A pesar de los obstáculos y los desafíos que enfrenta una persona sorda, este hombre logró vencer sus miedos y se ha decidido desafiar la tendencia.

Un hombre sordo se ha resistido a la tendencia, superando obstáculos y desafíos para abrir su propio negocio. Breno Oliveira tuvo una inspiradora iniciativa para proporcionar trabajo y abrir caminos para las personas con dificultades auditivas.

La heladería de Breno Oliveira, il Sordo, en Aracaju, al noreste de Brasil, es el primer establecimiento en el país sudamericano donde la mayoría de su personal es sordo.

El Sr. Oliveira, de 24 años, quien nació con pérdida auditiva total, se le ocurrió la idea de abrir y administrar esta popular heladería, después de sentirse frustrado por las pocas oportunidades de empleo disponibles para las personas sordas.

Decidió desafiar las percepciones de lo que podían hacer los trabajadores con problemas de audición poniéndose en marcha por su cuenta y demostrando que su discapacidad no era una limitación.

El Sr. Oliveira dijo: "La idea era crear algo que fuera inclusivo para todos. il Surdo, pasa a ser un bar administrado por personas sordas. Pero es una tienda que vende postres sabrosos y deliciosos para todos".

La charla silenciosa en el mostrador entre el personal y los clientes incluye una variedad de gestos tales como señalar la elección de sabores o usar el dedo sin complicaciones para indicar la cantidad y las tazas del tamaño de la porción; dando los pulgares hacia arriba para confirmar las órdenes y ofreciendo saludos para decir gracias y adiós.

El experto en helados explica: "Estamos descubriendo que los clientes se están acostumbrando e incluso están aprendiendo cómo comunicarse de forma visual comunicación con nosotros.

"Muchos lo encuentran de una forma divertida e informativa como parte de la experiencia de sus clientes. Algunos han comenzado a aprender las señales básicas, después de venir regularmente a comprar nuestros postres.

"Ofrecemos un contacto valioso con la cultura de los sordos y demostramos que los ciudadanos sordos pueden comunicarse y ser comprendidos sin importar la situación".

Según una investigación realizada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IGBE) en 2000, aproximadamente 5,7 millones de personas en una población de 200 millones de ciudadanos sufren de sordera total y pérdida auditiva.
El joven empresario dijo que su negocio de helados está abriendo una nueva frontera para los sordos. Cinco de sus siete trabajadores son sordos.

La tienda de postres, que se beneficia de un clima cálido durante todo el año debido a su ubicación tropical, vende una gama de helados a base de leche hechos a mano y paletas de hielo elaboradas con sabores naturales de frutas exóticas que se encuentran al noreste de Brasil.

Los sabores van desde mango a zapote (una sabrosa fruta cubierta de cáscara), guayaba, maní y Jabuticaba (una baya dulce de pulpa negra, blanca morada).

Todos los suntuosos, densos y ricos dulces cremosos congelados se fabrican en el sitio usando la técnica tradicional italiana, que es famosa por hacer el mejor helado del mundo.
El joven empresario, quien admitió que inicialmente no sabía qué tipo de tienda quería montar, reveló que el sueño de ser dueño de su propia empresa lo llevó a encontrar una empresa adecuada para su espíritu emprendedor.



"Tuve que viajar miles de millas a Sao Paulo al sudeste de Brasil para entrenar en la fabricación del gelato italian.
"Mi padre, José, vino conmigo y actuó como mi intérprete en el curso. Aunque él no es un intérprete capacitado profesionalmente, hizo todo lo posible para pasarme toda la información de capacitación, que incluía cómo dirigir el negocio.
"Fue el mayor desafío de mi vida, pero he demostrado que es posible superar las barreras de la comunicación y motivar a la sociedad a mirar de manera diferente y con más respeto a las personas sordas".
il Sordo, que significa sordo en italiano, ya ha ganado una base de clientes leales, clientes con oídos dulces.
El Sr. Oliveira agregó: "Además de dar empleo a las personas sordas, quiero hacer el mejor helado del mundo aquí”.

"Y mientras lo hago, espero que mi negocio inspire y sirva de referencia a otros", concluye Oliveira.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus