Beliefnet

Dile Adiós A Las Verrugas En La Piel Con Este Ingrediente Secreto. ¡En Verdad Funciona!


Bendiciones.

Estuve leyendo varias veces su artículo acerca de los retos que enfrenta una pareja donde el hombre es mayor que la mujer, pero inmediatamente pensé, y ¿qué cuando la mujer es mayor?

Gracias por aclarar que para el amor no hay edades, pero según mi madre si hay edad para el amor.

Esta es mi situación. Tengo 28 años, he tenido varias relaciones y un matrimonio fallido, donde mi mujer me fue infiel con mi primo. Así es, con un pariente mío. Ella era menor que yo, nos casamos jóvenes. Un día me di cuenta en que mis relaciones han fallado porque una vez que pasan los meses del fuego sexual, me empiezo a frustrar porque mis parejas anteriores, incluyendo a la que fue mi esposa, me parecían demasiado inmaduras, parecían niñas de escuela primaria. 

Viví con una chica de 18 años cuando yo tenía 19, yo la deje a ella porque era muy torpe e inmadura. Ella era una excelente mujer en la cama, pero para tomar decisiones, para platicar, para hablar del futuro o de los hijos, no servía para nada. Una vez que discutimos hasta me mandó a hacerle “esas preguntas” a su mamá.

Recuerdo sus últimas palabras y jamás la volví a ver: “Cásate con una vieja”, fue lo que ella me dijo queriendo decir que me casara con una mujer de edad mayor.

Mis siguientes dos relaciones terminaron casi por la misma razón.  Me aburría estar tratando de intentar algo serio con chiquillas que solo querían divertirse e irse de “party”. ¿Hijos? Ni pensarlo, ellas en el fondo no los deseaban, sospecho que una de ellas abortó a mi hijo después de habernos separado, pero no tengo pruebas concretas, en fin. 

Ojalá pudieran sentir ustedes la frustración que yo sentía con esas mujeres. Y pensé, ¿que no habrá mujeres jóvenes que piensen seriamente?

LEER ESTO:    Descubrí a mi hija haciendo lo peor, ayuúdenme


Errores sexuales de la mujer (Solo mayores de 18)

Viví en Arizona por algunos años y decidí cambiarme aquí a Miami, donde conocí y salí con muchas mujeres, poco a poco empecé a buscar mujeres un poquito mayores que yo. Me di cuenta que si me acercaba a una mujer digamos, 5 o 10 años mayor, para ellas era como un halago y si estaban solteras y sin compromisos, pues se entusiasmaban, pero ahora ellas no me tomaban en serio a mí y dos o tres jugaron conmigo como si fuera desechable.

Entré a trabajar a una iglesia en mantenimiento, una iglesia muy grande, la del pastor (se omite el nombre).  En esos días yo ya andaba desanimado y le pedía a Dios que me enviara mi alma gemela, tal vez yo era muy exigente y le pedía a Dios paciencia para con mi futura pareja y que a ella le diera algo de seriedad.

Qué triste, verdad, que aquí en Estados Unidos es tan difícil encontrar una mujer joven realmente seria, y muchas veces ni entre las cristianas, que la mayoría de las jovencitas tienen doble cara.

Muy cristianas de falda larga y todas cubiertas de pies a cabeza cuando están en la iglesia, pero tan solo se va usted al Facebook de ellas, o las invita a salir un viernes o un sábado por la noche y se aparecen semi-desnudas con un trapo que apenas les cubre su cuerpo.

¡Muy bonitas eso sí, no lo niego… pero es el cerebro señoritas, lo que le importa a un hombre! Cerebro, espíritu, corazón, amor por Dios, madurez… bueno, eso es lo que a mí me importa, yo sé que a otros les vale. Se casan con la chica “hot”, la disfrutan por un tiempo, o se disfrutan mutuamente y a los meses inventan un pretexto para divorciarse. Para mí eso no es vida. Me afectó mucho mi divorcio y no quiero pasar algo igual por eso les escribo.

Pues aquí conocí a esta dama, aquí en esta iglesia. Ella trabaja en la oficina y yo en mantenimiento, un día me pide que le ayude a subir unas cajas al auto y me dice:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus