Beliefnet
Esta jeringa podría ser el nuevo salvavidas militar. Se trata de un invento simple capaz de sellar una herida de bala en 20 segundos, y lo mejor es que ya ha sido aprobada por la FDA.
La Food and Drug Administration (FDA) acaba de aprobar el invento al hacer utilizado por alrededor de un año y medio en el campo de batalla, pero se espera que pueda salvar las vidas de civiles en casa.

El invento, llamado xStat, es un dispositivo similar a una jeringa que puede ser utilizada en heridas de mucho riesgo o peligro -una herida profunda, como una lesión por arma de fuego o punzante- inyectando una colección de pequeñas esponjas, super-absorbentes. Se espera que el dispositivo reemplace a las tradicionales vendas de gasa, utilizadas durante siglos por los médicos militares para curar estas heridas, con la diferencia de que esta inyección es especialmente útil para las heridas que no pueden ser envueltas en un torniquete, como una herida en la ingle o la axila..
Las esponjas se expanden dentro de la cavidad, y la presión que esta crea puede bloquear la hemorragia que amenace la vida de una persona en 20 segundos o menos. Esta increíble velocidad es una bendición extraordinaria, lo que podría significar la diferencia entre la vida y la muerte.

"En el momento en que incluso pones un vendaje sobre la herida, la hemorragia ya se ha detenido", dijo a Popular Science el ex médico de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos, John Steinbaugh.

El dispositivo está hecho por la compañía de artefactos médicos con sede en Oregon RevMedx, y fue aprobado inicialmente para uso militar - para detener heridas graves en el campo de batalla - en abril de 2014. El invento fue un regalo del cielo para los soldados, cuya primera causa de muerte es la hemorragia.

Su modo de uso es simple, cada jeringa contiene alrededor de 92 comprimidos recubiertos con esponjas de materiales absorbentes y antimicrobianos, estas son del tamaño de una aspirina común. Las esponjas se hacen a partir de pulpa de madera, un material a base de plantas que no se disuelve en el cuerpo, y está recubierto con quitosano, un material que promueve la coagulación de la sangre y es resistente a la infección bacteriana.

El médico debe simplemente insertar la jeringa en una herida y presionar el émbolo para inyectar las esponjas. Estas diminutas esponjas también están marcadas con una "X" para identificarlas fácilmente en una placa de rayos X, lo que permite una fácil extracción si se queda atascado en el cuerpo.
Una vez inyectado en la herida, estas se hinchan y cubren toda la herida, aferrándose a la humedad en lugar de ser expulsadas. Funcionan de manera extraordinaria por un máximo de cuatro horas, lo que daría tiempo suficiente para transportar al paciente a un hospital para cirugía.

Cada aplicador tiene suficientes esponjas para absorber una pinta de sangre, y hasta tres aplicadores se puede utilizar en un paciente.
Ahora que xStat está aprobado para su uso en la población general, podría ser de gran ayuda y podría cambiar el destino de una persona cuya vida sea amenazada por un trágico accidente. Un invento simple que puede sellar una herida de bala en tan solo 20 segundos ya está aprobado por la FDA.

 

OTROS ESTÁN LEYENDO:


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus