Quiste Ovárico
all information

Quiste Ovárico

English Version

Definición

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se desarrolla en la superficie del ovario. Los ovarios son dos órganos pequeños que se sitúan a los lados del útero femenino, que producen huevos y hormonas femeninas. La mayoría de los quistes ováricos son pequeños y benignos (no cancerosos). No obstante, los más grandes pueden causar dolor y otros problemas. Una mujer puede desarrollar uno o varios quistes ováricos.

Quiste Ovárico

Nuclus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Cada mes, las estructuras denominadas folículos crecen por lo general en los ovarios. Estas producen hormonas y liberan un huevo durante la ovulación. En algunos casos, los folículos se convierten en quistes. Principalmente, existen dos tipos:

  • El quiste funcional ocurre cuando la generación normal mensual de un folículo no madura debidamente y el óvulo no se libera. Estos quistes con frecuencia se desprenden por sí mismos entre uno y tres ciclos menstruales.
  • Un quiste folicular puede ocurrir después de que se liberó un óvulo. Estos quistes con frecuencia se desprenden por sí mismos en pocas semanas.

La mayoría de los quistes ováricos son funcionales y sólo ocurren durante los años de crianza. También se pueden desarrollar otros tipos de quistes menos comunes dentro del tejido ovárico. Por ejemplo, las mujeres con endometriosis pueden desarrollar endometriomas. La endometriosis es una condición en la cual el tejido del revestimiento uterino crece fuera del útero. Los endometriomas son quistes que crecen desde el tejido uterino dentro de un ovario.

Síndrome ovario poliquístico también asociado con los quistes. Las mujeres con esta afección tienen pequeños quistes en los ovarios y pueden desarrollar quistes en cualquier parte del abdomen (incluyendo el hígado y los riñones).

Muy pocas mujeres tienen quistes que han sido ocasionados por cáncer.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que aumenta la probabilidad de adquirir una enfermedad o padecimiento. El principal factor de riesgo para contraer quistes ováricos es ser mujer y en edad de crianza.

Síntomas

La mayoría de los quistes ováricos no causan síntomas. Cuando lo hacen, los dos síntomas más comunes son el dolor pélvico y el sangrado menstrual irregular. El dolor es comúnmente ocasionado por:

  • Presión directa de los quistes a los ovarios y estructuras circundantes. Esto ocasiona molestia pélvica crónica o dolor agudo.
  • El sangrado de un quiste dentro y alrededor del ovario, provoca dolor agudo y más intenso.

El dolor puede ser recurrente y regular. O puede ser apreciado justo antes o después de reglar o durante una relación sexual.

Entre otros síntomas están:

  • Molestia urinaria asociada con presión o irritación de la vejiga
  • Náuseas
  • Diarrea

En pocos casos, un quiste ovárico se tuerce y deja de sangrar. Esto puede ocasionar dolor abdominal grave, vómito y fiebre. Requiere atención médica inmediata.

Diagnóstico

El doctor le interrogará sobre sus síntomas e historial médico y le practicará un examen pélvico así como una exploración de los ovarios. Los quistes ováricos se hallan con frecuencia en la exploración pélvica rutinaria cuando no se presenta ningún síntoma.

Si se sospecha o se encuentra un quiste en la exploración, el doctor puede recomendarle un ultrasonido pélvico. Esta es una prueba que usa ondas sonoras para crear imágenes de los ovarios, a partir de las cuales el doctor puede determinar el tipo y tamaño del quiste y si se necesita un tratamiento especial.

Se pueden practicar otras pruebas o procedimientos si el quiste:

  • No desaparece después de varios ciclos menstruales
  • Se vuelve más grande y doloroso
  • No tiene la apariencia de un simple quiste funcional

Otras pruebas pueden incluir:

  • La laparoscopía - es un tubo delgado e iluminado junto con otros instrumentos pequeños que se insertan a través de pequeñas incisiones en el abdomen para poder observar los ovarios directamente, drenar el fluido de un quiste o tomar una muestra para una biopsia.
  • Pruebas sanguíneas sobre la proteína CA-125 - Esta prueba se realiza cuando se sospecha de la existencia de un quiste canceroso. Cuando existe cáncer ovárico, la proteína CA-125 con frecuencia es alta.

Tratamiento

El tratamiento depende de su edad, su estado menstrual, el tamaño y tipo del quiste y sus síntomas. Los principales tipos de tratamientos son:

Esperar y Observar - Este enfoque implica la espera de unos pocos meses para observar si el quiste desaparece por sí mismo.

Pastillas Anticonceptivas - Si tiene un quiste funcional, su doctor puede recetarle algunas pastillas anticonceptivas para ayudar a reducirlo. Si sufre con frecuencia de quistes, las pastillas anticonceptivas disminuyen la posibilidad de que se generen más.

Cirugía Laparoscópica - Se puede recomendar una laparoscopía pélvica para extirpar el quiste si éste:

  • Crece más o alcanza un tamaño mayor a dos pulgadas
  • Tiene algún tipo de sustancia sólida interna
  • Si persisten las causas o empeoran los síntomas
  • Dura por más de dos o tres ciclos menstruales

Si el quiste no es canceroso, por lo común se puede extirpar. Sin embargo, en algunos casos, se necesitará extirpar el ovario completo. Si el quiste es canceroso, se le puede extirpar tanto el ovario como el útero. Debido a su riesgo, esto requiere un procedimiento quirúrgico más que una laparoscopía.

Prevención

Debido a que los quistes ováricos son comunes y con frecuencia no ocasionan dolor y son benignos, los doctores no suelen recomendar tratamientos preventivos. Las mujeres que tienen quistes sintomáticos recurrentes puede ayudarse con el uso de pastillas anticonceptivas dentro de un largo plazo de tiempo. La mejor forma de percatarse de un quiste con facilidad es:

  • Dígale a su doctor sobre los cambios observados en sus ciclos o períodos menstruales
  • Practíquese exámenes pélvicos con regularidad

Organizaciones

The National Women's Health Information Center
http://www.4woman.gov

The American College of Obstetricians and Gynecologists
http://www.acog.org

Fuentes:

National Women's Health Information Center
American Academy of Family Physicians



Último revisado Marzo 2003 por Jondavid Pollock, MD, PhD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook