Niña de 12 años encontrada sin vida luego de mandarle desesperados mensajes a su madre diciendo que alguien golpeaba la puerta

Su médico le pedirá realizarse una colonoscopia cuando se necesite confirmar o descartar que usted padece de algún trastorno en el interior del colon o el recto.

Esta prueba se hace por medio de un colonoscopio, el cual tiene una pequeña cámara sujeta a una sonda elástica capaz de recorrer toda la longitud del colon (Recto, sigmoides, colon ascendente, colon trasverso, colon descendente, ciego, intestino delgado). El colonoscopio mide alrededor de un centímetro de diámetro y puede medir entre 122 y 183 centímetros de largo.

¿Por qué se realiza el examen de colonoscopia?

Si a usted le ha sido confirmado la presencia de pólipos o alguna otra condición como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa o colon irritable, su médico querrá darle seguimiento a través de una colonoscopia.

Su médico le indicará este examen, si usted presenta dolor abdominal, pierde peso inexplicablemente o sufre cambios en las deposiciones, heces muy negras o sangre en las heces. Además, su médico le indicará una colonoscopia, si usted presenta anemia o bajo nivel de hierro.

La colonoscopia permite detectar el sangrado digestivo bajo, identificar divertículos, tumores, angiodisplacias, fisuras rectales, hemorroides o cáncer de colon.

Científicamente está demostrado que realizarse una colonoscopia puede reducir notablemente la mortalidad por cáncer de colon.

¿Cómo se realiza un examen de colonoscopia?

La colonoscopia se puede realizar en el despacho de su doctor, ya que es un procedimiento que puede realizarse en el departamento ambulatorio de un hospital.

Preparación antes del examen de colonoscopia

Usted deberá hacer los arreglos necesarios para asistir con alguien al examen para que luego lo lleve a casa. La razón es porque estará aturdido y no podrá conducir después del procedimiento.

Al llegar el día del examen usted deberá comer su última comida a horas temprana de la tarde anterior al día del examen. Esta deberá ser una cena ligera y no deberá ingerir nada más hasta después de su examen. Algunas veces se requiere de una ingesta líquida durante 1 o 3 días previos al examen. También su doctor le podrá indicar laxantes y un enema para limpiar y vaciar los intestinos y prepararlos para la colonoscopia. En definitiva, su proveedor de salud le indicará los pasos que considere necesario para realizar la preparación del intestino.

¿Qué puedo comer antes de una colonoscopia?

Usted puede tomar líquidos claros como caldos o consomé sin grasa, gelatina, café o té claro, bebidas sin colorantes, jugos de frutas colados.

En caso de que tome aspirina, naproxeno, ibuprofeno o cualquier otro anticoagulante. Además, deberá suspender el uso de líquidos o pastillas de hierro. En todo caso, su médico puede solicitar que suspenda el uso de estos durante varios días antes de la colonoscopia. Hable con su doctor sobre los medicamentos que está tomando con regularidad para que le indique cuáles debe suspender y cuales podrá continuar tomando.

Para iniciar el procedimiento le pedirán que se ponga la clásica bata del hospital.

Una vez acostado en la camilla del lado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax. Por lo general, le administrarán un sedante o medicamento por vía intravenosa para que se relaje, y así, no sentirá dolor. Pero no se trata de una anestesia general, pues el paciente respira por sus propios medios y puede despertar en cuanto sea requerido.

Algunos pacientes permanecen conscientes durante una colonoscopia e incluso puede que hable, aunque es probable que luego del examen no recuerde nada.

El especialista introducirá el colonoscopio suavemente a través del ano. Lentamente desplazará con mucho cuidado hasta llegar al intestino grueso. Seguirá avanzando con la misma lentitud hasta llegar al intestino delgado.

Durante el procedimiento, se podrá hacer succión para retirar líquido o heces.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus