Las hemorroides es una condición que consiste en la inflamación de las venas del recto y el ano. En un principio, y por vergüenza, las personas sufren en silencio este problema y tardan mucho tiempo en adquirir asistencia médica.

La inflamación se produce en el conducto anal, en los sacos que contienen las vénulas y arteriolas.
Los síntomas de las hemorroides más comunes son

•Dolor
•Ardor
•Inflamación
•El paciente presenta sangrado en algunos casos

Las hemorroides presentan 4 grados de esta enfermedad:

Grado I
En esta etapa las hemorroides han incrementado su tamaño ligeramente y no son visibles fuera del ano. Por lo general, no presentan síntomas, solo su médico, mediante un estudio específico puede detectarla.

Grado II
Las hemorroides Grado II se presenta cuando éstas salen empujadas fuera del ano durante la evacuación, pero rápidamente vuelven a su estado normal, dentro de él.

Grado III
Las hemorroides en Grado III permanecen fuera del ano. Esto representa un verdadero problema para el paciente, pues para regresarlas a su lugar tendrá que hacerlo con la ayuda de un profesional de la salud (o el mismo paciente), quien debe empujarlas hacia dentro ayudándose con el dedo. Sin embargo, las hemorroides pueden nuevamente brotar hacia afuera luego de la defecación o incluso podría ocurrir de manera espontánea.

Grado IV
Este es el Grado más alto y en este caso las hemorroides permanecen fuera del ano permanentemente; ya no es posible introducirlas de forma manual. 

¿Qué ocasiona las hemorroides?

El estreñimiento hemorroidal es una de las principales causas de esta condición. Por otro lado, al paciente padecer de constante estreñimiento, somete la zona anal a mucha presión al momento de evacuar, lo que origina esta molesta condición.

¿Se puede prevenir las hemorroides?

Una vez que el paciente entiende qué ocasiona esta enfermedad, tendrá más claro cómo prevenirla. El estreñimiento es la causa principal, por lo que tienes que luchar para erradicarlo. Para lograr aliviar tu problema de estreñimiento debes ingerir alimentos ricos en fibra y tomar agua con regularidad. Esto es importante, pues cuando las heces llegan al intestino delgado, si el cuerpo requiere absorber agua, lo hará en esta área de tu cuerpo y el contenido a eliminar será seco y duro. Esto ocasiona que las evacuaciones sean escasas, difíciles y dolorosas.
Ingiere alimentos ricos en fibra.

LEE TAMBIÉN:

MIEL Y CANELA curan el colesterol, la artritis, cáncer, vesícula, ayuda a perder peso, el sistema inmune y otras 12 enfermedades más
Científicos aseguran que salir de compras es bueno para la salud
Productos Químicos Comunes Relacionados Con Enfermedad Crónica En Hombres

 
La fibra se divide en soluble e insoluble. Tu cuerpo necesita de ambas para su buen funcionamiento, por lo que tu dieta tiene que ser equilibrada. No excedas los 30 gramos de fibra al día, pues, aunque es necesaria, todos los extremos son malos y un exceso de fibra te generaría el efecto contrario, podría darte diarrea o agravar tus problemas de estreñimiento.

 

¿Qué alimentos contienen fibra soluble?

La fibra soluble es aquella que se disuelve en agua. Es fibra se utiliza especialmente para tratar el colesterol, pues ayuda a mantener el óptimo nivel de azúcar en sangre. La fibra soluble retarda la digestión, por lo que no te ataca la ansiedad.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus