Ictericia
all information

Ictericia

Se pronuncia: Ic-te-ri- cia

English Version

Definición

La ictericia consiste en una decoloración amarilla de la piel, las membranas de las mucosas (incluyendo los tejidos que forman el rostro) y el blanco de los ojos. Este es un síntoma que a menudo ocurre con afecciones del hígado y desórdenes de la vesícula biliar.

Causas

La ictericia ocurre cuando aparecen brotes excesivos de bilirrubina en la sangre. La bilirrubina es una substancia café amarillenta en la bilis que se forma durante el proceso normal del cuerpo para disminuir los glóbulos rojos en la sangre. La bilis es un líquido que lleva los productos de desecho (incluida la bilirrubina) lejos del hígado. Esto ayuda también a eliminar la grasa del intestino delgado.

Existen numerosas razones por las cuales se puede formar un exceso de bilirrubina en la sangre. Estas pueden ser:

  • Exceso de eliminación de glóbulos rojos, lo cual puede ocurrir cuando:
    • Existen ciertas manifestaciones de anemia
    • Algunas enfermedades infecciosas como malaria
  • Un bloqueo dentro o cerca del hígado, el cual controla el flujo de la bilis, tal como:
  • Daño al hígado causado por:
  • En bebés, cantidades insuficientes de cierta enzima del hígado durante las primeras dos semanas de vida; que posiblemente empeorará durante la lactancia
  • Afecciones metabólicas heredadas, incluyendo los síndromes de: Gilbert Crigler-Nager y Dubin-Johnson

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa las posibilidades de adquirir alguna enfermedad o condición. Los factores de riesgo para la ictericia son aquellos que incrementan el riesgo de enfermedades del hígado y de la vesícula. Estas incluyen:

  • Consumir demasiado alcohol
  • Usar drogas ilegales
  • Consumir medicamentos que dañan al hígado
  • Exposición a la hepatitis A (a través de agua o alimentos contaminados), o a hepatitis B o C (a través de agujas contaminadas o sexo sin protección)
  • Exposición a ciertos productos químicos

Síntomas

La ictericia se presenta como una decoloración amarillenta de la piel, las membranas mucosas y/o el blanco de los ojos.

Con la ictericia, pueden presentarse otros síntomas, dependiendo de las afecciones específicas que la causen.

Diagnóstico

Si usted tiene ictericia, el médico le preguntará sobre sus síntomas e historial médico y lo evaluará físicamente.

Las pruebas podrían incluir:

  • Exámenes sanguíneos - Exámenes para detectar los niveles elvados de bilirrubina y de las enzimas en el hígado, u otras anormalidades relacionadas con la causa probable de la ictericia.
  • Ultrasonido - Un estudio que utiliza ondas sonoras para el examen de los órganos internos, en este caso, del hígado, la vesícula y los conductos biliares.
  • Tomografía computarizada - Una clase de radiografías que utiliza una computadora para realizar imágenes del interior de cuerpo, en este caso, el hígado, la vesícula, los ductos biliares y los tejidos circundantes.
  • Colangiografía - Un examen invasivo que utiliza radiografías y una aguja larga insertada en el hígado para examinar la vesícula y los ductos biliares. Esto a veces se realiza durante una cirugía abdominal.
  • Examen ERCP - Un examen que combina radiografías y una endoscopia, ésta última consiste en un tubo de iluminación largo y flexible que se inserta y baja por la garganta. Esto se hace para examinar el duodeno (la parte inicial del intestino delgado), los ductos biliares y los ductos pancreáticos.
  • Laparoscopia - inserción de un tubo y de otros instrumentos a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal que sirven para ver directamente el hígado, los ductos biliares y otras estructuras.
  • Biopsia hepática - Tomar una muestra de tejido del hígado para su evaluación. Esto normalmente se hace con una aguja larga.

Tratamiento

La ictericia leve en recién nacidos es la más común y normalmente se elimina con tratamiento. Si se incrementan los niveles de bilirrubina hasta cierto nivel, el bebé puede recibir fototerapia, la cual es un tratamiento con una luz ultravioleta especial. En el síndrome de Gilbert, la ictericia tiende a ocurrir durante períodos estresantes y desaparecer mediante tratamiento.

En muchos otras clases de ictericia, puede tratarse la condición específica que la causa. Existen muchos tratamientos que pueden ser usados para los problemas de hígado y de vesícula dependiendo de la condición exacta. Estos incluyen:

  • Evitar la substancia (el alcohol o un medicamento) que origine la condición
  • Localizar la causa de la anemia
  • Tomar medicamentos para tratar las enfermedades infecciosas que la causan
  • Quitar las obstrucciones del ducto biliar ocasionadas por
    • Existentes tumores
    • Extraer los cálculos en la vesícula
    • Extirpar la vesícula biliar
    • El tratamiento de la infamación del páncreas, llamado pancreatitis

Prevención

La prevención depende del desorden que cause la ictericia. Es posible que usted no sea capaz de prevenir alguna de las afecciones. Sin embargo, puede tomar los pasos aquí descritos para disminuir la posibilidad de desarrollar una enfermedad del hígado.

  • Limitar su consumo de alcohol a no más de dos tragos por día, en caso de los hombres, y de un trago por día en el caso de las mujeres.
  • Ser cuidadoso al mezclar medicamentos, especialmente el alcohol junto con medicamentos con o sin receta médica.
  • Evitar la exposición a productos químicos.
  • No usar drogas ilegales.
  • No compartir agujas o equipo nasal para combatir los ronquidos.
  • Practicar sexo seguro.
  • Para disminuir el riesgo de hepatitis B, vacúnese.
  • Vacúnese para disminuir el riesgo de adquirir hepatitis A.

FUENTES ADICIONALES DE INFORMACION:

American Liver Foundation
http://www.liverfoundation.org

Fuentes:

American Liver Foundation.

The Columbia Electronic Encyclopedia, 2000.

The Merck Manual of Diagnosis and Therapy. Simon and Schuster, Inc.;1999.

The Nemours Foundation.



Último revisado Noviembre 2003 por Elizabeth Smoots, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook