Beliefnet

¡Impresionante! Niños Cantan Una Canción A Dúo Y Dejan A Todos Con Lagrimas En Los Ojos

Luke comenzó su vida sin creer en Dios. Sin embargo, una vez que experimentó el poder salvador de su gracia y amor, cambió su vida para siempre.

Al crecer, no tuvo una vida fácil. Su padre se fue cuando tenía 10 años, su abuelo estaba en la cárcel, su abuela acababa de morir de cáncer. Además, Luke había estado luchando contra la ansiedad y la depresión durante años. Con una vida tan difícil y desordenada al final de su primer año en la escuela secundaria él simplemente sintió que había tenido suficiente y se rindió.

Un día en su soledad Lucas simplemente se puso de rodillas ante Dios y lo adoró. Todos los pensamientos suicidas dejaron su mente. Ya no tenía ninguno de los dolores que sufría. Él era una persona nueva. "¡Gracias Gracias gracias!" Dijo Luke.

A partir de ese momento, alabó a Dios en todo lo que hacía, incluido el fútbol. Cuando anotaba un touchdown, siempre se inclinaba y señalaba al cielo para dar gloria a Dios por su talento. Pero cuando el equipo de Luke llegó a playoffs de segunda ronda, los árbitros le dijeron que iba a ser expulsado del juego si hacía algún gesto durante el juego. Él estaba devastado. Así que en el juego, cuando anotó, sabía que era un milagro ver a 7.000 aficionados apuntando al cielo por él.

Después de su último año, Luke fue reclutado para jugar fútbol en Morehead State University de Kentucky y Dios continuó bendiciendo su vida.

En la universidad se sometió a una cirugía por fractura de muñeca, hubo complicaciones después de la cirugía, incluyendo una infección por estafilococo grave llamada MRSA. La infección se propagó a su cuerpo y los médicos temían que llegara a su corazón. Los médicos le dijeron que no sería capaz de jugar al fútbol. Entonces Dios obró otro milagro en Luke. Seis semanas más tarde, su análisis de sangre era perfecto y fue autorizado para jugar otra vez. Él dijo: "Yo sé que Dios es real. Es la misma sensación que tuve cuando fui salvado. Es la misma sensación que tuve cuando los fanáticos mostraron su apoyo aquella noche y se le dio el crédito a Dios."

Esta historia es muy impactante y digna de ser compartida, ya que demuestra que Dios esta buscando corazones humillados, y a pesar de que nuestra vida pueda ser un desastre, si Dios toma el control todas las cosas resultan para bien.





¡Adiós A Los Puntos Negros Con Este Sencillísimo Tratamiento Casero!

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus