Beliefnet

Oración por el mes de noviembre para protección salud prosperidad

En algunos países, les llaman "Uñeros". En otros, les denominan "Uñas encarnadas". De cualquier forma que se denomine el hecho de tener una uña del pie y encarnada, se resumen en dolor y molestia. Muchas veces, el paciente debe acudir a clínicas de pedología para resolver de forma casi operatoria, los graves problemas de uñeros o uñas encarnadas. Esto último sucede, cuando no se presta atención a los primeros síntomas de molestia, agravando el problema y resumiendo en infecciones peligrosas.

Los uñeros suceden no solo en las uñas de los pies. Las uñas de las manos también pueden verse afectadas por este doloroso problema. Pero en líneas generales, siempre son los pies más afectados. Las causas de esto, son diversas.

- Tener el pie encerrado en el zapato muchas horas, hace que las uñas tengan menor tiempo para respirar. Por eso los hombres son más propensos a sufrir uñeros, puesto que las damas al usar sandalias, dan respiro a los pies. Sin embargo, el presionar las uñas con la estrecherura de la punta de los zapatos o sandalias, puede hacer que las uñas de los dedos gordos (mayormente afectados), se encarnen.

- Cuando la persona se corta mal una uña, por lo general al someter al pie dentro del zapato, esta carne expuesta hace contacto con el corte inadecuado, provocando una herida. Esta herida puede infectar y a su vez, crear el fenómeno de la Uña encarnada.

- Existen algunas patologías en la sangre y que comprometen el metabolismo, que hacen que las lesiones en el cuerpo generen hinchazón o coágulos en la sangre. La diabetes es una de esas enfermedades. Si una persona se hizo un mal corte o se somete a altas horas de trabajo y tienes irregularidades de glucosa en la sangre, siempre es preferible tener precaución con estas partes del cuerpo.

Para detectar un uñero, solo se debe hacer presión en las comisuras de las uñas de los pies. Si nace dolor, es preferible acudir el médico especialista. Pero, en el caso de descubrir el uñero y querer erradicarlo desde tu casa, presta atención a las siguientes recetas:

A) Ubica agua en una ponchera o balde. La cantidad de una cacerola grande. Debes hervir y esta agua ya tibia, viértele en la ponchera o bañera, donde sumergirás los pies.

B) Busca vinagre. Echa un chorro corto del líquido en el agua y deja reposar los pies en agua y vinagre por treinta minutos.

C) Si tienes sales especiales para baños, también puedes usarlas en el agua. Las mismas, puede sustituir el vinagre. Pero en este caso, deja reposar los pies por una hora.

D) Estas recetas pueden tener mayores resultados, ubicando algodón para crear una separación entre dedo y dedo. Así, hacer que la uña dañada o adolorida no se vea afectada por la presión de los propios dedos, mientras se hacen los baños.

E) Para completar los tratamientos caseros que repararían este daño en las uñas, puedes utilizar un trozo de algodón mojado con vinagre de manzana. Esto hará que actúe como antibacterial. Y para erradicar el dolor, puedes utilizar en la zona afectada, unas goticas de aceite de eucalipto. El mismo es el indicado para aliviar el dolor y rebajar la hinchazón.

No olvides que una buena higiene y mantener las uñas bien cortadas y limpias, harán que evites estos uñeros molestos y engorrosos.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus