Fibrosis Uterina

Definición

Las fibrosis son crecimientos benignos en las paredes del útero, el órgano reproductivo donde se desarrolla el feto. Con frecuencia, los tumores crecen dentro de la cavidad uterina. En casos poco comunes, la fibrosis puede sobresalir del útero hacia los órganos cercanos. Las fibrosis varían en tamaño de muy pequeños a ocho pulgadas o más de diámetro. Usualmente, se presentan más de una fibrosis. Alrededor de 20% a 30% de las mujeres en edad reproductiva padecen de fibrosis, al igual que casi la mitad de todas las mujeres. Muchas de ellas lo desconocen. La mayoría no presenta síntomas hasta después los 30 ó 40 años.

Fibrosis Uterina

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

La causa de la fibrosis es desconocida. Los genes y las anormalidades en las sustancias que regulan el desarrollo de los vasos sanguíneos pueden ocasionar que algunas mujeres sean propensas a la fibrosis. Las hormonas reproductoras femeninas estimulan el crecimiento de la fibrosis. Este tipo de crecimientos aumentan su tamaño durante el embarazo y se reducen después del trabajo de parto. Las fibrosis se vuelven menos problemáticas después de la menopausia. Sin embargo, los síntomas pueden reaparecer con una terapia que reemplace las hormonas.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.

  • Sexo: Femenino
  • Edad: Aproximadamente de 13 a 50 años (edad reproductiva)
  • Raza: Afro-americana

Síntomas

Los síntomas oscilan de ninguno a todos con un rango de malestares medios a severos, dependiendo del tamaño y la localización de los abultamientos.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor pélvico
  • Sensación de presión pélvica
  • Sangrado menstrual abundante
  • Coágulos en el flujo menstrual
  • Periodos largos
  • Sangrados entre periodos
  • Incremento de calambres durante los periodos
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Frecuente necesidad de orinar
  • Estreñimiento
  • Distensión
  • Crecimiento del útero, dando la apariencia de estar embarazada
  • Dolor en la espalda o en las piernas
  • Infertilidad debido a una obstrucción en las trompas de falopio
  • Aborto espontáneo

Puede desarrollarse una anemia por deficiencia de hierro si el sangrado es abundante. Los síntomas incluyen:

  • Debilidad
  • Fatiga
  • Piel pálida
  • Sensación de mareo

Diagnóstico

La mayoría de las veces, los doctores pueden detectar la fibrosis durante un examen pélvico de rutina. Un ultrasonido abdominal confirma el diagnóstico. Un ultrasonido transvaginal puede realizarse para obtener imágenes más claras. Una tomografía computarizada o una imagen por resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés) pueden ordenarse en casos complicados. La histeroscopía permite que el doctor observe la parte interna del útero usando una herramienta ligera y delgada que se inserta en la vagina y que pasa a través del cervix. Durante el procedimiento, el doctor puede remover algunas fibrosis pequeñas o reducir el tamaño de los crecimientos.

Tratamiento

La mayoría de las mujeres con fibrosis no presentan síntomas y no requieren de tratamiento. El doctor puede recomendarle un tipo de monitoreo denominado "watchul waiting" que vigila el tamaño y crecimiento de la fibrosis en periodos regulares a través de un ultrasonido.

Los Tratamientos Incluyen:

Medicamentos para el dolor

Pastillas que no necesitan prescripción médica. Puede necesitarse de medicamentos recetados por un doctor. Los antiinflamatorios sin esteroides reducen la inflamación y pueden aliviar los calambres.

Terapia Hormonal

Las medicinas hormonales son una opción si usted no está planeando embarazarse. Las hormonas sintéticas crean una menopausia artificial. Las medicinas empleadas para reducir las fibrosis y disminuir el dolor a través del suministro de estrógenos en el útero. Sin embargo, la fibrosis puede reaparecer una vez que se han dejado de consumir los medicamentos. Con frecuencia éstos se usan para decrecer el tamaño de la fibrosis antes de una cirugía. Estas medicinas son dañinas para el feto. Usted debe usar un método anticonceptivo mientras las esté tomando.

Cirugía

La cirugía es considerada como una opción si:

  • El útero crece demasiado
  • La fibrosis interfiere con la fertilidad
  • Los síntomas son severos

Los procedimientos quirúrgicos incluyen:

Miomectomía - remover únicamente la fibrosis y dejando el útero intacto. Esto puede realizarse por medio de:

  • Una cirugía abierta que implica una incisión grande en el abdomen
  • Laparoscopía, usando un ligero tubo de fibra óptica y que requiere sólo de unas pequeñas incisiones
  • Histeroscopía, la cual implica insertar un histerescopio a través del cervix

Debido a que preserva el útero, la miomectomía se realiza con frecuencia en mujeres jóvenes que probablemente quieran tener hijos. Sin embargo, el concebir puede volverse dificultoso. La cirugía es menos exitosa si hay muchas fibrosis porque suele ocurrir que éstas vuelvan a aparecer.

Histerectomía Total - remover el útero completamente. Esto puede realizarse a través de una incisión vaginal o abdominal. La histerectomía es un tratamiento definitivo para la fibrosis, pero elimina toda posibilidad de tener hijos.

El bloqueo mecánico del suministro de sangre

La fibrosis necesita de un suministro de sangre para crecer. Sin la sangre, el tumor se encoge. Los doctores pueden realizar una embolización de la arteria uterina para detener el fluido sanguíneo. Un doctor especialmente entrenado puede hacer pequeñas incisiones en la ingle y hacer pasar un catéter en la arteria que suministra al útero con sangre. Se transportan a través del catéter pequeñas partículas de plástico o gelatinosas. Estas avanzan hacia la fibrosis y bloquean la sangre para que no llegue al tumor.

Prevención

No existe una guía para prevenir la fibrosis debido a que sus causas son desconocidas.

Organizaciones

The InterNational Council on Infertility Information Dissemination
http://www.inciid.org

Fuentes:

Conn's Current Therapy 2001 , 53rd ed. W. B. Saunders Company; 2001.

Robbins Pathologic Basis of Disease , 6th ed. W.B. Saunders; 1999.

American Academy of Family Physicians

Society of Cardiovascular & Interventional Radiology

National Institute of Child Health and Human Development



Último revisado Enero 2003 por Celeste Krauss, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook