Beliefnet

No importa cómo le llames: pasteles, tortas o bizcochos... ESTOS SON LOS MÁS IMPRESIONANTES DEL MUNDO

Un momento muy especial se vivió en el estadio durante un partido de los ‘Suns de Phoenix’ en la noche del lunes. Fue un episodio más importante que una final o que un campeonato. Fue el triunfo del amor de familia, superior a cualquier triunfo deportivo, pues un niño de 8 años de edad volvió a reunirse con su padre: un soldado que había estado sirviendo por alrededor de  nueve meses junto con tropas estadounidenses en territorio afgano.El pequeño Logan jamás sospechó lo que sucedería. Sus amigos le cubrieron los ojos como a la gallinita ciega, durante un entretiempo del juego.Supuso que al salir escucharía a la multitud y a las animadoras al salir al campo de juego para enfrentarse al oponente. Pero al salir a la cancha, en lugar de enfrentarse al equipo contrario, corrió a los brazos de su padre, pues escuchó su voz. El soldado especializado Jamie Bledsoe había estado en Afganistán durante los últimos nueve meses, y tan pronto su hijo lo abrazó ambos rompieron en llanto. Unas 17.000 personas se pusieron de pie y les regalaron una tremenda ovación.



 
   
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus