Enfermedad del Legionario
all information

Enfermedad del Legionario

(Neumonía del Legionario; Legionella Pneumophila)

English Version

Definición

La enfermedad del legionario es una forma rara de neumonía o infección pulmonar. Se le nombró de esta manera después de que la enfermedad azotara a la Convención de Legionarios Estadounidenses de 1976.

Causas

La enfermedad del legionario es causada por la bacteria Legionella pneumophilia. Las bacterias se encuentran con más frecuencia en fuentes de agua estancada. Algunos ejemplos incluyen silos de ventilación, sistemas HVAC y acondicionadores de aire. También pueden encontrarse en suelos, tales como en los suelos de encapsulamiento.

La enfermedad del legionario puede ser contraída por:

  • Respirar vapor de agua proveniente de una fuente de agua estancada que contenga la bacteria Legionella y la acarree a los pulmones
  • Aspirar, hacia los pulmones, el polvo del suelo que contengan la bacteria Legionella

Los Pulmones

Nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

No ocurre el contagio de persona a persona.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que aumenta las posibilidades de contraer una enfermedad o afección. Los factores de riesgo para padecer de la enfermedad del legionario incluyen:

  • Edad avanzada
  • Sexo: Masculino
  • Fumar
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Debilidad del sistema inmunológico (como el caso de SIDA )
  • Personas con insuficiencia renal
  • Diabetes
  • Consumir cortisona u otros fármacos inmunosupresores
  • Pacientes con transplante de órganos
  • Trabajar con suelos, especialmente con suelos recién cultivados o de encapsulamiento

Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Fatiga
  • Fiebre (con frecuencia alta)
  • Escalofríos y dolores musculares
  • Tos seca
  • Dolor de pecho con tos o dificultad al respirar
  • Pérdida del apetito
  • Dolor de cabeza

Los síntomas que pueden desarrollarse si la infección se agrava incluyen:

  • Falta de aliento
  • Dolor abdominal
  • Náusea, vómito o diarrea
  • Trastornos mentales, confusión o pérdida de la memoria

Diagnóstico

El doctor le interrogará acerca de sus síntomas e historial médico y le practicará un examen físico.

Las pruebas podrían incluir:

  • Exámenes sanguíneos - para buscar un alto número de anticuerpos o en aumento contra la bacteria Legionella
  • Exámenes del esputo - para teñir o cultivar la mucosa del interior de los pulmones. Esto puede ayudar a identificar la causa de la infección.
  • Exámenes del funcionamiento renal - con frecuencia se observa mal funcionamiento renal en pacientes infectados con Legionella
  • Exámenes de orina - para comprobar si hay proteínas de Legionella en la orina
  • Radiografías toráccicas - para ayudar a diagnosticar la neumonía o una infección pulmonar

Tratamiento

La enfermedad del legionario generalmente se trata con antibióticos. Comúnmente se prescriben quinolonas, eritromicina o tetraciclina. En casos severos, se puede administrar un fármaco llamado rifadin. Generalmente, la terapia inicial se administra vía intravenosa.

Prevención

El diseño, el mantenimiento y el aseo adecuados de las fuentes de agua estancada, tales como los silos de ventilación, los sistemas de bombeo, los sistemas HVAC y los acondicionadores de aire, pueden disminuir el riesgo de que la enfermedad del legionario prolifere.

Usted puede reducir el riesgo de contraer la enfermedad del legionario al:

  • No fumar
  • Limitar la cantidad de bebidas alcohólicas que ingiera
  • Si usted trabaja con suelos recién cultivados o de encapsulamiento:
    • Usar guantes y máscara.
    • No inhalar polvo de los suelos.
    • Humedecer los suelos para disminuir la cantidad de polvo.

Organizaciones:

Centers for Disease Control and Prevention (CDC)
http://www.cdc.gov

National Institute of Environmental Health Sciences, National Institutes of Health (NIH)
http://www.niehs.nih.gov

Fuentes:

The Merck Manual of Medical Information , 17th ed. Simon and Schuster, Inc., 2000.

National Center for Infectious Diseases

Canadian Center for Occupational Health and Safety



Último revisado Junio 2003 por Reena Karani, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.

DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook