Beliefnet

En 6 días eliminarás las piedras en los riñones con este remedio casero

SALTILLO, Coahuila- El pasado 5 de julio de 2016, un grupo de jóvenes pertenecientes a una pandilla decidieron divertirse y pasar el rato de la manera más cruel e irracional que usted pueda imaginar.

 

Los jóvenes, en su mayoría menores de edad, persiguieron a un hombre que padecía de retraso mental desde su nacimiento. Uno de los menores quiso llevar la pésima broma a otro nivel y tomó un recipiente con ácido sulfúrico y vació una gran cantidad sobre el cuerpo del indefenso hombre.

La víctima llevaba por nombre Rigoberto Adame Mejía, de 40 años de edad. Rigoberto desde su nacimiento sufría de retraso mental, no hablaba y se pasaba el día caminando afuera de su casa. La familia de la víctima explica que no había necesidad de supervisarlo, pues Rigoberto era muy dócil y nunca atravesaba la calle.

Desgraciadamente, el 5 de junio los pandilleros decidieron humillarlo. Lo atormentaron por un trato y cuando Rigoberto corrió tratando de huir de sus acosadores, la broma se salió de control, cuando uno de los menores lo bañó con ácido.

Considerando los graves daños que sufrió la víctima, los médicos ordenaron el traslado inmediato del paciente a Saltillo, donde le injertaron piel y trataron de salvarle la vida, pero el ácido sulfúrico causó daños irreparables, perforando sus intestinos.

El martes,  cerca de las 17:30 horas, Rigoberto perdió la batalla en el área de quemados del hospital y partió de este mundo.

Las autoridades informaron que localizaron al principal agresor, que resultó ser un menor de edad de 16 años, el cual fue presentado ante la Delegación Centro de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus