Enfermedad Pélvica Inflamatoria (PID por sus siglas en inglés)
all information

Enfermedad Pélvica Inflamatoria (PID por sus siglas en inglés)

(Salpingitis)

English Version

Definición

La enfermedad pélvica inflamatoria (PID) es una infección seria en los órganos reproductores femeninos. Estos incluyen el útero, los ovarios y las trompas de falopio. La PID puede causar cicatrices en el tejido de la pelvis y las trompas de falopio. Este daño puede dar como resultado esterilidad, un embarazo ectópico futuro o dolor pélvico crónico.

Causas

La PID es ocasionada por bacterias que viajan a los órganos reproductores. Una bacteria sola o la mezcla de varias de éstas pueden causar la infección. Las bacterias más comunes que causa la PID son la gonorrea y la clamidia.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que incrementa la posibilidad de contraer una enfermedad o padecimiento.

  • Contagio actual o previo por enfermedades de transmisión sexual (ETS)
  • Múltiples parejas sexuales
  • Uso de un dispositivo intrauterino (DIU) para control natal
  • Edad: 15-24 años
  • Contacto sexual con una pareja con una ETS
  • Duchas vaginales frecuentes

Síntomas

Las mujeres con PID no siempre presentan síntomas. Sin embargo, si existen síntomas, éstos pueden incluir:

  • Dolor en el abdomen bajo
  • Descarga vaginal con olor fétido
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Náusea o vómito
  • Relaciones sexuales dolorosas
  • Dolor al orinar
  • Sangrado menstrual irregular

Si sospecha de una PID, o presenta los síntomas, visite a su médico de inmediato.

Diagnóstico

Debido a que los síntomas son ligeros o no existen, se puede dificultar el diagnóstico de la PID. No hay estudios específicos para la PID.

Si se sospecha de tener PID, el médico le preguntará cuáles son los síntomas, también su historial sexual, compañeros sexuales y métodos de control de la natalidad. El médico le realizará una exploración física general tanto como un examen de la pelvis. Se tomarán muestras de la vagina o del cuello del útero para diagnosticar el problema.

Las pruebas podrían incluir:

  • Cultivos uterinos - para corroborar ETS
  • Pruebas de sangre -para corroborar embarazo y buscar alguna infección
  • Ultrasonido - que es un examen que emplea ondas sonoras para ver dentro del cuerpo
  • Laparoscopía - la cual es la inserción de un tubo delgado con luz a través de una pequeña incisión en el abdomen para observar los órganos reproductores

Tratamiento

El primer tratamiento para la PID es el uso de antibióticos. Su médico le podrá recetar más de un antibiótico para tratar el problema. Termine todo su tratamiento, aun si los síntomas desaparecen durante el tratamiento. En el tratamiento de la PID, el reposo es también de suma importancia.

Podrá ser hospitalizada si el diagnóstico es incierto, si no mejora o si sus síntomas son severos. Durante la hospitalización, los antibióticos se podrían administrar por vía intravenosa. En ciertas situaciones, puede ser necesaria la cirugía.

Prevención

Para prevenir la PID:

  • Use un condón de látex cuando tenga relaciones sexuales.
  • Discuta las opciones del control de la natalidad con su médico. Pregunte cuáles son los métodos que incrementan o reducen el riesgo de padecer la PID.
  • Busque tratamiento inmediato para síntomas, tales como; emisión de fluido vaginal inusual o sangrado.
  • Limite el número de compañeros sexuales.
  • Sométase a revisiones regulares para ETS.

Si se le diagnostica la PID u otra ETS:

  • No tenga relaciones sexuales hasta completar el tratamiento.
  • Notifíquelo a todos sus compañeros sexuales.

Organizaciones

National Institute of Allergy and Infectious Disease
http://www.niaid.nih.gov

CDC - National Center for HIV, STD and TB Prevention Division of Sexually Transmitted Diseases
http://www.cdc.gov/std/

American College of Obstetrics and Gynecology
http://www.acog.org

Fuente:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases, NIH



Último revisado Abril 2003 por Joan Lingen, MD

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook