Beliefnet

Enfermedades sexuales más comunes en adultos casados


No vas a creer la verdad de por qué te ríes cuando te hacen cosquillas: científicos de la Universidad de Tubinga, una de las universidades más antiguas de Alemania, realizaron estudios para saber  por qué nos causa tanta risa cuando nos hacen cosquillas.

 

Aparentemente, la risa histérica que nos provocan las cosquillas, no es más que un mecanismo de defensa.

 

Según los científicos cuando te hacen cosquillas, se activa la parte del cerebro que se anticipa al dolor, llamada opérculo rolándico, la cual además controla los músculos faciales y aquellas reacciones vocales y emocionales. Es por esta razón, que es posible que intentes atacar accidentalmente a la persona que te está haciendo cosquillas. Este tipo de risa indica sumisión, también indica que reconoces la derrota.

 

Tanto la risa "obligada" como nuestra risa ante algo divertido, ambas risas activan el hipotálamo, que es la región del cerebro más importante para la coordinación de conductas esenciales, que están vinculadas al mantenimiento de nuestro cuerpo. El hipotálamo regula la liberación de hormonas de la hipófisis, mantiene la temperatura corporal y organiza conductas, como el hambre, la sed, el cansancio, el comportamiento sexual y nuestra reacción instintiva ante situaciones que requieran luchar o salir corriendo. Además, es el regulador central de las funciones viscerales autónomas y endócrinas.

 

Pero ¿por qué no nos podemos hacer cosquillas nosotros mismos?

 

Según el Dr. Alan Hirsch: "Cuando le haces cosquillas a alguien, en realidad estimulas las fibras nerviosas amielínicas que causan dolor". Es por esta razón que no podemos hacernos cosquillas nosotros mismo, porque nuestro cerebro es consciente de que no existe ninguna amenaza para producir una respuesta a la acción.



Te puede interesar:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus