el carro dentro de la cochera, especialmente si ésta es un espacio cerrado. Caliente el auto y sáquelo.
  • No deje abiertas las puertas que conectan su casa con la cochera cuando el auto esté encendido.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

Environmental Protection Agency
http://www.epa.gov

U.S. Consumer Product Safety Commission
http://www.cpsc.gov

Fuentes:

Cecil Textbook of Medicine , 21st ed. W.B. Saunders Company;2000.

Centers for Disease Control and Prevention

Conn's Current Therapy 2001 , 53rd ed. W.B. Saunders Company;2001.

Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice , 4th ed. Mosby-Year Book, Inc.; 1998.

Environmental Protection Agency

Harrison's Principles of Internal Medicine , 14th ed. The McGraw-Hill Companies;2000.



Último revisado Noviembre 2004 por Kimberly Rask, MD, PhD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook