Beliefnet

Mira La Receta de Los Famosos Para Aclarar El Iris De Tus Ojos (página 2)

Eddie Jalmoldroy Justice, de 30 años de edad, murió la fatídica madrugada del domingo, cuando Omar Seddique Mateen irrumpió armado fuertemente en el club gay “Pulse” en Orlando, Florida,  y comenzó a disparar sin piedad contra la multitud, matando a unas 50 personas e hiriendo gravemente a otras 53. 

Eddie J. Justice había acudido al lugar para celebrar una fiesta latina, la cual se llevaba a cabo los fines de semana. En esta ocasión participaban tres Dj. Pero el evento se tornó en tragedia. Justice, junto a otras personas corrieron despavoridos para refugiarse en el baño del local; y mientras estaba atrapado en el lavabo,  Justice le escribió a su madre, detallándole a través de mensajes de texto la pesadilla que estaba viviendo en ese momento. Los angustiosos mensajes comienzan con un pedido de ayuda para concluir de forma escalofriante.

Omar S. Mateen, el atacante, retuvo durante tres horas interminables a un grupo de personas hasta que fuerzas especiales de la policía, accedió a la discoteca utilizando un vehículo blindado el cual estrellaron contra el local, seguido de explosiones controladas. Tan pronto ingresaron a la discoteca, la policía logró eliminar a Seddique, y dice que cree que gracias a ello se salvaron unas 30 vidas.  En este atentado 39 personas murieron en el club, mientras otras 11 perecieron en el hospital.

COMPARTE ESTA NOTA EN FACEBOOK

Aterrador video del atentado en la discoteca en Orlando Florida


La madre de Justice, Mina, se daba golpecitos en el pecho mientras hablaba con la prensa. 

"Tengo un presentimiento. Tengo un mal presentimiento", decía Mina, aún sin saber si su hijo seguía con vida o se encontraba en la lista de fallecidos.

Ninguna madre debería pasar por esto. Lo que sigue a continuación es la última conversación que tuvo Mina con su hijo Justice:

Domingo 12 de junio, 2:06 a.m.
- "Mami te amo", escribió el aterrado Justice.
Continúo escribiendo: "En el club están disparando".
En ese momento, Mina trató de llamar a su hijo, pero no obtuvo respuesta. Así que alarmada y aún media dormida, le escribió un mensaje a su hijo:
- "U ok" (¿Estás bien?)
A las 2:07 am, Justice le contestó: "Atrapado en baño".
Enseguida la madre le preguntó en qué club estaba, a lo que su hijo contestó:
- "Pulse. Downtown. Llama policía".

A las 2:08 am, Justice escribió un mensaje que ninguna madre quisiera leer:

- "Voy a morir", afirmó.

Mina llamó al 911, luego siguió enviando mensajes de textos a su hijo.

La madre cuenta que no imaginaba en qué clase de peligro se encontraba su hijo, quien era un muchacho tranquilo que no se metía en problemas; un niño de la casa; alguien que le gustaba comer e ir al gimnasio. A Justice le encantaba reír y hacer reír a la gente. Era contador y vivía en un condominio en el centro de Orlando.

"Vive en una casa en el aire, como los Supersónicos", dijo la madre. "Vive como rico", agregó.

Mina cuenta que sabía que su hijo era gay y que se encontraba en un club. Angustiada esperaba el siguiente mensaje de su hijo.

De pronto, entró un nuevo mensaje de texto:

- "Llámalos, mami", decía.

- "Ya", le contestó.

Pero desgraciadamente, en ese momento el asesino se acercó hasta donde Justice se encontraba.

Y su hijo escribió:

- "Ya viene"..."voy a morir", afirmó.

La madre le preguntó a su hijo si alguien más estaba herido y en cuál baño se encontraba. 
Y a las 2:42 am, su hijo respondió:

- "Muchos, Sí".

La madre siguió enviándole mensajes, quería saber si ya la policía había llegado.

- "Escríbeme, por favor", le escribió Mina angustiada.

A las 2:46 am, Justice respondió: 

- "No"
- "Todavía en el baño. Nos atrapó. Tienen que venir a rescatarnos".

2:49 am

La madre le aseguró a su hijo que ya la policía estaba allí, que le dijera en cuanto los viera.

- "Apúrense", escribió su hijo.

- "Está en el baño con nosotros", añadió.

Petrificada, le preguntó: 
- "¿El hombre está en el baño con ustedes?"

- "Es un horror", texteó el joven.

2:51 am

- "Sí", contestó Justice, contestando la última pregunta de su madre.

Mina mostró la inquietante conversación que sostuvo con su hijo a la prensa 15 horas después de trágico suceso, cuando aún no sabía nada y esperaba junto a una docena de familiares y amigos en el hotel que se volvió la sala de espera de todos los que tenían un ser querido baleado en Pulse.

"Tengo un presentimiento. Tengo un mal presentimiento", decía la madre. "Su nombre aún no ha salido y eso me da mucho miedo", agregó Mina, cuyo mal presentimiento fue confirmado la madrugada del lunes, su hijo estaba muerto. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus