REMEDIO DE LA ABUELA: cura los talones agrietados en pocos días

Hermosillo, Sonora: Las tardes para Marco Alexis, de 2 años y 10 meses de edad, eran felices. El pequeño, amado por todos, salió esa mañana contento del brazo de su madre. Al llegar a la guardería, se despidieron… La madre no tenía idea de que esa sería la última vez que vería a Marco con vida.

Sus padres, Marco Antonio Celaya Valencia, quien trabaja como vendedor en una empresa; y Nancy Benítez Meza, quien trabaja como estilista, ambos decidieron poner a su hijo en una guardería, ya que su abuela había enfermado y no podía ayudar a cuidar al pequeño. Por esta razón, Marco, desde hacía ya 8 meses, estaba en la Guardería Integradora D’Corazón, la cual está subrogada al Instituto Mexicano de Seguro Social.

Según cuenta la madre, Marco nació con varios problemas entre ellos la dificultad para deglutir alimentos, por lo que su alimentación debía ser blanda, pues de lo contrario podría ahogarse al comer. Aunque su desarrollo era normal, los padres debían estar pendientes de esta condición.

La inesperada llamada sucedió el 16 de noviembre, a las 12:45 pm, cuando la llamaron para darle la terrible noticia: su bebé se había ahogado con comida y lo tenían en una clínica próxima la guardería infantil.

Cuando Nancy llegó a la clínica le informaron que su hijo había sido trasladado a la Unidad de Ginecopediatría del Hospital del IMSS. Consternada y con un profundo dolor la madre corrió al Hospital; donde a la hora de haber llegado el niño estaba entubado, y una hora más tarde entró a sala de cirugía. 

La operación, según los médicos que lo asistieron, fue un éxito y el niño estaba bien. Los galenos extrajeron un grano de elote (maíz) de su pulmón izquierdo, luego de que el niño había sufrido una broncoaspiración.

Los padres de Marco permanecieron a la espera de noticias. Marco fue llevado a terapia intensiva, pero en la noche, como a las 8:00 pm, la pareja fue informada de que el niño había sufrido un paro cardíaco, el cual duró más de 6 minutos, al que le siguió otro de menor tiempo. Sin embargo, “Para el sábado 19 de noviembre, nos dicen que el niño tenía muerte cerebral, no iba a despertar”. Marco estuvo así durante 13 largos días, hasta que perdió la batalla el 29 de noviembre a las 10:45 am., relata su madre.

Las dudas

“Es fácil decir: ‘disculpe, fue un accidente’, me dijo la directora. Un accidente que terminó en tragedia”, dice la devastada madre. El padre agrega que al querer pagar la cuenta en la funeraria donde velaron los restos de su hijo, les informaron que la guardería había saldado todo.

Los padres ahora no saben en realidad qué ocurrió con su hijo. Ellos no saben si el niño se ahogó, se desmayó o convulsionó aquel fatídico día. No tienen certeza de qué sucedió con su hijo, si es que la guardería no está preparada para dar primeros auxilios, lo cual estaría mal, ya que esa estancia infantil atiende a muchos menores con discapacidad. “Muchos padres como nosotros están confiados”, por lo que piden esclarecer detalles.

La pareja expresó su impotencia y el coraje que sintieron al creer que su hijo saldría con vida, y luego ver como su vida se fue en manos de otras personas en las que confiaron su cuidado. No se explican cómo es posible que su hijo muriera porque no supieron darle de comer y no supieron darle primeros auxilios.

Triste Navidad

En Nochebuena la familia se sentó a la mesa junto a sus dos hijas, de 11 y 12 años, y junto a los restos de Marco, quien reposa en una cajita de mármol. Han pasado ya muchos días y aún la pareja cuestiona a la guardería, y desean saber ¿qué fue lo que le pasó a su hijo?

Esta es una lamentable tragedia, oremos por el esclarecimiento de este caso, y pidamos por paz y resignación a esta familia que está sufriendo.

Otros están leyendo:

-Maestra estrangula a una niña de un año en guardería

-Policía queda impactado al entrar a guardería, MIRA POR QUÉ


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus