{{YIELDBOT INTENT TAGS}} {{RUBICON REAL TIME}}
Rabia
all information

Rabia

English Version

Definición

La rabia es una infección viral en el sistema nervioso central. La rabia siempre es mortal, a menos que se trate antes de que aparezcan los síntomas.

El Sistema Nervioso

Nucleus factsheet image

© 2008 Nucleus Medical Art, Inc.

Causas

Un virus que se encuentra en animales de sangre caliente infectados es lo que causa la rabia. En los Estados Unidos, los animales que comúnmente portan el virus incluyen:

  • Murciélagos
  • Mapaches
  • Zorrillos
  • Zorros
  • Coyotes

El virus de la rabia está presente en la saliva, el cerebro o el tejido nervioso de los animales infectados. Generalmente los humanos contraen la rabia por medio de una mordedura o un arañazo de un animal infectado. El virus también puede transmitirse si el tejido infectado entra en contacto con las membranas mucosas de los humanos, tales como las provenientes de los ojos, la nariz o la boca.

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es aquello que aumenta las posibilidades de contraer una enfermedad o afección. El único factor de riesgo para contraer la rabia es por medio del contacto con un animal infectado. En la mayor parte de los Estados Unidos cualquier contacto con un murciélago puede considerarse como un factor de riesgo para contraer la rabia. Solicite asesoría médica si encuentra un murciélago en alguna parte dentro de su casa.

Síntomas

Después de la exposición, el virus de la rabia puede incubar desde 10 días hasta uno o más años en los humanos antes de que aparezcan los síntomas. Usualmente, los síntomas se manifiestan dentro 3 a 7 semanas, tiempo después del cual el tratamiento no detendrá el avance de la infección. La muerte usualmente ocurre una semana después de que aparecen los síntomas.

Los síntomas en los humanos pueden incluir:

  • Dolor, hormigueo o comezón en el sitio de la mordedura o en otro sitio de acceso viral
  • Músculos rigidos
  • Aumento en la producción de saliva espesa
  • Síntomas parecidos a la gripe, tales como dolor de cabeza, fiebre, fatiga y náusea
  • Espasmos dolorosos y contracciones de la garganta cuando existe exposición al agua (se conoce como "hidrofobia")
  • Comportamiento irregular, nervioso o bizarro
  • Parálisis

Los síntomas en los animales pueden incluir:

  • Comportamiento irregular (con frecuencia agresividad o ferocidad excesiva)
  • Desorientación (por ejemplo, los animales nocturnos como el murciélago o el zorro aparecen a plena luz del día)

Diagnóstico

Si usted cree que ha estado expuesto a la rabia, consulte a su medico o póngase en contacto con su servicio de salud inmediatamente.

Si el animal está al alcance y parece estar sano, se le mantendrá bajo observación de 7 a 10 días. Si no se manifiestan síntomas en el animal, usted no corre riesgos de contraer la rabia. Si el animal está enfermo o muerto, su cabeza será llevada a instalaciones especiales donde su cerebro será examinado para detectar la presencia del virus. Mientras tanto, puede ser aconsejable iniciar un tratamiento.

Si el animal no está al alcance, con frecuencia puede recomendarse tratamiento dependiendo de la especie del animal, del lugar en el cual se llevo a cabo el encuentro y de otros factores.

Tratamiento

Si un animal lo ha mordido, haga inmediatamente lo siguiente:

  • Lave la herida inmediatamente con bastante jabón y agua para quitar la saliva; éste es el primer paso más importante que puede llevar a cabo para prevenir la rabia.
  • Llame a su médico o vaya a urgencias.

Si es probable que haya estado expuesto a la rabia, su médico le recomendará una profilaxis posterior a la exposición. Esta incluye dos inyecciones:

Globulina Inmune Humana Antirrábica (HRIG, por sus siglas en inglés)

Idealmente, ésta deber ser administrada durante las primeras 24 horas después de la exposición. Contiene grandes cantidades de anticuerpos contra el virus de la rabia. En la mayoría de los casos, la mitad de la dosis debe inyectarse en la herida y el tejido circundante. El resto se administra vía intramuscular. Si anteriormente le han administrado vacunas contra la rabia, podría no necesitar la inyección de HRIG.

Otras Vacunas contra la Rabia

A diferencia de la HRIG, las vacunas contra la rabia ocasionan que su propio sistema inmunológico desarrolle anticuerpos protectores contra el virus de la rabia. Estos anticuerpos vivirán dentro de usted durante muchos años. Existen tres tipos disponibles de vacunas contra la rabia:

  • Vacuna de Células Diploides Humanas (HDCV, por sus siglas en inglés)
  • Vacuna de Absorción de la Rabia (RVA, por sus siglas en inglés)
  • Cultivo de Células de Embrión de Pollo Purificadas (PCEC, por sus siglas en inglés)

Durante las cuatro semanas siguientes, su médico le administrará cinco inyecciones de una de estas vacunas. La vacuna será inyectada en los músculos superiores del brazo.

Ciertos medicamentos pueden interferir con la respuesta corporal a la vacuna contra la rabia. Asegúrese de informarle a su médico acerca de todos los medicamentos o hierbas que consuma con regularidad.

Prevención

Para ayudar a prevenir la rabia siga estas medidas:

  • Vacune a las mascotas domésticas.
  • Evite el contacto con los animales salvajes.
  • No toque algún animal salvaje, incluso si parece que está muerto.
  • Cierre las puertas del sótano, la terraza y el desván para prevenir que un animal entre a la casa.
  • Informe a las autoridades de control de animales sobre cualquier animal que esté comportándose de manera extraña o que parezca estar enfermo.
  • Si está en contacto regular con animales, adminístrese las vacunas contra la rabia antes de cualquier tipo de exposición a ella (profilaxis de preexposición). Con frecuencia, es necesario recibir algunas dosis de refuerzo.

Organizaciones:

National Institute of Allergy and Infectious Diseases, National Institutes of Health
http://www.niaid.nih.gov/

Centers for Disease Control and Prevention (CDC)
http://www.cdc.gov/ncidod/dvrd/rabies/

Fuente:

Centers for Disease Control and Prevention



Último revisado Marzo 2003 por Lawrence Frisch, MD, MPH

Se provee esta información como complemento a la atención proporcionada por su medico. Dicha información no tiene el propósito o la presunción de substituir el consejo medico profesional. Procure siempre el consejo de su medico o de otro profesional de la salud competente antes de iniciar cualquier tratamiento nuevo o para aclarar cualquier duda que usted pueda tener con relación a un problema de salud.


Your Health and Happiness


DiggDeliciousNewsvineRedditStumbleTechnoratiFacebook