♥ 80 Cosas Románticas Que Puedes Hacer Con TU Pareja ♥

Vivimos conectados las 24 horas del día, todos los días de la semana, y siempre tenemos prisa. Muchos de nosotros somos tan activos que cuando llega el momento de dormir, ni siquiera podemos conciliar el sueño.   

El insomnio es un problema mundial. Debido a los riesgos que la falta de sueño tiene para su cuerpo y su salud, el insomnio también es un problema grave que no debe minimizarse. La falta de sueño puede provocar enfermedades cardiovasculares, deterioro cognitivo y arrugas.   

Hay muchos remedios para curar el insomnio. Algunos de ellos simplemente son divertidos (como la idea de que beber antes de acostarse cada noche lo ayudará a dormir mejor), pero hay algunos que resultan ser efectivos para la mayoría de las personas.   

 
Aquí hay algunos remedios naturales para el insomnio respaldados por estudios científicos.   

Terapia de la luz.   

El patrón de sueño de cada individuo es inducido por algo llamado ritmo circadiano, que es controlado por la melatonina. Esta hormona está en conexión directa con la secuencia del día-noche, pero a veces su cuerpo puede "distraerse" y producir melatonina en el momento equivocado, o en cantidades insuficientes.   

Pasamos mucho tiempo en oficinas con iluminación artificial y frente a pantallas azules. Ambos tipos de iluminación alteran la producción de melatonina y, posteriormente, pueden provocar insomnio.   

Para evitar que esto ocurra, apague las luces un par de horas antes de acostarse. La falta de luz estimula la producción de melatonina que le indica a su cuerpo que es hora de dormir.   

 
Terapia de temperatura.   

Cuando se duerme, su cuerpo entra en un estado de reposo que conduce a una disminución normal de la temperatura. Afortunadamente, puede aliviar el insomnio al engañar a su cuerpo para que disminuya la temperatura.   

Las madres conocen muy bien este truco; bañan a sus bebés en agua tibia antes de dormirlos. ¿Por qué no intentar hacer lo mismo? La conexión entre la temperatura y el sueño se ha estudiado en varias ocasiones, y los científicos incluso encontraron la temperatura de sueño perfecta: 65 grados F.   

Para lograr esta temperatura perfecta, puede ventilar la habitación, usar ropa de cama de alta calidad (como algodón o seda) y asegurarse de que su colchón esté en el lado derecho (hay un lado para el invierno y otro para el verano). Todos estos trucos deben garantizar la mejor temperatura para su sueño.   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus