Cirrosis

Definición

La cirrosis es una enfermedad en la cual, el hígado se daña permanentemente y su estructura se ve alterada permanentemente. En la cirrosis, las áreas normales del tejido del hígado son rodeadas por áreas de costras que no funcionan adecuadamente.

Cirrosis Hepática

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

La cirrosis ocurre cuando las células del hígado se dañan y se forman costras. Esta costra provoca que el flujo sanguíneo se bloquee y que los desechos se acumulen en el cuerpo.

Las causas de la cirrosis incluyen:

  • Consumo excesivo de alcohol
  • Hepatitis C , B y D
  • Hepatitis autoinmunológica
  • Enfermedades hereditarias:
  • Esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), asociada con:
  • Obstrucción del ducto biliar, asociada con:
    • Defectos congénitos
    • Ductos con cicatrices
    • Cirugía de la vesícula biliar
    • Pancreatitis
  • Medicamentos y toxinas:
    • Arsénico
    • Isonizada
    • Metotrexato
    • Exceso de vitamina A
  • Infecciones:
  • Falla cardíaca, provocando sangrado repetitivo de regreso al hígado

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.

  • Abuso del alcohol
  • Infección hepática
  • Uso de drogas tóxicas para el hígado
  • Padecer sobrepeso
  • Diabetes que es pobremente controlada
  • Ingestión de demasiado hierro

Síntomas

A menudo, la cirrosis no provoca síntomas en el proceso temprano de la enfermedad. Los síntomas comienzan cuando el hígado comienza a fallar, mientras una costra reemplaza las células sanas. La gravedad de los síntomas depende de la extensión del daño al hígado.

Los primeros síntomas incluyen:

  • Fatiga
  • Falta de apetito
  • Hinchazón abdominal, sensibilidad y dolor
  • Náuseas
  • Pérdida de peso
  • Debilidad
  • Pechos agrandados en los hombres

Los síntomas que aparecen después, algunos debido a complicaciones, incluyen:

  • Color amarillento de la piel o de los ojos (ictericia)
  • Palmas enrojecidas
  • Pérdida del vello corporal
  • Testículos encogidos
  • Hígado crecido
  • Bazo crecido
  • Aparición en la piel de vasos sanguíneos delgados, rojos-púrpura y con apariencia de araña, especialmente alrededor del ombligo
  • Orina oscura
  • Retención de líquidos e hinchazón de las piernas y el abdomen
  • Sangrado y aparición de moretones
  • Vómito de sangre
  • Comezón
  • Problemas menstruales
  • Infecciones abdominales
  • Impotencia
  • Olvido de las cosas
  • Confusión
  • Agitación
  • Temblor
  • Coma
  • Incapacidad de procesar los medicamentos completamente
  • Vasos sanguíneos agrandados, torcidos y de paredes delgadas llamados varices, que sangran fácilmente y algunas veces de manera catastrófica (normalmente, localizados en el esófago)
  • Cáncer hepático
  • Osteoporosis
  • Cálculos Biliares
  • Arritmias
  • Alteraciones del sueño
  • Ulceras
  • Problemas de respiración
  • Resistencia a la insulina

Diagnóstico

El doctor le interrogará acerca de sus síntomas e historial médico y le practicará un examen físico.

Las pruebas podrían incluir:

Pruebas de sangre - para asegurar el buen funcionamiento del hígado y determinar una causa

Escáner de Tomografía computarizada o Escáner Hepático o del Bazo - para identificar cambios en el hígado

Hígado Biopsia - analizar una muestra de tejido hepático retirada mediante una delgada aguja insertada a través del abdomen y dentro del hígado

Laparoscopía - observar el hígado mediante una delgada sonda con una punta iluminada a través de una incisión cerca del ombligo

Otras pruebas pueden incluir:

  • Insertar un catéter dentro de la vena del hígado y para medir su presión interna (rara vez se requiere)
  • Retirar el fluido del abdomen para examinarlo
  • Otras pruebas para determinar la causa de la cirrosis y las complicaciones que se puedan presentar

Tratamiento

No existe tratamiento para curar la cirrosis. Los objetivos del tratamiento son:

  • Controlar la causa
  • Prevenir el daño adicional
  • Tratar los síntomas y las complicaciones
  • Tratamiento para las afecciones médicas subyacentes

Los Tratamientos Incluyen:

Medicamentos

Los doctores prescriben medicamentos para:

  • Tratar la hepatitis y las complicaciones que aumentan
  • Disminuir la absorción de los desechos y toxinas en el sistema digestivo
  • Reducir el riesgo de la ruptura de vasos sanguíneos
  • Combatir las infecciones
  • Derramar exceso de fluídos

Cirugía

Trasplante de hígado - se puede realizar si:

  • Ya no se pueden controlar las complicaciones usando terapia médica
  • El hígado deja de funcionar

Endoscopía - se usa para atar los vasos sanguíneos (varices) o inyectar medicamentos para provocar coagulación. Se inserta una pequeña herramienta debajo de la garganta para ayudar al doctor a ver y tener acceso a las várices que están localizadas en el esófago.

Cuidados personales

  • Tener cuidado de no dañar el hígado en un futuro.
  • Dejar de beber alcohol.
  • No tomar ningún medicamento sin la aprobación de su doctor, incluyendo medicamentos de auto servicio.
  • Mantener una dieta balanceada. Puede necesitar calorías extras y una abundante cantidad de proteínas para ayudar a la regeneración de hígado.
  • Si su enfermedad hepática está más avanzada, puede tener que limitar la ingesta de proteínas, ya que su hígado debilitado no podrá procesarlas adecuadamente.
  • Puede tener que limitar la sal en su dieta, debido al incremento en la retención de líquidos.
  • Tomar cualquier suplemento vitamínico que le recomiende su médico.
  • Eleve sus pies y piernas para disminuir la hinchazón.
  • Debido al elevado riesgo de infecciones, los médicos recomiendan:
    • Vacunas contra gripe , neumonía y hepatitis
    • Evitar los mariscos crudos

Prevención

Para disminuir el riesgo de cirrosis:

  • Tomar alcohol con moderación. La ingesta moderada de alcohol no va más allá de dos bebidas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres.
  • Practicar sexo seguro para disminuir la probabilidad de contraer hepatitis B.
  • Si consume drogas vía intravenosa, no comparta agujas, ya que puede contagiar la hepatitis B.
  • Recibir vacunas hepáticas.
  • Seguir las recomendaciones de su médico acerca de las pruebas de sangre cuando consuma medicamentos que puedan dañar al hígado.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

American College of Gastroenterology
http://www.acg.gi.org/

American Gastroenterological Association
http://www.gastro.org/

American Liver Foundation
http://www.liverfoundation.org/

Fuentes:

American Academy of Family Physicians.

American Gastroenterological Association.

Griffith's 5-Minute Clinical Consult, 1999 ed. Lippincott Williams & Wilkins;1999.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.



Último revisado Noviembre 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook