Mami y papi miden 1.85, cuando naci... los médicos se percatan de que algo estaba MUY MAL

La fortaleza de esta niña es digna de admirar. Los niños son más fuertes de lo que puedes imaginar. 

Tuve una cesárea previamente y estaba encantada de poder traer al mundo a mi niña en un parto natural luego de casi 4 años. 

La experiencia no fue tan "mágica" como esperaba, pues los dolores de parto son insoportables. Sin embargo, luego de dar a luz, experimentas mucha paz; el dolor se va como por arte de magia y la recuperación es mucho más rápida que con una cesárea. En fin, la niña, protagonista de esta historia, presenció la llegada de su hermanito. El relato es conmovedor y emocionante. 

Según el Huffington Post, Jacee, una hermosa niña de 12 años, acompañó a su madre Dede Carraway, la cual estaba a punto de dar a luz. La niña tenía la autorización para acompañar a su madre durante el parto. El equipo médico estuvo de acuerdo. Pero luego se quejó del lugar que le tocó en la sala y nunca imaginó la inesperada respuesta del doctor... 

Madre saludable de 25 años muere repentinamente luego de beber un popular batido alimenticio: Familia advierte a otras mujeres

 
Una petición que impactó a todos

Jacee tenía mucho tiempo pidiéndole a sus padres que quería estar presente durante el parto de su madre. Ante esta petición los padres tenían sus dudas, pues pensaban que Jacee no tenía la edad ni era lo suficientemente madura como para presenciar el nacimiento de su hermanito. La sangre, los dolores de parto de su madre, el aspecto del bebé recién nacido, el equipo médico y el instrumental quirúrgico... Parecía demasiado para una pequeña niña, pero la niña seguía insistiendo y acordaron que la niña estaría allí, acompañando a su madre. Claro está, sin interferir en el proceso, a un ladito y sin molestar. Sin embargo, durante el parto las cosas tomaron un rumbo muy distinto e inesperado para todos...  

Durante el parto Jacee se quejó de que, desde el lugar donde se encontraba, no podía ver cuando naciera su hermanito. Fue entonces cuando el doctor le hizo una pregunta que nadie se esperaba.
El doctor le dijo a la niña: "¿Por qué no te vistes y vienes a ayudarme a que nazca el bebé?". La inesperada petición desconcertó a todos en la sala. Realmente, no sabemos qué pensaba el médico. A lo mejor creyó que la niña se negaría e inventaría una excusa. Lo cierto es que la niña, lejos de resistirse, corrió a ponerse la vestimenta adecuada y los guantes. En segundos estaba lista para recibir a su hermanito. 

Perdió esposo en un violento accidente: Su hijo es resucitado por el personal médico y cuenta algo que la deja en shock

El doctor dejó que la niña recibiera con sus manos la cabecita del bebé. En las fotos se puede ver la emoción que sentía la niña, y hasta tuvo el honor de cortar el cordón umbilical. Nikki Smith, una amiga de la familia, publicó las primeras fotografías, las cuales fueron replicadas en las redes sociales y otros medios de comunicación en el mundo. 

Todos en la sala estaban profundamente conmovidos, incluyendo a la madre. Las expresiones en el rostro de la pequeña hicieron llorar a los presentes, y todos lloraban al verla tan feliz. Ese momento inolvidable quedó marcado como tinta indeleble en los corazones de quienes allí estaban, pues el mundo, aun en el caos en que vivimos... existen momentos mágicos que te recuerdan que la vida es bella e invaluable.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus